Este es una de las newsletters antiguas que se enviaron de forma exclusiva a los miembros del Club Negocios Seguros.

Si quieres recibir las actuales cada martes y jueves en tu bandeja de correo, hazte miembro ahora.

*******

Negocios Seguros

sideloading ios

De verdad que no puedo con la desfachatez de algunas compañías.

Que lo puedo llegar hasta a comprender a nivel puramente de negocio. Pero que sigo sin verlo incluso cuando hablamos de imagen de marca, que incide directamente en el negocio.

Básicamente, ya sabes que llevamos unos cuantos meses (años ya) con la pugna de las grandes compañías tecnológicas y el dichoso sideloading.

En MacOS, Linux y Windows, herederos de una época en la que los sistemas operativos tenían que ser más abiertos, eso de poder instalar aplicaciones desde cualquier lado estaba y sigue estando asegurado.

La cosa sin embargo cambió cuando llegaron los sistemas operativos móviles:

  • En Android se permite también el sideloading.
  • En iOS no.

Por supuesto, no hay buenos y malos en esta película.

Apple y el sideloading

El que el usuario pueda instalar de fuentes externas conlleva siempre asumir un riesgo extra. Y, por otro lado, da mayores garantías al usuario, que compra un producto que puede modificar a su antojo.

Pero a Apple, garante como es la empresa de cerrar todo lo que sea posible cerrar, la idea de que el usuario pueda hacer lo que le de la gana… como que les genera grima. Uno de esos sarpullidos molestos que no paras de rascarte.

Y les da tirria porque eso supondría, de facto, perder parte del negocio que está ahora mismo creciendo a mayor ritmo: el de sus servicios, y en particular todo el monopolio que tiene montado con la App Store.

Por ponerlo en contexto, hoy en día para Apple la rama de servicios ya representa 1 de cada 4 dólares que gana la compañía. Más que por ventas de ordenadores. Más que por ventas de iPads, que se dice pronto.

Si acaban forzados, como apuntan las regulaciones de zonas como la Euro, y algunas nacionales como la de Japón o Corea del Sur, a ofrecer la instalación de fuentes de terceros, esto supondría perder una parte de ese 30% (o 15% desde no hace tanto) de comisión que se llevan por todo lo que entre desde la App Store. Seguramente poca (en Android se permite desde hace años, y mira tú por dónde, la amplia mayoría seguimos instalando solo apps que están en Google Play), pero parte a fin de cuentas.

Y no solo eso. Supone de facto aumentar exponencialmente las dudas que muy probablemente tendrán los usuarios en sus App Store (oye mira, me ha salido esto y no sé lo que es), lo que al final también es dinero invertido en tiempo perdido de atención al cliente.

Esta es, de lejos, la principal razón para negarse a ofrecer el sideloading.

A Apple le saldría caro abrirse.

Pero, sin embargo, siguen empeñados, de cara a la opinión pública, a asegurar que esto lo hacen para protegernos.

  • El primero, Federighi, el otro día en el Web Summit 2021, que expuso nuevamente que el sideloading es la razón de por qué, según datos de Apple, Android tiene entre 15 y 47 más malware que iOS por el sideloading.
  • El segundo, el propio Tim Cook en el evento DealBook del The New York Times, donde aseguró que el sideloading es «como si un fabricante de coches le dijera a un cliente que no pusiera airbags y cinturones de seguridad en el coche».

La realidad es que el sideloading hace años que ya se puede hacer en iOS, solo que requiere para ello una firma a priori solo accesible para desarrolladores certificados, y que además, requiere que se firme como mínimo cada semana conectando el dispositivo al servidor de la firma.

Vamos, que está diseñado para que las empresas tengan apps propias de desarrollo en entornos muy limitados.

Técnicamente es posible, por tanto, pero no se abre al populacho, al parecer, por seguridad.

Que, en efecto, parte de razón tienen. Si miramos solo el tema desde la óptica de la seguridad, por supuesto que mientras más cerrado está todo, menos potenciales ataques hay. Con esto en mente, de hecho, no sé ni porqué ofrecen móviles capaces de conectarse a la red, si sería mucho más seguro un iPhone sin red de datos o conectividad WiFi…

Pero, ¿no quedarían mucho mejor si reconocieran que, en efecto, hay una parte de preocupación por la seguridad de sus usuarios… y otra que les afectaría significativamente a su negocio?

Que no nos tomen como niños. Que no hace falta que nos infantilicen.

Algo de lo que quiero dejar claro que no solo peca Apple.

Sin ir más lejos, a Google le han metido una multita de nada (2,400 millones, calderilla para ellos) en la UE tras demostrarse que, oh sorpresa, estaban influyendo interesadamente en los resultados de búsqueda (ES), dando prioridad a sus propios servicios frente a la competencia.

Algo que a todas luces era obvio, y cada vez con más descargo, pero que desde Alphabet siempre han defendido que se debe a la propia decisión algorítmica de su sistema.

¡Mis cojones!

________

Si quieres recibir contenido exclusivo como éste el día uno y directamente en tu bandeja de correo cada martes y jueves, hazte miembro del Club «NEGOCIOS SEGUROS».

Banner negocios seguros