Me llena de orgullo y satisfacción…

¡Se acercan las navidades! Esa época en la que la suegra/madre nos levanta a las 8 de la mañana para desayunar en familia con una maquiavélica sonrisa. También es el momento de las cenas de trabajo y reunión de viejos amigos, con los piques y las borracheras esperables.

navidades pabloyglesias 2012

Pero también son los días perfectos para echar la vista hacia atrás y ver qué logros se han obtenido y qué debemos mejorar.

PabloYglesias lleva apenas 7 meses en circulación, y ya amasa más de 450 entradas y 1.158 comentarios, ahí es nada. Desde el principio, habéis mostrado gran interés por colaborar en este espacio, y de verdad que os lo agradezco.

Por motivos personales, no siempre puedo entregaros la calidad que entiendo precisáis, y quería aprovechar el momento para pediros perdón en este sentido. PabloYglesias es una web llevada por un solo hombre, que estudia y trabaja (hasta que el INEM me llame a filas), y tiene la manía de verse envuelto en proyectos de terceros más a menudo de lo recomendable. Por tanto, siempre se me queda en la cuenta de Evernote algún tema que por tiempo no acabo tratándolo, y otros a los que le debería haber dedicado más aún.

Pero dejando de lado el pasado, quería aprovechar para informaros que estas vacaciones espero que sean fructíferas (una esperanza colectiva, seguramente).

Durante esta última semana, habréis notado que se han ido implementando algunos cambios en la web. Cambios pequeños, nuevos widgets, y la desaparición de otros. Esto solo representa el pie de la montaña de ideas que pienso desarrollar durante estas navidades, y que culminarán con una presentación por todo lo alto allá por mediados o finales de Enero.

Serán cambios pequeños pero continuos, que al final darán forma a la nueva imagen de vuestro blog favorito (:)), y que espero sea de vuestro agrado.

Además, tengo pensado ofreceros una campaña promocional con cuatro regalos (no esperéis una tablet, que no hay economía para ello), siendo tres de ellos directos para los más avispados, y uno último a sortear entre todos los participantes.

Y hasta aquí puedo contar…

Disfrutad de estos días, no os entreguéis demasiado a los excesos, y suerte con las riñas familiares. Un servidor seguirá aquí a diario con sus locuras y trastornos habituales, con el fin de brindaros todo lo que merecéis.

Muchas gracias por seguir ahí.

 

Atentamente, Pablo F. Iglesias.