desactivar amp

Quería explicar en este artículo por qué, tras mucho pensarlo, he decidido desactivar AMP en PabloYglesias. Y el impacto que ha tenido en el posicionamiento SEO de esta página y en las analíticas de tráfico que tenemos.

Pero antes, un poco de historia…

Auge (y caída) de AMP

Hablé de AMP en 2015, cuando Google presentó el proyecto.

Básicamente, y por si no sabes de qué estamos hablando, AMP es un conjunto de protocolos de diseño web ofrecidos con la idea de acabar creando un estándar que Google sacó en aquella época como alternativa a la paulatina evolución de las aplicaciones móviles web.

Para colmo, hablamos de la época en la que empezó a cobrar protagonismo el mobile first y el diseño responsive. Que, de pronto, los diseñadores de páginas webs debíamos pensar primero en cómo se vería en una pantalla de smartphone nuestras páginas que a cómo se vería desde un monitor de escritorio.

Eso condujo a una época caótica en cuando a gestión de recursos de renderizado. Esta página, de hecho, experimentó como muchas otras un momento una transición complicada del diseño en escritorio hacia el diseño en móviles.

Recordemos además que un dispositivo móvil (sobre todo en aquellos entonces) era un hardware con unas limitaciones claras en cuanto a rendimiento y capacidades. Por ende, todos los apaños que hacíamos los administradores de sitios web para adaptar las páginas a una versión más ligera enfocada a dispositivos móviles eran cuanto menos infructuosos: Las webs tenían que cargar ambos diseños y mostrar el que correspondiese, lo que hacía aumentar los tiempos de carga y encima en un entorno, el móvil, con conexiones 3G (conexiones lentas, vaya) y menor capacidad de renderizado.

Con esto en mente, algunos barajamos la posibilidad de crear una webapp de nuestras webs, a sabiendas que la navegación vía móvil estaba cada vez siendo más importante, y que el hecho de poder colar un icono con un acceso directo a una web embebida en formato aplicación en la home que además podía contar con su propio cacheado local, parecía una gran idea.

Y en ese escenario llegó Google con la propuesta de AMP, o Accelerated Mobile Pages, que venía a ser un conjunto de estándares de cómo debía cargar una página web en dispositivos móviles.

De todas las posibilidades, Google se cargó buena parte de los estándares CSS y HTML5 disponibles, para acotar las opciones, e incluyó algunos nuevos exclusivos de AMP.

Además, y aquí viene lo importante, las páginas en AMP tendrían prioridad en los resultados de búsqueda en su navegador, y para colmo Google ofrecía un sistema de cacheado en sus propios servidores al más puro estilo de una CDN.

Todo siempre y cuando los administradores creáramos versiones AMP de nuestras páginas.

Un servidor se lo estuvo pensando, y al año siguiente, con un rebozado de las tecnologías que usaba PabloYglesias, acabó implementándolo en la web.

De esta manera, y hasta hace relativamente poco, las entradas de esta página podían consumirse en el formato original de la web, o en el formato AMP, incluyendo un /amp al final de la URL.

¿Qué ha cambiado desde entonces?

Pues muy sencillo: Las metodologías de diseño de interfaces web han evolucionado muchísimo en estos últimos años, y si a esto le unes que los smartphones actuales son tanto o incluso más competentes que los ordenadores de escritorio en cuanto a renderizado de páginas web, y que las conexiones 4G y 5G prometen velocidad de transferencia que rivalizan con conexiones por cable, tenemos el hecho de que un estándar como AMP ya no es estrictamente necesario para que la página cargue rápido en móviles.

Lo que me lleva a hablar de las ventajas e inconvenientes de AMP.

Ventajas ACTUALES de AMP

Entre las ventajas que tiene Accelerated Mobile Pages podemos decir que AMP ofrecía/ofrece:

