campaña influencers

Nacho, un alumno del grado en Publicidad y Marketing, me escribió ya hace unas cuantas semanas para conocer mis impresiones sobre el impacto real de las campañas de influencers dentro de la estrategia global de marketing de una compañía de cara a preparar su TFG.

Como suelo hacer en estos casos, acepté de buen grado a responderle a todas y cada una de sus preguntas, cuyas repuestas dejo por aquí por si a alguien le sirven:

En qué año nace su empresa y ¿por qué?

Es complicado decirte, ya que realmente antes de que me dedicase en exclusiva a la Consultoría de Presencia Digital y Reputación Online ya trabajé como freelance, incluso compaginándolo con trabajos por cuenta ajena.

Por tanto, para no pillarme, te diría que desde el 2013, y como necesidad tanto personal como profesional de enfrentarme a más retos que los que me podían ofrecer como trabajador en una gran tecnológica (I+D de Telefónica).

Como habéis percibido la evolución del marketing de influencers en los últimos años

En líneas generales hemos pasado a poder contabilizar de una manera más exacta los outputs de las acciones, aunque lamentablemente seguimos anclados en esos KPIs tan absurdos, sobre todo en el mundillo social media (likes, shares, interactions…).

Consideráis que ha habido un incremento en las marcas que emplean estas acciones

Por supuesto.

Hace años había que abrir mercado en eso de la «digitalización». Ahora cada vez más son los propios clientes los que son conscientes de que lo necesitan y recurren a ti para que les profesionalices las acciones.

Ya sabes: «Si no estás en Internet, no existes para los negocios«.

Cuál es procedimiento en vuestra empresa cuando recibís un (potencial) cliente

Lo primero es preguntarle qué necesita más allá de lo típico «Quiero una web» o «necesito estar en Facebook».

A mi como consultor lo que me interesa es saber qué objetivos de negocio tiene, y en base a ello, prepararle una estrategia por fases, que puede o no incluir redes sociales o desarrollo web, para alcanzarlos.

Se le pasa la propuesta, y si la acepta, ya empezamos con la implementación.

Qué redes sociales trabajáis

Las que se necesiten en cada caso.

Huyo mucho de esa idea de que tienes que estar en Facebook e Instagram porque sí. Es absurda. Cada negocio necesita estar en las redes donde esté su potencial cliente. Punto.

Y hay negocios que no necesitan estar en ninguna.

¿Quién contacta con los influencers, ellos o vosotros?

Lo normal es que seamos nosotros, que para algo nos pagan (¡sic!).

Principales ventajas para una marca del uso de influencers y principales ventajas para un influencer al trabajar para una marca

De cara a la marca:

  • Visibilidad: Sobre todo si se ha elegido bien el influencer, y enfocada a su público objetivo.
  • Ventas: De nuevo si se ha elegido bien el influencer y la acción.

De cara al influencer:

  • Monetizar su trabajo: Que a fin de cuentas es lo que queremos todos, ¿verdad?
  • Un status reputacional específico: En algunos casos, también les permite generar contenido que de otra manera por sus propios recursos no serían capaces de poder hacer.

Realizáis algún seguimiento de las campañas que llevan a cabo las marcas. ¿Qué parámetros usáis?

Hombre, ¡claro! ¿Qué sentido tiene no hacerlo?

Todas las campañas llevan asociados unos informes de rendimiento, que ahondan en los KPIs de negocio todo lo que al menos desde nuestro lado (agencia) somos posibles de cuantificar.

En el caso de campañas publicitarias, por ejemplo, variables como la tasa de conversión y el coste por conversión son críticas para virar e ir optimizando las acciones. Sin ellas, pues como que no estaríamos haciendo bien nuestro trabajo…

Aplicáis una comisión al cliente por contratación de influencers

No es una comisión, es cobrar por nuestro trabajo.

Si somos nosotros quienes diseñamos la campaña y quienes buscamos los canales más adecuados para implementarla, parece que tiene sentido que cobremos por ello :).

Desde vuestro punto de vista, es rentable para una marca contratar un influencer

Sí y no. O mejor dicho, depende.

Ya me pronuncié en su día más a fondo sobre la relación de las marcas con los influencers.

Por nuestra experiencia hemos obtenido bastantes mejores resultados con los micro-influencers y los nano-influencers que con los influencers a secas. Es decir, personas con una exposición pública menor que las celebrities, pero que por su contenido atraen a un público objetivo mucho más de nicho.

Cuesta más encontrarlos (no tienen tanta visibilidad), pero el ROI obtenido suele ser mucho mayor (menor coste por campaña y mejores resultados de negocio al atacar a un público objetivo más específico).

Te sorprenderías la gran cantidad de estrellas de Instagram y TikTok con millones de seguidores que son incapaces de tan siquiera conseguir ventas de un producto que patrocinan. Y en cambio, páginas más humildes como la mía, muy enfocada a las nuevas tecnologías y la seguridad, pues oye, convierten la mar de bien :).