La bombilla se reinventa

El crowdfunding o micromecenazgo es un modelo que en la actualidad va normalmente unido a la innovación. Vivimos época de crisis económica, y este modo de sacar adelante un proyecto parece erguirse como la manera más rentable y/o segura para probar suerte con ideas agresivas y desconocidas.

Como ya sabéis, existen varias empresas que se dedican a suministrar todo lo necesario para el crowdfunding, y entre ellas quizás la más conocida sea Kickstarter.

Entre sus páginas, repletas de buenas ideas, hay una que está tomando la delantera por la profunda innovación que supone a uno de los productos que lleva con nosotros desde 1879, y que en todo este tiempo apenas ha evolucionado, aunque sí masificado hasta el punto de que todos tenemos varias en nuestro haber. Hablo, como no, de la bombilla, y más en especial de la nueva bombilla LIFX.

LIFX propone una bombilla de LEDS, que serán controlados vía WIFI por cualquier dispositivo móvil (en principio Android o iOS). Por supuesto, es de bajo consumo (se espera 10 veces menos que una convencional), compatible con los cabezales actuales y una duración de unos 25 años con un uso normal (40.000 horas).

Pero lo realmente interesante del proyecto son todas las funciones que se pueden llegar a hacer con ellas mediante la aplicación para móviles y tablets, y entre las que destaca.

  • Control de luminosidad, tono y color de una o varias bombillas a la vez, tanto automático como manual.
  • Programar acciones de las mismas, como puede ser que se encienda al recibir un mensaje o una llamada.
  • Transformar nuestra casa en una discoteca, al cambiar el color y brillo según la música ambiente.
  • Usarlo como herramienta de seguridad cuando no estemos.
  • Crear juegos de luces por grupos.
  • Servir de punto de acceso WIFI (amplificador de señal) para casas grandes (aquí yo no iba a tener problema).

Os dejo el vídeo demostrativo de Kickstarter, para que babeéis.