La compra de LucasFilm por Disney y los derechos de autor perpetuos

Disney ha anunciado la compra de Lucasfilm, Industrial Light y Magic and Skywalker Sound. Motivo de celebración, en principio, para los fans de Star Wars, ya que se confirma la producción de los episodios VII, VIII y IX.

La noticia saca a relucir un tema bastante candente hace unos años, y es el hecho de que compañías como Disney, que básicamente reparten el bacalao en lo que a derechos de autor en EEUU se refiere, tienen en su haber unas absorciones de gran calado (recordemos que Marvel les pertenece) con el único fin de mantener los derechos de autor durante todo el tiempo que ellos quieran de cara a futuras obras.

De ahí que actualmente se hayan cebado con las películas de superhéroes, que a todos nos encantan, y que por lo general (salvando escasos títulos), acaban dejándote mal sabor de boca.

Disney es la empresa que consiguió aumentar a 95 años el tiempo prudencial para ofrecer los derechos de autor al público, y con esto de sacar varias películas cada dos o tres años se aseguran mantenerlos por tiempo indefinido.

Ahora le toca el turno a Star Wars.

La noticia es interesante, al menos teniendo en cuenta que Lucas lleva tiempo con idea de retirarse, y que posiblemente fuera Star Wars III fuera la última película de la saga. Con la compra, habrá al menos tres más, y según las cláusulas, se mantendrían fieles al modelo marcado por su creador (otra cosa que no valgan para nada). Pero con ello, también viene un problema añadido, y es que la libertad que LucasFilm había dado en 2007 para usar la franquicia en productos y obras adyacentes seguramente se rompa (control centrado y cerrado de derechos de autor), por lo que por un lado tenemos nuevas películas (también se comenta algo sobre televisión y series), y por otro se irán al traste producciones alternativas.

Es hora de pasar Star Wars a una nueva generación de cineastas. Yo estoy haciendo esto para que las películas tengan una vida más larga. Más fans y más gente podrán disfrutar de ellas en el futuro. Lo más importante es proteger a estos personajes y asegurarse de que siguen viviendo en el camino que les creamos.

Habrá que esperar a 2015 para ver el resultado.