Este es una de las newsletters antiguas que se enviaron de forma exclusiva a los miembros del Club Negocios Seguros, y que se liberan públicamente un mes más tarde.

Si quieres recibir las actuales cada martes y jueves en tu bandeja de correo, hazte miembro ahora.

*******

Negocios Seguros

onlyfans

En el mundillo hay un dicho que lamentablemente acaba cumpliéndose en no pocos casos:

Cuando un joven consigue un status de relativo éxito en redes sociales (en base a número de seguidores y tal, ya me entiendes), dependiendo del género la mayoría de cuentas tienden a:

  • Si son chicos: a generar contenido cada vez más loco, con bromas pesadas o pruebas que atentan, incluso, contra su propia integridad o la de los demás.
  • Sin son chicas: a ir poco a poco perdiendo prendas de ropa, sexualizando hasta donde llegue el orgullo de esa persona su contenido.

La razón es muy sencilla. Para mantener ese crecimiento en engagement, lo fácil es entrar en esa espiral de tirarse hacia los extremismos, que es lo que genera morbo y por tanto da al «influencers» su ración de droga: los likes.

En chicos lo que se espera es que hagan gilipolleces. En chicas lo que se espera es que enseñen más carne.

Punto.

Ya expliqué en su día lo difícil que es generar un negocio estable en Internet. Más si cabe si partes de la premisa que tener una cuenta de Instagram o de Tiktok con cientos de miles de seguidores te da una base robusta para montar un negocio alrededor de ella.

Ya he trabajado con varias influencers, y lo cierto es que los resultados que tienen cuando quieren profesionalizar ese éxito son de todo menos para tirar cohetes. Sí, de vez en cuando consiguen alguna colaboración con alguna marca para promocionar sus artículos y puede que hasta les de para comer una temporada. Pero quitando esos acuerdos, en cuanto quieren vender sus propios productos o servicios, se las ven y se las desean.

Sencilla y llanamente porque:

  • Muchos han conseguido su audiencia en base a sorteos o compra de seguidores: Es decir, perfiles que o son falsos, o están ahí para verte la cara, no para comprarte nada. No hay una comunidad, sino más bien unos cuantos de miles de perfiles que te siguen a ti como seguirán a cientos más que hacen lo mismo.
  • Las redes sociales son un medio, no un fin: Ya de base depender de una plataforma de terceros para tu negocio es mala idea (el día de mañana cambia el algoritmo y te vas a la mierda), pero es que además partes de un escenario de todo menos afín a la base de cualquier negocio: la constancia. Hoy Tiktok mola, pero mañana deja de molar y a la mierda el negocio.

Así que en esa búsqueda del ansiado dorado, ahora lo que está de moda, sobre todo entre chicas, es abrirse un Onlyfans: una suerte de Patreon en el que te vendes a cambio de micropagos.

Lo que pasa es que juntas esto con la evolución que te comenté al principio, y acabas en lo esperable: Onlyfans es la nueva meca del porno amateur.

Lo comentaban recientemente por Magnet (ES):

Según las últimas cifras difundidas por la compañía, Onlyfans ha hecho transacciones por valor de 1.000 millones de dólares a sus creadores durante sus últimos cuatro años de existencia, aunque como sabrán los que han estado atentos a las noticias la plataforma ha ganado verdadera relevancia sólo a partir de los confinamientos mundiales de la primavera de este año. Afirman que cuentan con un plantel de al menos 700.000 creadores de contenido y 50 millones de usuarios registrados (EN), y lo han logrado en tiempo récord: en febrero eran 200.000 y 20 millones respectivamente (EN).

Son números realmente sorprendentes, pero lo son más si los comparamos con el resto de plataformas parecidas (datos de junio de este 2020, que es lo último que he encontrado):

  • BOngacams: 343 millones de visitas mensuales
  • Chaturbate: 321 millones de visitas mensuales
  • Livejasmin: 245 millones de visitas mensuales
  • Onlyfans: 83 millones de visitas mensuales
  • Camsoda: 66 millones de visitas mensuales
  • Manyvids: 22.5 millones de visitas mensuales

Como ves, se quedan bastante por debajo de la mayoría de plataformas ya establecidas en número de visitas. Y esto si lo comparamos con los grandes reyes del porno online…:

  • Xvideos:  3.14 billones (trillones de los norteamericanos) de usuarios únicos mensuales
  • Pornhub: 2.85 billones (trillones de los norteamericanos) de usuarios únicos mensuales

(disclaimer: sí, estas dos páginas, por separado, generan más volúmen de visitas que grandes portales como Netflix o Amazon JUNTOS)

Entonces, ¿de dónde viene su éxito? ¿Por qué seguramente algunos de tus conocidos en Twitter, Instagram o Tiktok de pronto se han vuelto actores y actrices porno?

La respuesta es de nuevo mucho más sencilla de lo que parece: Porque Onlyfans da bastante dinero.

Con un mercado bastante copado, su comisión es del 20% de las ganancias de los actores, cuando el sitio que menos se lleva de los citados es el 30% y el que más hasta un 90% (EN). Bongacams, la más popular, se suele llevar un 60% de lo que ganan, con lo cual hay un fuerte incentivo para trasladarse a Onlyfans, sobre todo mientras vaya ganando un público más amplio. Ya desde este momento los comparadores consideran que un performer medio puede estar haciendo tanto dinero en Onlyfans como en Chaturbate o Camsoda.

Por ponerte un símil, un servidor que gestiona toda la parte de mecenazgo de este proyecto mediante Patreon, obtiene más o menos 90% de los beneficios (5% se lo queda la plataforma, y otro 5% se pierde entre intermediarios hasta que llega en euros a mi cuenta).

Claro está que hablamos de generación de contenido en texto, foto y vídeo. Patreon por ejemplo no me ofrece una plataforma para hacer videollamadas grupales como OnlyFans. Y también que yo suelo trabajar un poco más vestido :P.

Eso y que desde fuera nada te hace pensar que eso sea la típica aplicación de porno. No hay visibilidad más allá de la que el actor o actriz haga fuera de la plataforma (de ahí que estén haciendo mucha promoción en sus cuentas en redes sociales). El cliente solo accede al contenido por el que ha pagado.

Pero aquí está el tema.

De pronto para ese grupo de chicos y chicas con bastante éxito en redes sociales y sin conocimientos algunos de montar negocios digitales, se los seduce y se los empuja (pura ley del mercado) a ser cada vez más extremos en su contenido (más contenido agresivo para los chicos, menos ropa para las chicas). Y llega el punto en que X amigo te dice que oye, que se está sacando una pasta enviando fotos un poco más subidas de tono por esta nueva app. La prueban, y de ahí a hacer sesiones privadas hay poco.

Que ahora ya lo de ser gamer como que se ha quedado desfasado, oiga. Ni siquiera lo de vender humo!

Yo de mayor quiero ser Onlyfaner (o como diablos se diga).

Luego vendrán los lloros y las crisis reputacionales…

________

Si quieres recibir contenido exclusivo como éste el día uno y directamente en tu bandeja de correo cada martes y jueves, hazte miembro del Club «NEGOCIOS SEGUROS».

Banner negocios seguros