  • Mayor velocidad de carga: Esta era su principal ventaja, pero como explicaba en el párrafo anterior, es lo que menos se ha notado con la evolución tecnológica de estos últimos años. Una web HTML5 bien diseñada hoy en día puede ser incluso más rápida de cargar que su homóloga en AMP. Y a esto júntale que hoy en día todos los CMS cuentan con plantillas diseñadas de forma responsiva, es decir, que se adaptan a diferentes tamaños de pantalla de forma automática. Por tanto, lo que en su día nació como una buena alternativa para, de forma sencilla, hacer páginas que rankearan y se consumieran bien en dispositivos móviles, ahora ya no es estrictamente necesario.
  • Priorización de posicionamiento en los resultados de búsqueda: Obviamente, el que Google decidiera dar prioridad en sus búsquedas al contenido AMP era ya, per sé, una razón para implementarlo. Pero esto en 2021 cambió, y desde entonces Google ya no prioriza resultados basándose en si la web cuenta con versión AMP o no. Hoy en día los Core Web Vitals son junto con la calidad de contenido y la autoridad del enlace los criterios más importantes de cara a que nuestra web esté mejor o peor rankeada.
  • Cacheado de las páginas en los servidores de Google: Esta es en la actualidad la única ventaja clara que tiene AMP frente a versiones web sin AMP. Google sigue cacheando localmente las páginas con AMP, lo que hace que cuando intentas entrar en una web que tiene AMP activo desde los resultados de búsqueda, parezca que la página carga instantáneamente. Pero como veremos, esto puede representar un problema para los administradores. Vamos, que es una manzana envenenada.

Desventajas ACTUALES de AMP

  • Necesidad de mantener dos líneas de diseño distintas: AMP requiere que por un lado mantengamos el diseño de la web sin AMP, y por otro el diseño del propio AMP, duplicando por tanto trabajo para el administrador. Algo que ya ocurría en el pasado, y sigue pasando hoy en día.
  • Pérdida de imagen de marca y control en la versión AMP: Los estándares de AMP son, por razones obvias, muy limitados. Y esto supone aceptar que el look&feel de la página será mucho más simple (en el peor sentido) que el que puedes llegar a obtener con una versión no AMP. Tanto que incluso han empezado a salir extensiones de navegador para móviles que bloquean la carga de AMP. Por ponerte algunos ejemplos, en la antigua PabloYglesias en versión AMP no era posible dejar comentarios, teniendo que darle a un botón de Agregar nuevos comentarios que te llevaba a ese mismo artículo pero en la versión sin AMP, para que pudieras escribir. Y con el cambio, el diseño del menú y los espacios variaban sutilmente, ya que la versión AMP no podía mantener exactamente el mismo diseño que tiene la web responsiva. A esto súmale que muchas funciones de HTML5 y ya ni hablemos de frameworks de javascript estaban capadas en AMP, por lo que, por ejemplo, la mayoría de alternativas a Google Ads no estaban disponibles, obligando a sí o sí, si queríamos monetizar con publicidad el contenido servido vía AMP, usáramos Google Ads. En resumidas cuentas, supone aceptar una serie de limitaciones tanto de funcionalidad como de diseño y monetización que fuerzan a depender aún más del ecosistema de Google.
  • Cacheado de las páginas en los servidores de Google: Y es que como decía en el apartado anterior, esto es a la vez una ventaja y una desventaja. Ventaja porque las páginas cacheadas cargan instantámente si vienes de una búsqueda de Google. Pero desventaja porque, al cargarse en sus servidores… no cuentan como visita para ti. Ese usuario realmente es usuario de Google, no de tu página. Aunque haya consumido el contenido alojado en tu página.

Por qué he abandonado AMP en esta página web

Este último punto es el que, unido a los anteriores, me ha llevado a tomar la decisión de abandonar Google AMP.

Como ya expliqué en más de una ocasión estos últimos dos años, PabloYglesias ha ido perdiendo algo de tráfico continuamente. Sin motivo aparente más allá del ya esperable en la evolución del posicionamiento SEO (Google da prioridad al contenido evergreen, y esta página habla mucho de actualidad; y tampoco hago listados y demás formatos de contenido que a Google le gustan pero que me parece que aportan poco valor a la audiencia).

Llevo ya unos meses implementando una serie de cambios, y entre ellos estaba probar qué pasaría si acabamos abandonando Google AMP.

Me olía que Google me estaba «robando» tráfico, y tengo que decir, dos semanas más tarde de haber implementado el cambio, que en efecto así era.

Concretamente, y como puedes ver en la siguiente gráfica, tras desactivar AMP la página ha recibido un 40% más de visitas constantes. Un 40% de visitas que antes me leían, pero que no llegaban a contabilizarse como lectores de la página debido a que se quedaban con la versión AMP alojada en los servidores de Google.

