EDIT un día más tarde: La mañana del lunes conocíamos que la Audiencia Nacional ha parado el bloqueo de Telegram temporalmente, en espera de revisar el informe del juez…

El juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, ha ordenado este fin de semana el bloqueo temporal de la aplicación de mensajería instantánea Telegram en España, debido a las reiteradas peticiones no respondidas por la compañia sobre supuestas infracciones de derechos de autor formuladas por varias compañías mediáticas (principalmente, el grupo Mediaset España, Atresmedia, Movistar Plus y la EGEDA).

  • ¿Puede un país democrático bloquear un servicio de mensajería?
  • Más importante aún, ¿debería hacerlo?
  • ¿Es que estamos, entonces, ante un claro caso de censura por parte del gobierno de España, que una vez más se pone de la parte del lobby televisivo, o es justo al contrario?

En este nuevo episodio del podcast enCLAVE DIGITAL, que sí, sale dos días antes de la fecha habitual, debatimos sobre todo esto.

¡Empecemos!

España bloquea Telegram por infracciones de derechos de autor

España bloqueo telegram

En la noche del viernes pasado, algunos medios daban a conocer la decisión de la Audiencia Nacional de prohibir el uso de la red de mensajería instantánea Telegram, que se calcula usan cerca de un 40% de todos los españoles.

¿La razón?

Pues las reiteradas negativas de la compañía que está detrás a dar respuesta a cualquier tipo de solicitud judicial de acceso de datos o borrado/desindexación de contenido en la plataforma con fines de hacer cumplir los derechos de autor.

Básicamente, una demanda conjunta del grupo Mediaset España y del grupo Atresmedia (los dos grandes grupos mediáticos de este país, dueños de prácticamente todas las cadenas privadas de televisión), más Movistar Plus (otra cadena privada cuyo dueño es Telefónica) y la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (más conocida como la EGEDA), han conseguido que la Audiencia Nacional dicte sentencia en contra de Telegram, obligando a las operadoras de telecomunicaciones a cerrar el acceso al servicio.

Dicho en cristiano: Que cierran (temporalmente) Telegram porque en Telegram hay algunos grupos donde se comparten enlaces de piratería de contenido protegido por derechos de autor de estas cadenas, y la compañía que está detrás se niega (no responde) a las peticiones judiciales de cierre de dichos canales.

Así pues, en auto al que El Confidencial tuvo acceso en el fin de semana supimos que el juez daba tres horas de margen para todas las operadoras a bloquear el servicio una vez recibida la notificación.

El juez Pedraz da tres horas a las operadoras para que suspendan Telegram

El magistrado defiende que su decisión es la única posible para garantizar que no se continúen violando los derechos de autor, como denunciaban Mediaset y Atresmedia

Artículo en El Confidencial (ES)

En el momento de preparar este podcast (el guión lo he hecho en la tarde del sábado y lo he revisado en la mañana del domingo justo antes de ponerme a grabarlo, montarlo y subirlo a las plataformas para que lo podáis escuchar el mismo domingo de tarde), aún no se ha hecho efectivo el bloqueo, lo que puede deberse a que, en efecto, aún no han enviado las notificaciones, o bien que una cosa es sentenciar, y otra bien distinta ejecutar técnicamente, como explicaremos un poco más adelante.

Pero… ¿a qué se debe esta medida tan salomónica?

Pues bien, para ello hay que entender primero varios conceptos.

Telegram no es transparente

El primero por el que quiero empezar, y que seguramente es el más conflictivo de todos, es que Telegram no es que se niegue a eliminar estos canales… Es que hace oídos sordos a cualquier petición judicial, sea como en este caso de infracciones de propiedad intelectual, sean casos de acoso o ciberdelitos, sean incluso de pornografía infantil.

