limpiar bd wordpress

Soy un desastre para estas cosas.

En mi caso, se cumple al dedillo el tópico de en casa del herrero, cuchara de palo.

Mira que tengo que hacer para clientes cada dos por tres trabajos de WPO, pero en esta santa casa, y salvando acciones que tengo automatizadas, más allá del cacheado estático y cuatro cosas más de SEO, de WPO he hecho «menos y ná».

Para que te hagas una idea, la base de datos de esta página pesaba, antes de ponerme manos a la obra, casi 300 MBs. 300 megas, sí. no me estoy confundiendo.

Hablamos de una base de datos que, salvando la eliminación periódica de algunos elementos como las revisiones, los autodrafts y poco más, lleva sin tocarse desde que se creó la web en WordPress, es decir, hace más de 10 años.

En todo este tiempo la página ha sufrido no pocos cambios (el último gordo a principios de este mes…), tanto de plantillas como de plugins. Es más, llevo literalmente más de una década probando cientos de plugins en esta página, a modo de cobaya, lo que me ha permitido saber cuáles funcionan y cuáles no para mis clientes.

Así pues, como te decía, aunque desde fuera de la página la web carga bastante rápido, es entrar en el panel de administrador de la misma, y los tiempos de espera aumentan drásticamente.

Lo cual es totalmente normal. A fin de cuentas, como te decía, el WordPress tiene que cargar tablas de la base de datos que llegan a pesar varias decenas de megas.

Casualidades de la vida, hace unas semanas en el evento de Raiola presentaron WP Database Tools. Un plugin que viene a suplir justo esto, así que, pasada ya la resaca post-evento, le escribí a Alavarito por ver si era posible ya probar el plugin, y puesto que tenían la versión 1.0.1 disponible, me puse manos a la obra.

Pero antes de ir al lío, un poco de información para los no profanos.

limpiar bd desconocido wordpress

Por qué es importante limpiar la BD de WordPress

WordPress es un CMS, y como prácticamente todos los CMS del mercado, aloja dinámicamente las páginas y post que creamos en el mismo.

Eso quiere decir que, por ejemplo, este mismo artículo que estás ahora mismo leyendo no tiene, como tal, una página HTML alojada en mi servidor, sino que cuando alguien, como tú, entra a él, WordPress lo genera uniendo los elementos estáticos (como son las imágenes) con el contenido, que está almacenado en una base de datos SQL.

A día de hoy PabloYglesias tiene cerca de 4.000 artículos publicados, y algo más de 5.400 archivos de medios (imágenes principalmente). Con este panorama, es normal que a WordPress le cueste montar cada vez que alguien entra la página, y por ello desde hace años utilizo un sistema de cacheado que se encarga, precisamente, de generar esas páginas de forma estática para aligerar el trabajo que necesita hacer WordPress.

Ahora bien, esto no solventa todas las consultas a la base de datos, y puesto que hablamos de una BD con un tamaño ya más que considerable, es normal que acabe siendo un cuello de botella para la optimización y rendimiento de la página.

Sencilla y llanamente, aunque el servidor vaya rapidísimo y tu conexión y capacidad de renderizado sea increíble, vas a tener que esperar a que WordPress haga las consultas oportunas a la base de datos para pintar en tu navegador la página (este artículo, por ejemplo) pedida.

Ahí es donde entra la importancia de limpiar periódicamente la base de datos de WordPress.

Una BD más optimizada y de menor peso significa mayor velocidad en cada consulta, y por tanto, una web más rápida.

Sobre todo a nivel de administración, pero también a nivel de usuario.

¿El problema? Pues que cada vez que instalamos un nuevo plugin o plantilla en nuestra web, se generan nuevas tablas y nuevas entradas en algunas tablas críticas de WordPress. Y cuando los desinstalamos, en la mayoría de ocasiones, todo ese contenido se queda almacenado en la BD.

No solo esto, sino que además hay una serie de elementos que simplemente por tener online la web e ir utilizándola se van a ir generando. Hablo de las revisiones de los artículos y páginas, de los borradores, de los pingbacks y trackbacks, de muchos elementos meta que quedan obsoletos.