Google me estaba robando el 40% de las visitas de esta web…

Grafica trafico sin amp

Gráfico comparativo de dos semanas con y sin AMP. Esos bajones que ves se deben a la llegada del fin de semana, pero luego vuelve a subir

Para colmo, el abandono de AMP supone que ya no tengo que duplicar los trabajos de diseño de la página, pudiendo centrarme en la plantilla que uso para realizar todos los cambios, y manteniendo así la misma imagen de marca indistintamente del dispositivo del usuario.

Cómo desactivar AMP y que esto no afecte negativamente al SEO de la página

Dicho esto, quería dejar claro que abandonar AMP no es tan sencillo como, si utilizas un CMS como WordPress, desactivar el plugin que uses para ofrecer AMP y listo.

Si lo haces así, no solo desactivarás AMP, sino que también, muy probablemente, te verás afectado por múltiples errores de posicionamiento que hagan que pierdas posiciones en los rankings de keywords.

Para hacerlo correctamente, los pasos a seguir serían los siguientes:

Asegurarte de que tu hosting va a ser capaz de asumir una carga mayor de solicitudes

Creo que esto ya debería ser de cajón, pero hay que dejar claro que una vez demos el paso, el hosting asumirá todas las solicitudes que previamente asumían los servidores de Google en las búsquedas desde dispositivos móviles.

Que según sea la página y el tráfico que tengamos, puede convertirse en un problema si ya, en la configuración actual con AMP, tenemos un servidor que da problemas de escalabilidad.

No es mi caso, afortunadamente, ya que con el plan de hosting de Siteground (ES) que tengo contratado, tengo asegurados unos mínimos que aún están lejos del volumen habitual de visitas de la web.

desactivar amp wordpress

Desactivar los plugins encargados de ofrecer AMP

El primer paso, por supuesto, sería el de desactivar los plugins que te permitían ofrecer la versión AMP de la página.

Aquí depende del CMS que utilices, pero como puedes ver en WordPress, con desactivar el plugin de Páginas Móviles Aceleradas, y en mi caso también el de AMP Ads Avanzado, fue más que suficiente.

Redirigir consultas de la versión AMP a la no AMP

Una vez hecho esto, deberás saber si estabas ofreciendo la versión AMP de tu contenido mediante parámetros de consulta (es decir, si para ver la versión AMP de tu artículo ponías /?amp) o si lo hacías mediante el modo transicional (si ponías /amp al final del enlace para ver la versión AMP).

Todo para preparar un redireccionamiento que avise a Google de que la versión AMP ya no existe, pero que seguimos teniendo la versión NO AMP disponible.

Redirigir a la versión AMP desde mediante parámetros de consulta (/?amp)

Para ello, crearemos en el archivo functions.php de la plantilla que uses en wordpress la siguiente función:

//Redirigir de /?amp a su canonical
add_action( 'template_redirect', function() {
if ( isset( $_GET['amp'] ) ) {
wp_safe_redirect( remove_query_arg( 'amp' ), 301 );
exit;
}
} );

Recuerda, eso sí, que si actualizas la plantilla este cambio se perderá. Para evitarlo, deberías crear primero un child theme, como explico en este otro tutorial.

Redirigir a la versión AMP desde el modo estándar (/amp)

En este caso, añadiremos al final del archivo .htacess de la carpeta raíz de tu wordpress con el siguiente código:

# Redirigir de AMP a no AMP 
RewriteEngine On
RewriteCond %{REQUEST_URI} (.+)/amp(.*)$
RewriteRule ^ %1/ [R=301,L]
RewriteCond %{QUERY_STRING} ^(.*)?amp=1$
RewriteRule (.*) /$1? [R=301,L]

Revisa los movimientos de las SERPs en próximos días/semanas

Ten en cuenta que el cambio no ocurrirá de la noche a la mañana.

Aunque tú hayas desactivado AMP de tu página, Google seguirá durante días mostrando las versiones cacheadas de muchos de tus artículos en AMP. Por ende, la transición suele tardar alrededor de una o dos semanas.

Además, es importante que en este tiempo revises tu cuenta de Search Console para identificar posibles problemas de indexación que puedan surgir.

Y obviamente, antes de hacer cualquier cambio de este estilo, asegurarte que tu versión en móviles cumple con los estándares de velocidad y calidad que Google exige en sus Core Web Vitals. Para ello, puedes analizar en Google PageSpeed (ES) qué valoración da Google a los enlaces de alguno de tus artículos.

consultoria Presencia en Internet