Guía de compra de teclados mecánicos: Los tipos que existen y recomendaciones

teclado mecanico

Los miembros de la Comunidad llevan ya unos meses aguantándome con el temita de los teclados mecánicos, y es que aunque parezca una tontería, adentrarse en este mundillo no es algo a priori sencillo.

He estado probando varios e informándome mucho hasta que he dado con el que al menos para mi es el perfecto.

Este artículo, por tanto, es la culminación de toda esa investigación. Hablaré de la parte técnica, de todo lo que tenemos que conocer, pero luego me centraré en lo que nos importa, que es qué teclado deberíamos comprarnos y por qué recomiendo pasar a uno mecánico en cada caso.

¡Vamos al lío!

Teclado mecanico silent

¿Por qué vas a querer un teclado mecánico?

La primera parada es obvia. ¿Esto de los teclados mecánicos no era algo viejo? ¿Me quieres decir por qué a día de hoy voy a querer volver a un teclado mecánico?

En efecto, los teclados mecánicos fueron de los primeros teclados que tuvimos, y de hecho, todavía en muchas oficinas siguen utilizándolos.

Desde hace ya un par de décadas tenemos a nuestra disposición teclados de membrana, que han ido paulatinamente ganando territorio a los mecánicos ya que son más baratos, y ocupan menos espacio. No porque sean mejor, ojo, sino por estas dos razones.

La cuestión, y es aquí donde se marca la diferencia, es que el teclado mecánico que vas a comprar ahora no es ni de lejos igual que los que se usaban antiguamente.

En todo este tiempo el mercado y la tecnología detrás de los teclados mecánicos ha evolucionado muchísimo, y tenemos a nuestra disposición productos con un acabado muy profesional a un precio cercano al que tienen los de membrana, con la mejora que supone.

Y es que principalmente un teclado mecánico tiene tres ventajas:

  • Duran más: Por cómo están diseñados los teclados mecánicos actuales, si una tecla se estropea siempre vas a poder comprar otra e intercambiarla. Esto con los de membrana, y por razones obvias, no puedes hacerlo, teniendo que depender de que en efecto el fabricante tenga recambios y después de haberlo enviado a fábrica. Ergo, que todavía exista una garantía que nos lo cubra. Un teclado mecánico es para toda la vida, sobre todo si como un servidor apuestas por teclas estandarizadas, ya sean las globales, o las de un fabricante en particular.
  • Diseñados para ser más óptimos en el trabajo: Estamos ante teclados de gama media/alta, enfocados, según el caso, a gente que escribe mucho o que juega. Y esto acaba marcando la diferencia cuando como un servidor, pasas bastantes horas delante de la pantalla. Una persona como mi madre, que utiliza el ordenador durante una o dos horas a la semana, está claro que no necesita tener un teclado mecánico. Con el típico de membrana que viene de regalo al comprar el PC le sobra y le basta. Pero cuando tu trabajo requiere largas jornadas el contar con un teclado que haga que canses menos los dedos ayuda. Vaya que si ayuda.
  • El feedback de pulsación: Aquí adelanto ya un tema que será crítico a la hora de elegir qué teclado mecánico queremos comprar, y es que una de las ventajas que tienen estos teclados frente a los de membrana es que la sensación a la hora de pulsar, lo que se suele llamar el feedback, es mucho más acentuada, generando por un lado comodidad, y por otro, como decía anteriormente, facilitándonos la pulsación. Los teclados de membrana emulan esta sensación, pero al no ser mecánicos (no hay componentes físicos que son los que generan de forma natural el feedback) recurren a apaños, como ocurre con la tecnología háptica de los teclados de Apple, o ya puestos, de los joycon de la Nintendo Switch. Son por tanto meros apaños que tiene como objetivo acercar la experiencia de uso de un teclado mecánico a otro teclado cuyas teclas no tienen por diseño esa capacidad de retroceso, y han sido creadas sin las piezas mecánicas necesarias para generar el feedback esperable.

Que lo mismo estás leyendo esto y pensando: ¡Madre mía, vaya soberana gilipollez!

