HTML5 en nuestro escritorio

Quien me siga desde hace tiempo, sabrá de mi clara preferencia por los lenguajes web, un paradigma de abstracción más intuitivo y que ofrece de hecho cada vez más ventajas, al sentare el grueso de la experiencia de usuario en acciones en el tercer entorno.

Google-Chrome-Logo

Y el mercado va poco a poco dándome la razón, con el nacimiento de sistemas operativos basados en web como Firefox OS, con el desarrollo de SDKs para SO móviles en HTML5 tales como Tizen OS, Windows 8 o BB10, con la brutal evolución de javascript, de un lenguaje lento y vulnerable, a otro que se mueve como pez en el agua tanto en cliente como en servidor, y en definitiva con un conjunto de lenguajes que han tejido el futuro de la red, y por tanto de la tecnología.

Así es como veo las últimas actualizaciones de Chrome, y no puedo dejar de pensar la lucha interna que debe estar pasando una compañía como Google, que basa su experiencia en la web (Google como buscador), que tiene en su haber uno de los navegadores más usados, que ha desarrollado un SO para PC basado en HTML5, y que por otro lado, cuenta con un cada vez más cercano monopolio de SO móviles con Android, un SO basado en java.

Una situación complicada, puesto que por un lado quiere potenciar el uso de lenguajes web, algo que de seguro le reportará más ingresos, y que como tendencia tecnológica ya es un must do. Y por otro, el poco interés que tendría en hacerlo si quiere mantenerse en la cumbre de la pirámide de SO móviles, con un SDK propio, y obligando a los desarrolladores a programar estrictamente para Android si quieren estar presentes en su plataforma (lo que obliga a las empresas a dividir recursos). Fagocitarse o morir.

Y por ahora parece que pega más lo primero, con la nueva versión de Chrome, que introduce el uso de Apps HTML5 vía escritorio (EN), que pueden trabajar de forma offline, y corriendo en una ventana capada de su navegador ¿Qué quiere decir esto? Pues que sin comerlo ni beberlo, estamos corriendo un cada vez más cercano Chrome OS encima de nuestro sistema. Una genialidad, que seguramente pase a ser algo común en muy poco tiempo, que abre esa hasta ahora impensable apertura de Android hacia las webapps, diluyendo más aún si cabe el uso de aplicaciones nativas y aplicaciones web, fortaleciendo el dominio de la web sobre la informática del siglo pasado.

Así que hoy, más que nunca, os animo a probarlo (están activando poco a poco la opción de descargar el servicio de apps de Chrome en el Escritorio de PC, y se espera para OS X y Linux dentro de poco) de la mano de las dos aplicaciones que en su día desarrollé para esta web.

  • PabloYglesias Speed Access (ES): Un sencillo acceso a nuestro blog, que aparece tanto en la ventana de aplicaciones de Chrome, como ahora en la pantalla de WebApps del escritorio.
  • Actualidad Tecnológica PabloYglesias (ES): Un plugin de navegador, que te permite consultar las últimas entradas de esta santa casa si abrir una nueva pestaña ni quitar las que tienes actualmente, con un simple click.

Podéis ver ejemplos (y compartir) en el mismo enlace. Muchas gracias, y que lo disfrutéis.