Este es un ejemplo de los artículos que semanalmente escribo de forma exclusiva para los mecenas de la Comunidad.

Si quieres recibir contenido exclusivo como éste directamente en tu bandeja de correo, revisa las opciones de mecenazgo de esta página.

*******

Nube

Soy muy pesado con eso de apostar por servicios basados en la nube, pero es que las ventajas superan en tanto a las desventajas frente al paradigma de servidores físicos que se me antoja verdaderamente absurdo pretender que en 2019 sigamos centrados en mantener una infraestructura propia.

El otro día, sin ir más lejos, me he tenido que comer la lengua cuando en una gestoría en la que estaba para hacer algo de papeleo varios trabajadores se quejaban de que sus correos no funcionaban.

Que me hubiera quedado bien contento diciéndoles eso de: ¿os habéis planteado migrar a algo como GSuite? Ya no solo porque esto NO os va a volver a pasar, y ni tan siquiera a sabiendas de que la usabilidad final del día a día se va a ver incrementada (ergo, mayor productividad, mayor felicidad de los trabajadores…), sino que como expliqué no hace mucho, para colmo minimizamos hasta el extremo el principal vector de ataque a empresas de la actualidad (campañas de phishing) y borramos la posibilidad de que nuestra organización sea víctima de un ransomware, que de nuevo es el mayor riesgo al que están expuestas las organizaciones hoy en día.

Así, tan sencillo como suena. Por apenas 4 u 8 euros por cuenta al mes.

Pero no vengo por aquí para volver a venderte la moto.

Nube

Lo cierto es que escribo esta pieza después de haber leído el artículo que la semana pasada publicaba Hipertextual (ES), y que venía a decir que incluso las grandes multinacionales están intentando deshacerse de todos esos CPDs multimillonarios que hace apenas una o dos décadas se vanagloriaban de estar montando.

Telefónica Data está explorando la venta de todos sus centros de procesamiento de datos a cambio de unos 500 o 600 millones de euros. Y lo mismo el BBVA, por poner dos de las grandes empresas tecnológicas españolas.

¿Que qué van a hacer entonces con todos sus datos (y bueno, con los nuestros)?

Muy sencillo. Apostar por las infraestructuras que “les sobran” a los gigantes del momento:Amazon, Google, Microsoft…

Y lo más importante de todo. ¿Por qué demonios van a querer “venderse” a otras multinacionales que incluso son competencia directa suya?

Simplemente porque los números no salen.

Que mantener un centro de datos propio cuesta horrores, y es exactamente igual que comprar un coche: en el momento de la compra/creación, su valor de mercado ya ha bajado, y a partir de entonces será un gasto extra que no hará más que aumentar con el tiempo.

Que puestos a elegir, y a sabiendas de las garantías con las cuenta la virtualización en la nube, ese marrón se lo tendrá que comer el proveedor, y a cambio de un pago mensual nosotros contamos SIEMPRE con el mejor hardware y software a nuestra disposición.

Vaya, que al final el tener tu propio servidor no solo sale poco rentable a una PYME o un profesional, sino incluso a los gigantes tecnológicos cuyo modelo de negocio no es, por supuesto, ofrecer nube a terceros.

Un soplo de sentido común en una industria que muchas veces anda falto de ello.

Porque bien recuerdo cuando trabajaba en Telefónica I+D y tuvimos que pelearnos porque nos dieran acceso al CPD, que al parecer estaba casi por completo ocupado de proyectos ya obsoletos que por politiqueo X directivo se negaba a desenchufar…

________

Este es un ejemplo de los artículos que semanalmente escribo de forma exclusiva para los mecenas de la Comunidad.

Si quieres recibir contenido exclusivo como éste directamente en tu bandeja de correo, revisa las opciones de mecenazgo de esta página.

Articulo exclusivo PabloYglesias