Te puedo asegurar que se nota, y puesto que, de nuevo, esta guía está creada para gente que como tú y como yo trabajamos mucho delante del ordenador (escribimos, programamos…) o le damos mucho a los videojuegos, esas aparentemente pequeñas cosas son la diferencia entre vivir con un permanente codo de tenista o no. O el ser capaces de realizar macros más rápidamente en un juego de lo que es capaz el adversario.

teclado mecanico comparativa

¿Qué tienes que tener en cuenta antes de apostar por un teclado mecánico?

Pues varios puntos. Porque el cambio de un teclado de membrana a uno mecánico no es algo que sea inmediato:

  • Requiere tiempo para acostumbrarse: Ese feedback del que hablábamos hace un momento se debe principalmente a que el retroceso que tiene que hacer la tecla para activarse es considerablemente mayor, lo que nos va a obligar a colocar la mano en una postura más inclinada que lo que seguramente estamos acostumbrados con el teclado de membrana. Ergo, puede ocurrir que sobre todo las primeras horas nos cueste más (nos cansemos más), y sobre todo, sintamos que tenemos que hacer más presión para que haga el click. Es algo que en unas horas se nos pasa, y a la larga hará que seamos más rápidos escribiendo, tan pronto le pillemos el truquillo a la tecla (cada tipo de tecla mecánica tiene una fuerza específica y requiere que se le pulse hasta un nivel X, no hasta el final de la misma como ocurre con los teclados de membrana).
  • Tendremos que hacer una mayor inversión inicial: Hay teclados mecánicos por 50 euros (de hecho uno de los que probé costaba por ahí), pero lo normal es que partan de los 100. Frente a uno de membrana que puede costar 20 o 30 euros. Al final es un dispositivo que vas a utilizar muchísimo (es el principal sistema de entrada de información de un ordenador), con el que más vas a interaccionar en tu día a día, y creo que merece la pena, máxime a sabiendas que a la larga sale más rentable que cualquier otro teclado de membrana.
  • El tema de las lucecitas: Parece que cuesta horrores encontrar un teclado mecánico a estas alturas que no parezca una nave espacial. Hay que comprender que el mercado gamer es de los que más demandan este tipo de teclados, y por tanto, muchos modelos apuestan por formas y colores agresivos, además de incluirles por defecto un sistema de luces en cada tecla que los transforma en una discoteca andante. Pero vaya, que a poco que busques, y a no ser que realmente lo que quieras sea precisamente que llame la atención, también hay en el mercado teclados que aparentan ser «normales», con un tamaño comedido, y que además permiten parametrizar a nuestro antojo las luces, pudiendo dejarlas fijas o utilizando solo una gama de colores específica. Que esto no te quite las ganas.
  • Los teclados mecánicos HACEN ruido: Veremos más adelante qué tipos de teclas hay, y también hablaremos de los de tipo Silent cuyo principal atractivo es que amortiguan el ruido, pero en líneas generales podemos decir que un teclado mecánico hace ruido. O mucho, o bastante, pero siempre lo hacen. Y es algo que tienes que considerar si trabajas en una oficina o con gente cerca, ya que puedes molestarles. E incluso valorarlo ya que hay personas que ese sonido les permite concentrarse más (entra dentro de la experiencia de uso de un teclado mecánico), y a otros les pasa justamente lo contrario.

Por aquí puedes ver una comparativa sonora de cada tipo de teclado mecánico:

Ver en Youtube (EN)

¿Por qué me he pasado a un teclado mecánico?

En mi caso las razones son varias.

La primera y más obvia es que escribo mucho. A la semana solo en el contenido que publico para este proyecto saldrán de media unas 12.000 palabras… sin contar emails y el resto de proyectos en los que estoy envuelto. Y ten en cuenta que también programo (ergo, más tiempo utilizando el teclado) y juego, aunque esto último sea algo más residual.

Y además está el tema del espacio. Hasta el momento, y como ya mostré en ese «unboxing» de mi zona de trabajo, desde hace años utilizo ya únicamente mi ultrabook como ordenador principal, conectándolo a una pantalla ultrapanorámica y a un ratón.

Mi ultrabook actual es táctil, y por ello, es de estos que se giran 360 grados. Pero el problema es que por puro diseño cuando está abierto 360 grados, el teclado se desactiva, lo que me obliga a tenerlo permanentemente cuando trabajo desde casa abierto en 180 grados, y ocupando por tanto casi todo el ancho de la mesa.

