Este es un ejemplo de los artículos que semanalmente escribo de forma exclusiva para los mecenas de la Comunidad.


Si quieres recibir contenido exclusivo como éste directamente en tu bandeja de correo, revisa las opciones de mecenazgo de esta página.

*******

cookie monster

Imagínate la situación:

Hawkins es un artista visual que un buen día recibe la llamada de un arrendador con el encargo de pintarle la fachada de su local.

¿El encargo? Un monstruo de las galletas al estilo soviético.

Se reunió con Hawkins en persona el día después del Día de Acción de Gracias y le proporcionó la pintura y la mitad de la tarifa prometida. Se volvieron a encontrar un par de días después para almorzar, cuando el trabajo estaba casi terminado. Hawkins le mostró fotografías. El patrón parecía feliz. Le envió a Hawkins el resto del dinero.

Ya con el trabajo terminado, Hawkins lo invitó a bajar para ver el resultado final, pero su cliente no contestó al teléfono. Hawkins llamó de nuevo. Sin respuesta. Hawkins envió un correo electrónico. De nuevo, no hay respuesta.


Dos días después, Hawkins recibió una llamada del arrendador. No estaba contento.

¿Por qué diablos estás pintando esta mierda en mi pared?” preguntaba Hawkins. “Así que le expliqué, pero él dijo: ‘Nunca te contraté y soy dueño de este maldito edificio. No creo una palabra de tus malditas mentiras’, y me colgó”.

El verdadero arrendador pintó sobre el mural antes de que Hawkins pudiera obtener algo mejor que unas pocas instantáneas en su teléfono. En total, su obra existió durante aproximadamente una semana.

Fallos de autenticación

Que podría quedarse en una mera anécdota (EN), sino fuera porque:

  • Hawkins se enfrenta a una potencial multa por hacer grafitis ilegales en propiedades privadas.
  • Para colmo, esto le ha causado una crisis reputacional en el pueblo donde vive, de menos de 100.000 habitantes.

Los habitantes de la ciudad están enojados con él por pintarla. “Ahora soy el malvado Grinch y recibo correo de odio”, dijo. El sitio en sí, mientras tanto, se ha convertido en una especie de monumento, según una foto publicada en Twitter, con miembros del público amantes de los murales que dejan atrás osos de peluche, flores y velas.

Esto, que dicho por aquí casi suena a cachondeo o a fantasía, es el día a día en derroteros digitales.

¿Te acuerdas de mi escarceo amoroso con la Capitana del ejército de EEUU Kristen Griest? Pues eso mismo :).


Asumimos que quien nos está hablando desde el otro lado de la pantalla es quien dice ser. Y a veces lo es, a veces no.

Si ni siquiera podemos estar seguros que alguien que tenemos delante es quien dice ser, imagínate cuando ese alguien está detrás de una pantalla.

Que esta pequeña anécdota te sirva para ser precavid@.

En el mundo digital, por supuesto, pero también a pie de calle.

________

Este es un ejemplo de los artículos que semanalmente escribo de forma exclusiva para los mecenas de la Comunidad.

Si quieres recibir contenido exclusivo como éste directamente en tu bandeja de correo, revisa las opciones de mecenazgo de esta página.


Articulo exclusivo PabloYglesias