privacy sandbox

Este es una de las newsletters antiguas que se enviaron de forma exclusiva a los miembros del Club Negocios Seguros, y que se liberan públicamente un mes más tarde.

Si quieres recibir las actuales cada martes y jueves en tu bandeja de correo, hazte miembro ahora.

*******

Negocios Seguros

Newsletter 892

*************

Pues el día ha llegado.

Después de años pegándonos con el tema de las cookies, esta última semana ha comenzado realmente el plan de Google para abandonarlas.

¿Cómo? Pues con la llegada de Privacy Sandbox a Chrome.

Te lo explico todo en detalle.

¿Qué es Privacy Sandbox?

Empecemos por el principio.

Privcacy Sandbox es la respuesta de Google frente a la paulatina caída en desgracia de las cookies.

Como ya sabrás, las cookies son unos documentos que almacenas localmente en tu dispositivo con información sobre las páginas donde navegas.

Por ejemplo, cuando entras a mi web, en alguna carpeta de tu dispositivo se crea una cookies que almacena algunos datos, como pueden ser los de sesión, de manera que la próxima vez que entres en la página, ya no haga falta que vuelvas a recuperar esa información. La tienes tú en local.

Las cookies son, por tanto, una herramienta que nos ha acompañado estos últimos años, y que ha servido de muchísimo para facilitar la interoperatividad y comunicación entre cliente y servidor.

¿Cuál es el problema?

Pues como en todo… los malos usos.

Porque una cosa es, en efecto, usar las cookies para mejorar la usabilidad en servicios digitales… y otra muy distinta es usarlas para la recolección masiva de datos personales.

Servicios como Meta (ya sabes, Facebook, Instagram y compañía) han estado durante años abusando de estos complementos de navegación para scrapear a todos los usuarios, e identificarlos incluso si estos no tenían cuenta dentro de sus plataformas… mientras navegaban por la red.

Gracias a ello, una plataforma como Facebook podía, por ejemplo, saber tus intereses ya no solo por el uso que le dieras a Facebook, sino porque navegas por páginas webs que tienen instalado el pixel de Facebook, y gracias a que este monitorizaba las cookies de terceros, sabía por dónde estabas navegando.

De hecho, es un tema al que le dediqué en su día un artículo en profundidad titulado Los tentáculos de Facebook son cada vez más largos… y sutiles, así que no me voy a repetir mucho más.

¿Qué ofrece Privacy Sandbox?

Pues bien.

Con Privacy Sandbox lo que obtenemos es una herramienta que irá paulatinamente bloqueando todas estas cookies de terceros.

Es una herramienta, no obstante, que está aún en beta, por lo que el paso se irá haciendo gradualmente, ya que por razones obvias, no es tan fácil segmentar entre cookies de función y cookies de terceros… a no ser que sea el propio administrador quien lo haga e informe con ello al navegador.

Por detrás de Privacy Sandbox, lo que espera Google es crear un estándar que nos permita virar hacia un escenario digital donde las cookies de terceros ya no se usen.

Obviamente, Google no es una hermanita de caridad, y hace esto porque PREVIAMENTE ya ha diseñado su alternativa a las cookies, FLoC. Una que, como ya expliqué, está basada en la probabilidad algorítmica y los patrones.

Desde entonces, para segmentar campañas publicitarias en Google, lo que la empresa sabe de nosotros ya no es que eres un hombre de tal rango de edad con una serie de intereses X, sino que probabilísticamente hablando, tienes un, por ejemplo, 97% de posibilidades de ser hombre, un 84% de estar entre los X y los Y años, y que además, estás interesado con un 77% en tal cosa.

Es decir, trabajan con datos agregados, y no identificativos. Lo que sí, les permite sacar pecho y decir que protegen la privacidad… y de paso, que es el verdadero motivo por el que han hecho esto, cumplir la regulación europea y evitar, en la medida de lo posible, otra futura multa astronómica.

¿Cómo funciona Privacy Sandbox?

Muy sencillo.

Una vez activa, la herramienta bloqueará por defecto aquellas cookies que considera de terceros y/o te dará la opción para que tú decidas cuál cargas y cuál no.

Junto con esto, Google ha sacado una serie de APIs que permitirán a los negocios migrar a un escenario de monitorización agrupada, y no identificativa, como ellos mismos han hecho.

Lo que en sí, todo hay que decirlo, limita la capacidad de su posible competencia.

A fin de cuentas, el uso de cookies de seguimiento era una manera muy sencilla de que cualquiera pudiera ofrecer una alternativa a, por ejemplo, Google Analytics.

Sin ellas, es probable que aquellos agentes más pequeños (no hablo obviamente de Meta, sino de propuestas locales, por ejemplo) tengan que recurrir a las APIs de Google para implementar sistemas de monitorización y estadística, y por tanto, mantener aún más el dominio del gigante de las búsquedas.

¿Cómo podemos activarlo?

Hay que dejar claro que esto, por ahora, solo está disponible en las últimas versiones de Chrome.

Si usas Chrome como navegador (o una versión de Chromium, como es mi caso), basta con que escribas en la barra de direcciones chrome://flags, y luego, en la búsqueda, #tracking-protection-3pcd

Te saldrá una única opción que vendrá, por defecto, seguramente desactivada. La activas y reinicias el navegador.

A partir de entonces, tendrás una opción dentro de la sección de Privacidad y seguridad de la configuración del navegador, llamada Protección frente al seguimiento.

Ahí, además de mostrarte una serie de informaciones sobre cómo funciona el bloqueo por defecto, te darán la opción de activar el Bloquear todas las cookies de terceros.

Pero ojo: Recalco que esto está aún en fase de pruebas, y es bastante probable que haya páginas donde, directamente, si lo activas parte de la web, o toda ella, deje de funcionar.

Como decía al comienzo, hablamos de una opción aún en desarrollo. Y ya sabes lo que pasa cuando tú eres el betatester :D.

¡Tú decides!

________

Si quieres recibir contenido exclusivo como éste el día uno y directamente en tu bandeja de correo cada martes y jueves, hazte miembro del Club «NEGOCIOS SEGUROS».

Banner negocios seguros