Cuando el CAPTCHA se vuelve entendible

Hablamos de los captchas hace tiempo, en una entrada sobre fuerza bruta, como uno de los elementos más útiles para evitar el spam.

captcha banner

Lo cierto es que el uso de captchas se ha extendido masivamente durante los últimos años, y hay modelos para dar y tomar. Algunos de ellos llegan a ser realmente molestos para el visitante, algo que puede llegar a jugar en contra de la herramienta.

Pero como suele pasar, los métodos para suplantar la identidad automáticamente en los filtros antispam van evolucionando a la par de las herramientas para protegerse, y ya no es relativamente raro encontrarte con programas que se saltan sin problemas algunos de los captchas más usados.

Minteye, una empresa que se dedica a la distribución de Captchas, sacaba hace poco una nueva versión que mata varios pájaros de un tiro, al ser realmente cómodo de usar por un humano, bastante complicado de saltarse por un bot y que encima muestra publicidad con un ratio de impresión elevadísimo.

captcha

 

Lo que véis en la imagen superior es un captcha, cuya información solo es entendible cuando se arrastra el slide inferior hasta una posición aleatoria. Esto lo hace muy cómodo para el usuario, al únicamente tener que desplazar el ratón o arrastrar con el dedo (sin tener que escribir arrays de caracteres sin sentido). Para colmo, muestra publicidad, por lo que la página gana por cada impresión de la misma, y debido a que la publicidad es el mismo medio de superación del captcha, estaríamos hablando de una campaña con una visibilidad muy elevada.

Una buena solución, con un estudio de las necesidades y requisitos actuales, que espero empiecen a aplicar en la mayoría de los servicios que usamos a diario.