Arduino II: Instalación y primeros pasos (resolución del “Missing digital signature” en Windows8 incluido)

Continuamos con la serie de tutoriales sobre Arduino, que vendrán con el hashtag #Arduino, con una entrada sobre los problemas más comunes a la hora de instalar los drivers, así como los primeros pasos.

arduino

Para llevar a cabo este tutorial, será necesario que tener una placa Arduino, un conector de impresora USB A-B, y un ordenador, tenga Windows, Mac OS o Linux. En mi caso, usaré una placa Arduino UNO (por ser la más habitual, y hasta cierto punto polifacética), y un ordenador con Windows8 (por ser la versión del sistema operativo que más trabas pone a la instalación).

Lo primero que necesitamos, es poder comunicarnos con la placa, para cargarle código que nos permita interactuar con otros dispositivos. Para ello, tendremos que bajarnos el compilador y los drivers, que vienen junto a una biblioteca de ejemplos en una misma carpeta, tanto para Windows, como para Mac OS o Linux (32 bit, 64 bit). La instalación en Linux y Mac OS es muy sencilla, por lo que nos liaremos con Windows, que como siempre representa todo un acumulo de problemas para hacer las labores más sencillas.

Instalando Arduino en Windows

Una vez lo conectemos mediante el cable USB, veremos que en la placa se encienden dos pilotos, uno amarillo verdoso que indica que está encendido (ON), y otro, que puede o no estar encendido, de color naranja, que marca el tráfico de datos entre el procesador y el ordenador. Así mismo, si es la primera vez que enchufamos la placa, Windows buscará infructuosamente los drivers del mismo, mostrando un error.

Si estáis ante un terminal con Windows 7 o inferior, no deberíais tener problema, ya que basta con mostrarle la ruta donde está albergada la carpeta de los drivers (Arduino>Drivers):

PabloYglesias-ArduinoDrivers

El problema viene con Windows 8, que después de hacer éste paso, devuelve un error lógico: “El INF de otro fabricante no contiene información de firma digital“.

Por lo que he podido ver hay poca información al respecto en la red, así que después de estrujarme el cerebro para encontrar la forma de deshabilitar este control, os traigo los pasos que hay que seguir:

  • Vamos a “ejecutar(Tecla de Windows + R), y copiamos “shutdown.exe /r /o /f /t 00“. Con esto estamos reiniciando en modo configuración. Otra manera de llegar a este punto sería desplazando el cursor al margen inferior derecho de la pantalla, Configuración>Cambiar Configuración de PC>Uso General>Inicio Avanzado>Reiniciar.
  • Una vez reiniciado, nos saldrá una página azul con tres botones. Pincharemos en Solucionar Problemas.

Arduino-solucionarProblemas

  • En la nueva ventana, pinchamos en Opciones Avanzadas:

Arduino-opcionesavanzadas

  • Y en la nueva, Configuración de Inicio:

Arduino-configuracioninicio

  • Esta pantalla solo es informativa, y tocará reiniciar:

Arduino-arranque

  • Después de todos estos pasos, nos permitirán por fin elegir la opción 7 (Deshabilitar el uso obligatorio de controladores firmados). Pulsaremos el número 7 por tanto, y reiniciaremos.

Arduino-eleccion

  • Una vez volvamos al escritorio, podremos instalar sin problemas el driver (Windows nos avisará del terrible peligro que nos acecha por tal lascivo acto).

Primeros pasos con Arduino

Una vez ya tenemos Arduino correctamente instalado, lo siguiente es probar si podemos comunicarnos con el sistema. Para ello, basta con abrir el compilador, que tiene la siguiente forma, y configurarlo adecuadamente, mandando al Arduino un archivo de prueba (normalmente Blink).

Arduino-Processing

  • En Herramientas>Tarjeta, elegiremos nuestro modelo de Arduino (en mi caso Arduino UNO).
  • En Herramientas>Puerto Serial, elegiremos el puerto donde está conectado el Arduino (sino lo ha localizado automáticamente.
  • Cargaremos el código Blink, que básicamente hace parpadear la lucecita naranja según el intervalo de tiempo que le hayamos puesto (por defecto 1000 mili segundos). El archivo está en Archivo>Ejemplos>1.Basics>Blink. Para ejecutarlo basta con darle a la flecha que apunta hacia la derecha, del margen superior (el check es para validar únicamente el código).
  • Si lo habéis hecho bien, la lucecita naranja estará parpadeando ¡Ya tenéis correctamente configurado vuestro entorno de desarrollo Arduino!

Algunas cuestiones a tener en cuenta

  • Arduino es un dispositivo bastante robusto, pero no deja de ser un microprocesador, con muchas clavijas y un circuito impreso que puede rayarse con facilidad. Es recomendable tenerlo más o menos protegido, y sacarlo únicamente cuando se va a hacer algo con él.
  • Aunque cierres el compilador de Arduino, el último script insertado se guarda en el procesador, y seguirá funcionando mientras tenga alimentación. Así mismo, la única manera de apagarlo es desconectando el cable que lo alimenta.
  • Cuando estéis trabajando con una placa Arduino, tener cuidado de dónde la ponéis, siendo el mejor sitio encima de una alfombrilla de ratón en una mesa despejada NO METÁLICA. Por Arduino corre una media de 5V (suponiendo que no uses amplificadores), que no es nada, pero puede darte un susto (o cargarte algún dispositivo cercano si hacen mal contacto). Y siempre con las luces hacia arriba.
  • Puesto que estamos ante un dispositivo electrónico, sobra decir que no se lleva bien con los líquidos, y que ni se os ocurra conectar el positivo donde el negativo y viceversa en una pila G.G.

En la siguiente entrada de #Arduino empezaremos con algún que otro ejercicio básico.