the vast of night

En 2019 se presentó The Vast Of Night, aunque para muchos no llegaríamos a poder verla hasta junio de 2020, momento en el que Amazon Stuidos, la distribuidora, la ha subido a la plataforma de la compañía (Prime Video).

La obra de Andrew Patterson sorprendió a muchos críticos por lo exquisito de su producción. Máxime considerando que viene de otras producciones claramente de genero B como puede ser Let There Be Zombies.

Pero ahí está el chiste: Porque el director de The Vast Of Night no es el director que estuvo detrás de esta terrible obra… Aunque se llame exactamente igual.

Tanto Google (EN), como la propia FilmAffinity (EN), consideran que es la misma persona. Afortunadamente IMDb (EN) ha hecho los deberes y separa ambos directores, reconociéndole el mérito que se merece al de Oklahoma… e informando de la biografía del de Texas.

Salsa rosa aparte, lo cierto es que desde el principio la propuesta de The Vast of Night me cautivó, así que aproveché un rato para verla en casa.

Vengo aquí para hablar sobre su producción sin spoilers de ningún tipo, con la esperanza de que si te gusta la ciencia ficción, te animes a ver una pieza que sin lugar a dudas ofrece una visión un poco distinta a las habituales obras hollywoodienses.

Pero antes te dejo con el trailer, por eso de ir abriendo el apetito:

Ver el trailer de The Vast of Night (EN)

El lenguaje de la radio trasladado al mundo audiovisual

Como decía, The Vast of Night no deja de ser una película de ciencia ficción más.

Unos chicos en el Nuevo México de los años 50 descubren una señal radiofónica rara que les hace ir tirando del hilo hasta dar con la razón, que por supuesto involucra, presumiblemente, a seres extraterrestres.

Y podría haberse quedado ahí. En una sesión palomitera más.

El tema que me lleva a hablar de esta y no de las decenas de películas que he visto estos días es precisamente cómo juega con la fotografía y sobre todo con el sonido para ir poco a poco desvelando los acontecimientos.

Sobre lo primero decir que da un verdadero gusto ver cada plano, al que de paso han metido un grano y un filtro retro que le va que ni pintado.

La película intercala momentos de grabación «normal», siguiendo los movimientos de los protagonistas, con otros que parecen sacados de la teletienda de la época, totalmente distorsionados, como si te los estuviera contando la televisión en ese mismo momento.

Pero es en lo segundo en lo que quiero detenerme más. Porque como ocurriera en su día con la locución de La Guerra de los Mundos (ES), la película es película simplemente porque a la voz le acompaña una imagen, aunque podamos prácticamente disfrutarla por completo con los ojos cerrados.

Y lo digo muy en serio. Quitando algunas escenas, sobre todo al final, donde apenas hay diálogos, toda la obra es una conversación continua entre diferentes personas que o bien vemos en pantalla o bien hablan desde el teléfono y/o la radio.

La historia se nos cuenta de viva voz de los personajes que la están viviendo o la han vivido, como si de una novela narrada se tratase, jugando con que sea el espectador quien ate los cabos y vaya imaginando los sucesos.

Llega hasta el punto, y en más de una ocasión, que es capaz de apagar la cámara por completo, en un fundido a negro que dura casi un minuto, para que quien está delante de la pantalla se centre únicamente en lo que se dice.

Y acompaña a la trama con varias escenas fijas, en movimiento muy leve y constante de cámara, que van desde un plano general a un primerísimo primer plano del artista en pantalla, forzando nuevamente a que nos centremos en lo verdaderamente importante, que es lo que se dice.

Una estructura que juega con el propio meta de la película, ya que ambos protagonistas están unidos al mundo radiofónico (la chica trabaja en una centralita telefónica, y el chico es comentarista de radio).

Así que por aquí quedan estos apuntes.

No he visto mucho por ahí que se hablase de The Vast of Night, y creo que es una obra que lo merece.

Aunque sea, como decía, por ver (o mejor dicho, oír) la historia trillada de los alunizajes pero desde otra óptica.

En el momento de escibir esta crítica puedes ver The Vast of Night en Amazon Prime (ES).

________

¿Quieres saber en todo momento qué estrenos de series y películas están por llegar?

He creado este calendario (ES), actualizado mensualmente, al que puedes suscribirte sin coste.

Y si el contenido que realizo te sirve en tu día a día, piensa si te merece la pena invitarme a lo que vale un café, aunque sea digitalmente.