Eclipse es un cortometraje de la escuela parisina de Gobelins, una fábrica creativa que ha parido nombres de jóvenes promesas como Thomas Reteuna, Joël Corcia o  Bernard Som, ambientado en un mundo extraterrestre donde está a punto de ocurrir un suceso cuanto menos inquietante, motivado por un eclipse.

 

La descripción de la obra dicta:

En un planeta lejano, dos científicos que analizan el campo por sus propiedades magnéticas se enfrentan a un fenómeno extraordinario relacionado con el eclipse lunar…

Sus creadores son los jóvenes Théo Guignard, Noé Lecombre y Hugo Moreno, y la estética, unido al estudio de la fotografía y la historia tiene claros indicios en el mundo imaginario de Moebius. Un suplo de aire fresco.