El sábado, comentándolo con los miembros del club Negocios Seguros, Jacob Peregrina, abogado de profesión experto en ciberdelitos, y además socio de EliminamosContenido, venía a calmarnos un poco el cabreo que teníamos la mayoría con la medida recordándonos que lo que ha hecho la Audiencia Nacional es totalmente legítimo:

Veo que todo el mundo está hecho un basilisco con el tema Telegram… Y no sé (pero casi aseguraría que no) si alguien se ha leído el Auto del Juez Pedraz… Es posible que se le hayan hinchado los 🥚🥚de pedir información y que no se la proporcionen, así que ha cogido la calle de en medio. La ley lo prevé, así que aplica la ley. Desproporcionado…? Seguramente…

Jacob Peregrina, abogado especializado en delitos telemáticos para los miembros del Club Negocios Seguros

Ante la continua negativa (por no respuesta) de la compañía a eliminar contenido que infringe la regulación española, el juez ha decidido tomar las medidas punitivas contempladas por la ley, que no son otras que el pedir el bloqueo temporal del servicio en el país.

Que sí, que a algunos nos jode que esto haya ocurrido precisamente por supuestas infracciones de propiedad intelectual, y no por casos claramente más graves como son los ciberdelitos o la pornografía infantil.

Que manda narices, por no decir otra cosa, que, al final, se tomen medidas serias contra una compañía solo cuando el lobby de turno, estos grandes grupos mediáticos con el poder suficiente como para generar la suficientemente presión, se unen para tumbar aquello que no les interesa que esté ahí por intereses puramente comerciales, y no cuando el grupo de delitos telemáticos de la Guardia Civil, o la Policía Nacional, lo pide para proteger la vida de sus ciudadanos.

Es lamentable, lo sé.

Pero es lo que hay.

Nos guste, o no.

Aquí estamos pagando justos por pecadores todos, limitándonos el libre ejercicio de derechos fundamentales como es la libertad de información y la libertad de expresión, porque unos cuantos grandes grupos corporativos tienen la capacidad suficiente como para presionar al cierre de un servicio que ni comprenden, ni pretenden comprender.

¿Qué será lo próximo?

¿Bloquear Internet porque ahí también hay contenido protegido por derechos de autor difundido públicamente?

Y en el otro lado del espectro tenemos la postura de Telegram, una compañía que ha vivido muy de cerca el hostigamiento gubernamental sufrido por una dictadura como la rusa, y que esa experiencia fue la razón de que, al final, los dos hermanos fundadores, Nikolái y Pável Dúrov, escapasen del país y acabasen «descentralizando» la empresa.

¿Quieres saber cómo?

Pues ahora mismo lo vamos a ver.

Telegram opera desde un paraíso fiscal

Telegram lleva desde 2021 siendo gestionada por una organización autofinanciada homónima que no tiene tan siquiera sede fiscal en España. Su centro de operaciones está en Dubái, Emiratos Árabes, y su matriz está registrada en las Islas Vírgenes Británicas.

Vaya, que con ese nombre ya te podrás imaginar los motivos…

A fin de cuentas, estas islas, consideradas ya desde hace años un paraíso fiscal, han sido noticia, por ejemplo ,de los Pandora Papers, por citar alguna de estas macro-tramas de evasión de impuestos y lavado de dinero por parte de algunas grandes «riquezas».

Y ojo, que tener sede fiscal en un paraíso fiscal no es ni ilegal ni nada por el estilo.

Cualquiera podemos hacerlo, siempre y cuando tributemos luego nuestros ingresos donde corresponde.

Ahora bien… Seamos sinceros.

Entre la opción de tributar en cada país donde opera una multinacional como Telegram, y sufrir, por tanto, el apetito voraz del gobierno de turno, cada uno imponiendo aranceles e impuestos cada vez mayores, o hacerlo desde unas islas cuyos gobernantes niegan al resto de autoridades a acceder a información tributaria de sus clientes… pese a que lo mismo el coste de fiscalizar desde las islas sea mayor… pues acaba compensando.

Y acaba compensando porque, en efecto, se simplifica mucho la burocracia.

Y porque esa falta de transparencia… digamos que alienta a que estas grandes compañías, o estas grandes riquezas personales, a que igual no declaren todo lo deberían declarar.

Que no sabemos si esto ocurre con Telegram o no, ojo.

De hecho, como no podemos acceder a dicha información ni tan siquiera si el órgano tributario lo exige, queda a la interpretación de cada uno valorar si están evadiendo impuestos o no.

Además, y dejando de lado la parte puramente económica, esa misma falta de transparencia es un as bajo la manga que permite a compañías como Telegram, presumiblemente, escudarse de cumplir la regulación de cada país.

