Y ya van dos…

En efecto, amigos. Hoy un servidor (y por ende todos los que me leéis) estamos de enhorabuena. PabloYglesias cumple dos años.

PabloYglesias-2aniversario

Dos años para el blog, ese pequeño reducto que se ha vuelto un hogar recurrente en mi día a día, que no para la web, que cuenta con unos cuantos más. Como decía en el artículo del año pasado, resulta difícil señalar el momento exacto en el que la web pasó de ser un experimento a algo más.

Luego llegó el blog, en principio como excusa de diario personal donde dejar escrito todo aquello que me interesaba y poder consultarlo el día de mañana cuando lo necesitara (tengo memoria de pez, lo reconozco :)), y poco a poco volviéndose una parte más de mi ser.

La página ha sufrido más de un cambio, tanto de diseño como de arquitectura y filosofía. El portal, esa suerte de página principal donde me daba a conocer, acabó por quedar desplazada por el blog, hasta el punto de desaparecer del menú a finales del año pasado.

También, y motivado por el fuerte interés que algunos me habéis transmitido, decidí abrir un nuevo canal (ES) (más bien editorizarlo como era debido), generando contenido exclusivo de larga extensión (ya voy por la segunda edición), haciendo curación informativa más estricta que la que hago en redes sociales, y manteniendo un archivo con casi todas mis aportaciones fuera de los dominios del blog.

Y digo casi todas porque a nivel profesional, la recurrencia de artículos publicados para el CIGTR (EN, ES) no están contemplados en el archivo. Un proyecto apasionante, formado por un equipo rompedor, y al que le tengo un gran aprecio.

También ha sido el año de mi incursión en el emprendimiento, con el apoyo del programa Talentum, y que acabó por trasladarme a Telefónica I+D.

Un año cargado de trabajo, en el que he mantenido (no sin esfuerzo) el artículo diario, llegando a la nada despreciable cita de 924 post (sin contar los que escribo en el CIGTR), y que me habéis pagado con 3.645 comentarios en esta santa casa (calcular que casi la mitad serán respuestas mías). Una experiencia que recomiendo encarecidamente, que me permite (y obliga a) estar actualizado, y que me ha concedido más de una oportunidad, tanto a nivel personal como profesional.

Dos años para un blog personal, pese a que no han sido pocas las propuestas de unificación a redes o venta de espacio a artículos puramente publicitarios. Dos años escuchándoos, entablando amistad con todos vosotros, generando una comunidad bajo los mismos intereses, e incluso llegando a desvirtualizarnos en algún que otro evento.

Una experiencia muy satisfactoria, y que de seguro, durará como mínimo otro tanto.

Muchas gracias.

 

Pablo F. Iglesias