Además está el hecho de que siempre hay pulsaciones fantasma en el touchpad, ya que por supuesto tengo que apoyarme cerca de él para escribir.

Gracias al teclado mecánico, he podido esconder el portátil detrás de la pantalla, liberando toda la mesa y escribiendo por tanto de una manera más natural (no tengo ya los antebrazos flotando en la esquina de la mesa).

Podría haber seguido utilizando un teclado de membrana, pero la cosa es que si quiero ser más óptimo en mi trabajo y mi hobby, el paso lógico era irme a por un teclado mecánico.

Y ya te puedo decir que ha sido todo un acierto.

Ahora bien, el camino para descubrir qué tipo de teclado mecánico debería comprar ha sido tortuoso.

Vamos a hablar de los tipos con un pequeño gif animado para entender sus diferencias.

Teclado mecanico silent

Tipos de teclado mecánico

El mundo de los teclados mecánicos es amplísimo, y por ello me voy a centrar en los que podemos considerar estándar, que son los de tipo Cherry.

Cherry es un formato de tecla que la mayoría de fabricantes han acordado como estándar, creado precisamente por Cherry Corporation, que fue de las primeras en centrarse en la creación de teclados a mediados del siglo XX. Es cierto que algunos como Razer o Kailh tienen su propio sistema de teclas (una nomeclatura distinta) pero a la hora de la verdad siempre suelen incluir en la descripción del artículo a qué teclado Cherry corresponden (las teclas no serán intercambiables, pero más o menos la experiencia será semejante a las teclas Cherry que digan).

Vamos a ver por tanto qué tipos de teclados mecánicos hay centrándonos en el tipo de tecla que utilizan, y para quién van dirigidos.

Y para ello nos centraremos en tres puntos principales:

  • Fuerza de actuación: es la cantidad de presión que hay que ejercer para activar la tecla, y se suele medir en gramos. Un teclado de membrana requiere una presión de 60 gramos, mientras que los mecánicos requieren entre 40 y 70 dependiendo del teclado y su finalidad.
  • Punto de actuación: este es el punto en el que la tecla “actúa”. Un teclado pensado para jugar utiliza mecanismos con un punto de actuación en la parte más superior posible del mecanismo para que haciendo menor recorrido el sistema ya cuente el click. La mayoría de teclas lo suelen tener en la parte media.
  • Recorrido: es la distancia desde la pulsación de la tecla hasta que llega al final de la actuación del mecanismo.
  • Mecanismo: Es crítico para entender qué respuesta nos va a ofrecer. Los hay táctiles (una especie de golpe hacia arriba que es lo que nos da el feedback de que ya se ha pulsado), clicky (el típico click) o lineal (no da feedbak ninguno). Si por ahí lees algo de damper, que sepas que es un anillo que se pone dentro de la tecla que hace las veces de amortiguador (las teclas de tipo silent lo suelen incluir).

Vamos con los tipos de teclas y su función:

Cherry MX Red

Cherry Red

Estamos ante el típico teclado para gamers. Si te fijas, la tecla se activa a poco que la pulses, sin tener que llegar ni tan siquiera a la mitad del recorrido, lo que permite ser más rápido escribiendo y habilita también la opción de double tapping (pulsaciones dobles).

Fuerza de actuación: 45 gramos (de las más bajas).

Tipo: Lineal (sin feedback).

Ideal para: Pulsaciones rápidas.

Cherry MX Blue

Cherry Blue

Estamos ante el típico teclado para escritores. La sensación escribiendo con este teclado es bastante parecida a la que ofrecían en su día las máquinas de mecanografía, y como punto negativo que creo conveniente decir que hace bastante ruido.

Fuerza de actuación: 50 gramos.

Tipo: Táctil).

Ideal para: Escritura.

Cherry MX Black

Cherry Black

Es un tipo de tecla que requiere ejercer más presión que la que habitualmente estamos acostumbrados. Se suele decir que está enfocado a aquellos que juegan juegos de estrategia ya que por regla general estos juegos requieren pocas pulsaciones pero pesadas, aunque quizás no sea el más recomendado para escribir/programar. El punto de actuación, por cierto, es el mismo que los Red (un poco antes que el resto).

Fuerza de actuación: 60 gramos.

