Pensaba escribir una pieza en el blog, pero veo que ya se está echando el tiempo encima, y tampoco le veo sentido publicarla la semana que viene.

El caso es que como seguramente ya sepas el gobierno chino ha anunciado que está preparando su propia versión de la Wikipedia (EN). 20.000 chinos que tendrán como nuevo trabajo preparar en unos meses los cerca de 300.000 artículos, a colación de una media de 1.000 palabras por cada uno, sobre todos los temas habido y por haber, desde la óptica del socialismo, por supuesto.

Al parecer con la idea de «promover la herencia histórica» y «fortalecer los valores esenciales del socialismo». Seguir vendiendo la moto, vamos.

Es decir, coger todo lo bueno que tiene la Wikipedia (proyecto colaborativo, ergo sujeto a múltiples y continuas críticas), eliminarlo, y quedarse con una enciclopedia creada por el régimen. Muy al estilo Chino, ya sabes… 

A veces, cuando me hierve la sangre con la censura que sufrimos en nuestros países, me da por mirar a nuestros amigos los chinos, los rusos, los árabes, y se me pasa el cabreo. Porque manda c$%»`+´!es que se siga permitiendo tamaño abuso de autoridad en pleno siglo XXI, y en algunas de las grandes potencias mundiales.

Iba a tener razón aquel sabio que dijo una vez:

«No hay nación más fuerte que aquella formada por una única lectura de la realidad»

Viva el totalitarismo…