UN ÚLTIMO PASO. Para asegurarte que recibes mis emails, agrégame a contactos. Te va a llevar unos 30 segundos, por aquí te explico cómo, y solo con esto me ayudas a que los gestores de correo no me tachen equivocadamente de SPAM.

Muchísimas gracias, y perdona de antemano que te tutee, pero es lo mínimo que puedo hacer para establecer la relación que espero tengamos a partir de ahora.

No quiero que te quedes únicamente con la idea de que te has suscrito a una newsletter más. Llevamos tiempo manteniendo una comunicación de tú a tú en cada email y así creo que todos queremos que siga. Porque sí, te va a tocar (y de hecho, vas a querer) contestarme. Proponerme nuevos temas, contarme tu vida o lo que quieras. Los emails los escribo a mano y os los envío a cada uno, así que tranqui, que no te va a contestar un robot xD.

¡Nos seguimos leyendo!