Telecinco intentando acallar al pueblo

Estoy seguro que muchos de los que nos leéis ya estáis al tanto de la situación del bloguero Pablo Herreros, pero en caso de que no sea así, os hago un pequeño resumen.

Pablo Herreros (@PabloHerreros) se hizo famoso a partir de una entrada en su blog el año pasado con el nombre de Estas son las marcas que patrocinan un criminal, en la que pedía a la audiencia abandonar el uso de todos los productos de las marcas que patrocinaban en su momento La Noria, un programa de Telecinco, que había llevado a entrevistar a la madre de El Cuco, uno de los asesinos de Marta del Castillo, pagándole 10.000 euros.

En él, se había redactado una carta que cada usuario podía enviar a las marcas antes mencionadas, informándoles de su interés por dejar de utilizar sus servicios si se mantenía el contrato vigente.

Por supuesto, y gracias en gran parte por una campaña de desprestigio adecuada, las empresas involucradas no tardaron mucho en hacerse eco del malestar social, y pedir disculpas, además de retirar los fondos a Telecinco, que al final tuvo que suspender el programa.

 

Un año más tarde, y en una estrategia que ni entiendo ni espero entender, Telecinco vuelve a sacar el tema, imputando al bloguero por delitos de amenaza y coacción...

Aquí ya no hablamos de una situación individual, sino de un sentimiento colectivo. Que se permita a empresas como Telecinco (que forma parte de uno de los grupos empresariales líderes de Europa) la potestad de decidir qué está bien y qué no, y se escuden en su gabinete de abogados para minar de forma grotesca a cualquiera que levante la voz y sea escuchado por el pueblo es lamentable.

Supongo que muchos de vosotros habréis oído eso de que el pueblo tiene el poder, y no le falta razón. Murallas más grandes han caído, y son estos casos tan aparentemente unsulsos donde debemos levantarnos y apoyar al acosado.

Pablo Herreros dijo algo que la gran mayoría de nosotros apoyaba fervientemente, y ahora lo intentan acallar con el desgaste de juicios que de seguro acabará ganando, pero a costa de tener que dedicar tiempo y dinero en la defensa.

Y afortunadamente vivimos un momento en el que la herramienta está en nuestra mano, internet. Si crees que Pablo Herreros no debería ser imputado. Si crees que es una vergüenza que grandes empresas paguen a familiares de terroristas o terroristas para que aparezcan en la tele. Si crees que no se puede permitir que se dicten las normas a base de talonario, Change.org pone a tu disposición un vehículo para apoyar la causa de Pablo Herreros. Solo tienes que darle a firmar.

Yo ya lo he hecho.

 

Edit a día 27: Telecinco retira su querella contra el bloguero. Según ellos porque Herreros ha reconocido “la libertad de los anunciantes para gestionar sus acciones de publicidad”. Seguro que las más de cien mil firmas que Change.org ha recogido estos días no tienen nada que ver…