Y digo presumiblemente porque en la práctica, es falso.

Tú, si operas en un país, debes cumplir la regulación de dicho país.

Punto.

Ahora bien, no es lo mismo hacerla cumplir a una empresa debidamente registrada en el mismo país… que hacer que la cumpla una registrada, como decíamos, en las Islas Vírgenes Británicas.

Vete tú a estas pequeñas islas, al lado de Puerto Rico, a pedirle explicaciones a un directivo de Telegram… que seguramente ni tan siquiera esté viviendo allí…

A cambio, y de nuevo, poniéndome del lado de Telegram, esta «descentralización» es lo que les ha permitido no tener que cumplir, al menos que sepamos, las peticiones de acceso a información… digamos por intereses gubernamentales, de países como Rusia, donde recordemos, si eres homosexual o si estás en contra del gobierno, puede que mañana tu avión se estrelle o aparezcas muerto en esa habitación de un hotel por una supuesta intoxicación alimenticia…

Es más, estos dos días hemos estado viendo a todo el mundo (yo el primero que debo entonar el mea culpa) hablar sobre la censura de España con Telegram sin tan siquiera habernos leído la sentencia.

Y basta leerla para darse cuenta de lo muy equivocados que estamos.

Como el bueno de Jacob me recordaba por privado, la sentencia se lleva a cabo por las reiteradas negativas de las Islas Vírgenes Británicas de dar información de contacto de los responsables de la red:

Esta reiterada comisión del delito contra los derechos de la propiedad intelectual justifica la adopción de las medidas cautelares interesadas al concurrir los principios de necesidad, idoneidad y proporcionalidad. Las medidas cautelares solictadas se erigen como las únicas medidas posibles ante la falta de colaboración de las autoridades de Islas Vírgenes. No existe otro tipo de medida que pueda detener la reiteración de los hechos denunciados.

Auto del juez de la Audiencia Nacional

Vamos, que una de cal, y otra de arena.

A Telegram le interesa estar fiscalizados en un paraíso fiscal ya que así ni tan siquiera tienen que llegar a lidiar con peticiones gubernamentales (ya que no hay forma humana de ponerse en contacto con sus responsables), y debido a esto, la Audiencia Nacional de España ha decidido tomar estas medidas tan drásticas.

Cómo se va a llevar la medida a cabo técnicamente

La duda que muchos tenemos aún sobre la mesa es cómo diablos piensan las operadoras restringir el acceso a una plataforma digital que ha sido precisamente diseñada para evitar censura gubernamental.

Si el todopoderoso Roskomnadzor, el Servicio Federal de Supervisión de las Telecomunicaciones, Tecnologías de la Información y Medios de Comunicación ruso, no ha conseguido en todos estos años evitar que buena parte de los ciudadanos rusos utilicen a diario Telegram para acceder a noticias no adulteradas por el régimen… ¿Cómo lo va a hacer Orange, Vodafone, Telefónica, MasMovil y el resto de operadoras de telecomunicaciones que operan en España?

Llegados a este punto, hay varios posibles acercamientos:

O bien bloquean Telegram a nivel de DNS

Lo cual, ya puestos, es super sencillo de evitar.

De hecho, un servidor lleva literalmente años recomendando a todos el que por defecto cambien las DNSs de sus dispositivos por unas que no dependan de la operadora, y por tanto, estén fuera del control de intereses partidistas.

Dediqué hasta un programa del podcast a explicar cómo te espía tu operadora de telecomunicaciones. Te dejo por aquí debajo el enlace por si lo quieres escuchar luego.

Basta una simple configuración en el router de tu casa y/o en el móvil/ordenador, para que éste, a partir de entonces, se conecte a las DNS de organizaciones supranacionales más sensibles con el derecho a la información y acceso a contenido de terceros en Internet, como pueden ser las de CloudFlare (1.1.1.1 y 1.0.0.1) o las de OpenDNS (208.67.222.222 y 208.67.222.220).

Navegarás más rápido, y te olvidas de la mayoría de bloqueos vía operadora.

Te dejo por aquí debajo en la descripción en el enlace al tutorial en el que explico cómo puedes cambiar las DNS en tu dispositivo, y un ranking de las mejores DNS por velocidad y libertad de acceso.