Todo esto no hace más que aumentar el tamaño de la BD, y para colmo son archivos «temporales» que ya no sirven para nada.

Por aquí te explico cómo podemos limpiar la base de datos del WordPress.

limpiar bd desinstalados wordpress

Cómo limpiar la BD de WordPress

Hoy en día hay en el mercado muchos plugins que te permiten realizar esto.

  • ¿El problema? Pues que la mayoría requieren que entiendas bastante de lo que estás haciendo.
  • ¿La razón? Pues porque para poder eliminar una tabla, primero hay que saber si esta tabla la necesita o no alguno de los componentes de tu página. Y lo mismo ocurre con las options de WordPress y con los cronjobs.

Todo esto se traduce en que si bien hay por el mercado varios plugins gratuitos que te permiten limpiar la BD de WordPress, lo cierto es que para hacerlo de una manera más segura y cómoda no queda otra que pasar por caja.

Sencilla y llanamente, lo que pagas es el tener una base de datos que relacione las tablas y options que utiliza cada plugin con el plugin en sí, de manera que cuando te pongas a limpiar el WordPress, sepas a qué plugin pertenece esa entrada, y por tanto, puedas decidir o no eliminarlo.

Esto mismo es lo que hace WP Database Tools (ES).

El plugin revisa todo el contenido general, las tablas, las options y los cronjobs de tu instancia de WordPress, y lo CATEGORIZA según las listas que los chicos de Raiola tienen, y que por razones obvias, está en continua actualización.

De esta manera, te muestra como puedes ver por arriba un listado filtrable de todos los elementos, pudiendo tú filtrar por la categoría desinstalado, y simplemente borrar todo ese contenido, ya que pertenece, sí o sí, a plugins que ya no tienes instalados.

Otra categoría importante es la de desconocido. Ahí el plugin mete todo aquello que no tiene constancia de que pertenezca a los cientos de plugins que ya tiene registrados.

Es ahí donde perderemos más tiempo los administradores, ya que la idea es ir uno a uno mirando cada elemento y decidiendo si, en efecto, ese contenido pertenece a un plugin que tienes activo y que Raiola no tiene fichado, o si se trata de contenido basura.

Por último, la herramienta también te permite reparar las tablas y optimizarlas. Algo que es recomendable hacer tan pronto termines con el borrado anterior, ya que muy probablemente ganes con la tontería varios megas de espacio.

Sobra decir que antes de tocar cualquier cosa de la base de datos lo suyo es crear una copia de seguridad. Recordemos que WP Database Tools te facilita el limpiar la BD de WordPress, pero si eliminas algo que no debes, la página podría dejar de funcionar al momento.

En fin, que con la tontería, como decía al principio del artículo, he pasado de una base de datos de casi 300mbs, a una de 188mbs. De 115 tablas, a las 73 que tengo ahora mismo.

Y fíjate que, por ejemplo, he mantenido los más de 5.000 comentarios de SPAM, los pingbacks y trackbacks (en total más de 700), y cerca de 600 entradas en options que el plugin marca como desconocidas, de las que muy probablemente, cerca de 500 sean, en efecto, contenido que sobra.

Aún con todo, he ganado prácticamente la mitad de peso, que se dice pronto.

Que es cierto que mi caso es un tanto particular (una web muy antigua y activa donde nunca se había hecho una limpieza a fondo). Lo más probable es que en tu caso el cambio no sea tan drástico.

Pero es algo que al menos, de vez en cuando, deberíamos hacer.

Si te interesa, te dejo por aquí el enlace de compra del plugin.

Ya te digo que su mayor virtud, además de tener una base de datos muy completa y un soporte en español, es que democratiza algo que hasta el momento requería, sí ó sí, que quien lo hiciese supiese bastante de WPO.

A mi me ha llevado apenas 10 minutos hacerlo, y eso que me he parado a asegurarme a cada movimiento que no me había cargado nada crítico.

________

¿Quieres conocer cuáles son mis dispositivos de trabajo y juego preferidos?

Revisa mi setup de trabajo, viaje y juego (ES).

Y si te gustaría ver más de estos análisis por aquí. Si el contenido que realizo te sirve en tu día a día, piénsate si merece la pena invitarme a lo que vale un café, aunque sea digitalmente.