Tipo: Lineal.

Ideal para: Pulsaciones lentas.

Cherry MX Brown

Son los teclados intermedios. Valen tanto para juegos como para mecanografía, con la ventaja de que no son tan ruidosos como los anteriores.

Fuerza de actuación: 45 gramos.

Tipo: Táctil.

Ideal para: Cualquier cometido.

Cherry MX Silent

Cherry Silent

Básicamente estamos ante unos Red pero silenciosos. Tienen además el punto de activación más alto de todos (tan solo 1.2 mm). Son por tanto los que permiten mayor velocidad de escritura.

Fuerza de actuación: 45 gramos.

Tipo: Táctil.

Ideal para: Pulsaciones rápidas.

Existen más, como los Cherry MX Clear (o White) que son similares a los Brown pero con mayor fuera de actuación (65 gr), y también en algunos sitios verás que en vez de Cherry aparece Gateron, que son copias idénticas a los Cherry pero chinas (y normalmente más baratas).

  • Los Razer Green y los Kailh Blue equivalen a los Cherry MX Blue.
  • Los Razer Orange y los Kailh Brown equivalen a los Cherry MX Brown…
  • Logitech también crea sus teclados bajo la marca Romer G, que equivale a los Brown de Cherry pero con un punto de activación más corto.
Teclado- mecanico fnatic atras

¿Por qué me he decidido por un teclado MX Silent?

Como decía al principio del artículo, un servidor ha estado probando varios, y de hecho he acabado comprando dos (el primero lo he devuelto, claro).

Primero me decanté por un modelo barato de Cherry MX Brown. Concretamente, el ACGAM AG-109R, que cuenta por supuesto con retroiluminación y Anti-Ghosting, además de todo lo esperable en este tipo de teclados (un driver que te permite crear hasta tres perfiles distintos, la posibilidad de definir macros y remapear funciones de teclas…).

Y lo cierto es que estaba muy bien salvo por dos cuestiones:

  • Tenía zona numérica: En el lateral derecho incluía la típica zona numérica que yo, sinceramente, no utilizo. Lo que hacía que ocupase más en la mesa.
  • Era muy ruidoso: A mi no era algo que me molestase en exceso, pero mi pareja trabajando en el piso de abajo se quejaba continuamente. Y oye, la idea es que trabajemos ambos sin molestarnos.

Sigue siendo un teclado que recomendaría por precio (apenas 50 euros) ya que las teclas Brown se me antojan las más equilibradas de todas, y el que estuviera creado con una base metálica lo hace muy robusto (es importante para que no se mueva o baile cuando estamos escribiendo).

Pero si buscas algo de un nivel superior, y sobre todo, que no haga tanto ruido, creo que de las mejores opciones que tenemos en la actualidad es el de Fnatic.

Disponible tanto con el teclado numérico como sin él (yo he cogido el segundo), tiene un tamaño muy comedido, no parece una nave espacial, y además ya incluye un reposamuñecas (cosa que claramente agradezco y te recomendaría tener).

Además de, por supuesto, todo lo esperable a nivel de parametrización (puedes hacer que parezca una discoteca, tranquilo), con las teclas MX Silent cuya experiencia, sinceramente, no se aleja tanto de lo que seguramente ya estás acostumbrado (requieren poco esfuerzo para pulsarlas y tienen un nivel de activación muy alto, ergo menos recorrido necesario).

Menor retroceso necesario, ergo más rapidez sin sacrificar en ruido, por lo que estoy la mar de contento.

Te he ido poniendo fotos de éste y del otro a lo largo de toda la pieza para que puedas comparar.

Conclusiones

Mi recomendación final es que si puedes pruebes varios teclados con distintas teclas, a ver con cuál te sientes más cómodo.

En mi caso, por ejemplo, me siento más cómodo escribiendo con teclas Silent, que no dejan de ser teclas Red, pese a que en teoría estas teclas son peores para escribir que las Blue, las cuales se me antojaban bastante pesadas y muy pero que muy ruidosas.

Cada persona es un mundo, así que si te animas, acuérdate de pasarte por aquí y contárnoslo.

Y si tienes alguna duda, soy todo oídos :).

¡Espero que te haya servido este tutorial, y nos vemos en el siguiente!