Hace apenas un par de meses publicaba por el blog un artículo de la serie #MundoHacker en el que exponía las razones de por qué creía que deberíamos abandonar los sistemas informacionales basados en el ordenamiento algorítmico en favor de aquellos basados en la más pura cronología.

Las razones son varias, pero entre ellas está el hecho de que por norma general:

  • No está claro que variables tiene en cuenta el servicio a la hora de reordenar la información.
  • Dichas variables son fácilmente manipulables por alguien con los recursos suficientes (Likes, links, compartidos, menciones,…).
  • Un sistema algorítmico nos dirige ineludiblemente hacia cámaras de eco, que en sistemas informacionales son el némesis a abatir. A fin de cuentas, lo que debería interesar es estar bien informados, no solo estar informados de aquello que va alineado con nuestra forma de pensar.

Como decía en la pieza, la única variable que es incuestionable es el tiempo. De ahí que los sistemas basados en RSS, en la sindicación de contenido, sigan siendo quince años más tarde la mejor manera de centralizar el consumo de información

Y de ahí que las redes sociales hayan demostrado por activa y por pasiva ser un mal canal para estar informado.

Esta semana conocíamos la decisión (EN) de Twitter de volver a ofrecer el timeline puramente cronológico. Un paso hacia atrás en una medida que realmente muchos teníamos desactivada (desde que se implantó estaba activa por defecto).

Como cuenta Enrique en el post del martes (ES), todo viene de la mano de un hilo en la propia plataforma que había recibido muchísima interacción, aunque realmente entiendo que la compañía habrá encontrado en esta decisión una manera de diferenciarse de la competencia (Facebook, Instagram…) y de paso dar un paso al frente en la lucha contra las fake news.

Si el contenido que va a ver ahora el grueso de sus usuarios no es dependiente de factores manipulables (y el tiempo afortunadamente no lo es), esa idea inicial de plataforma de microblogging en tiempo real cobra mayor protagonismo. 

Alfonso me compartía ayer su pieza al respecto en la que ofrece una lectura un poco distinta (ES): la de los profesionales del SM.

Pero lo cierto es que incluso para este colectivo minoritario (en el que por supuesto me encuentro) sigo viéndolo un acierto. 

Podremos seguramente activarlo si queremos seguir usando la ordenación algorítimica, pero lo importante de la decisión es que el grueso de la sociedad tendrá ahora por defecto un timeline no subjetivado a tergiversaciones maquiavélicas.

Que ganamos todos, vaya. Incluso Twitter. 

O bueno, debería. Porque una cosa es hacer las cosas bien, y otra que esto se vea reflejado en bolsa… 

Cada semana publico una pieza en abierto por estos lares como ejemplo del tipo de contenido al que tienen acceso los mecenas de esta Comunidad. Si quieres recibir contenido exclusivo como éste directamente en tu bandeja de correo, revisa las opciones de mecenazgo de esta página.