O bien lo hacen a nivel de red

Y, en tal caso, bastaría con usar una VPN que no estuviera bajo el control de estas operadoras para saltarse el bloqueo.

De nuevo, te dejo por aquí debajo en el guión de este podcast el enlace a un tutorial en el que te explico cómo usar una VPN, y cuál recomiendo usar de todas las que hay en el mercado.

Es más, la propia Telegram ofrece en sus ajustes la configuración diferentes proxies para emular conexiones de otros países. Vamos, que incluso con la propia aplicación se podría evitar el bloqueo simplemente cambiando un parámetro por otro.

Es decir, que aún y cuando este bloqueo se lleve a cabo, muy probablemente perfiles como el mío, y el de todos aquellos que estáis en el Club Negocios Seguros (usamos desde hace años un grupo privado de Telegram para comunicarnos) ni nos vamos a enterar.

El problema, no obstante, viene dado por todos esos servicios que utilizan la API de Telegram para ofrecer funcionalidades, algunos de ellos públicos, como, por ejemplo, es el caso de los bomberos de la Generalitat catalana, o el bot de trading en criptomonedas que por ejemplo yo uso para sacar un plus de rendimiento en este tipo de inversiones.

Ya no hablemos de aquellos que utilizan la plataforma como modelo de negocio, y que pueden ver cómo, de la noche a la mañana, se quedan sin ingresos.

Es un ejemplo de guión de algo que llevo años alertando:

Si tu negocio depende de un servicio de terceros, no tienes un negocio, eres empleado de ese servicio.

Da igual que no tengas culpa alguna, si por cuestiones de negocio del propio servicio, o como en este caso, por cuestiones regulatorias, se cierra el servicio, te quedas sin negocio.

Pablo F. Iglesias

Estuvo a punto de pasar hace unos pocos meses con OnlyFans con el jaleo que hubo con Mastercard, y ha pasado con grandes imperios como todos esos medios que nacieron bajo el sol de Facebook, para luego morir cuando la compañía fue sistemáticamente limitando el alcance de sus publicaciones para que estos pagaran por visibilidad.

Porque… ¿quién va a correr con el presumible coste económico que tenga esta medida para todos los negocios que generan caja gracias a canales privados en Telegram?

Ya te digo que nadie.

Te jodes, y listo.

Eso y el grueso de usuarios con el perfil como el de mi madre, que como no tienen ni idea de qué es una DNS o qué es una VPN, sí verán seguramente que, de pronto, no pueden entrar en la aplicación.

Eso y que, de llevarse a cabo, es probable que la aplicación desaparezca de los marketplaces oficiales de Android y iOS, teniendo que instalarla desde fuera del marketplace a mano.

Algo que, de nuevo, complicará un poco más las cosas al grueso de usuarios sin conocimientos técnicos.

Pero para perfiles como el tuyo, que si me estás escuchando es porque perfil muy básico no es que tengas, o el mío, probablemente no nos afecte en demasía.

Dicho todo esto, ahora turno para ti:

  • ¿Consideras esta medida demasiado salomónica o, por el contrario, estás de acuerdo con que se lleve a cabo?
  • ¿Crees que será el fin de Telegram en España o, por el contrario, incluso si se lleva a cabo apenas tendrá impacto para la mayoría de usuarios?

Déjame tus respuestas por aquí debajo, y abramos debate en comentarios

Sobre el videopodcast enCLAVE DIGITAL

enCLAVE DIGITAL es el videopodcast de Pablo F. Iglesias, consultor de presencia digital y reputación online.

Si este contenido te sirve para estar bien informado sobre la actualidad en materia de negocios digitales, reputación y tecnología, te agradecería que le dieras a suscribirte en mi canal de Youtube o en la plataforma de podcasting desde donde me escuchas, le des a Me Gusta, me dejes un comentario o reseña y lo compartas con aquellos a los que les pueda interesar.

¡Seguimos!

Si utilizas otra plataforma de podcasting, busca «enCLAVE DIGITAL« en la app para localizarlo, o visita la página del videopodcast, donde ofrezco enlaces directos a las principales plataformas actuales: