eliminamos contenido

La historia de EliminamosContenido es la del típico servicio que no debería haber visto la luz nunca.

Un servidor lleva ya muchos años ofreciendo servicios de reputación online a los clientes. Primero con la marca PabloYglesias, y más adelante bajo el paraguas de CyberBrainers.

El caso es que nosotros nos hemos especializado en sacar adelante proyectos que:

  • O bien quieren evitar en la medida de lo posible el surgimiento de futuras crisis reputacionales.
  • O bien quieren minimizar el daño de una crisis reputacional que están sufriendo.

El proceso de cómo gestionamos este tipo de proyectos ya lo he explicado, así que no me voy a detener mucho en esto. La cuestión es que dentro de cualquier proyecto reputacional hay dos vertientes que deben ir de la mano: La legal y la técnica.

Y los servicios de desindexación de contenido están en un punto medio.

Un punto medio al que me daba cosa meterme por dos razones principales: Hay mucho billete metido en base a inversiones de grandes holdings, y lo que es aún peor, la mayor parte de empresas que supuestamente se encargan de “eliminar” datos personales de Internet… mienten.

De hecho, hablé de ello largo y tendido hace tiempo, y es que a nosotros nos llegan muchos clientes rebotados de estas supuestas agencias de desindexado que, realmente, lo único que hacen es aplicar mecánicas de BlackSEO para artificialmente hundir los resultados negativos de sus clientes.

¿Funciona? Pues sí. Bien hecho, funciona… Pero…

Pero funciona de forma temporal.

De la noche a la mañana ese contenido que el cliente está sufriendo baja muchísimas posiciones, pero lo mismo en un par de meses vuelve a aparecer.

Simple y llanamente porque lo que hacen es ilegal (BlackSEO), y conforme más avanza la IA de los algoritmos recomendadores en Google, Bing y compañía, menos duran este tipo de técnicas.

Ahora bien, de cara al negocio, es perfecto, ya que estas empresas te cobran unos cuantos miles de euros, hacen su trabajo, y listo. En unos meses ese contenido vuelve a aparecer, y si quieres que vuelva a bajar, tendrás que pagar esos cuantos miles de euros extra.

Lo peor de todo es que hay una manera más económica, permanente, y para colmo legal de hacerlo.

Eso sí, necesitas perfiles especializados, y mucho más conocimiento.

Y eso es justo lo que hemos hecho en EliminamosContenido.

Borrando la huella digital dañina de una persona u organización

Decía que tenía miedo en meterme en este sector ya que la competencia:

  • Invierte muchísimo dinero en publicidad: Detrás de algunos del sector hay grandes inversiones, lo que complica posicionarse en un mercado para una empresa más modesta, como es CyberBrainers.
  • Se miente más que se habla: Ya que se ofrece “eliminación y borrado”, cuando realmente están aplicando técnicas ilegales y temporales.

Abrir un nuevo negocio en un mercado con este panorama no me convencía. Requiere reeducar a la sociedad, y eso roba mucho tiempo y dinero. Pero es cierto que a CyberBrainers nos llegan muchos casos de personas que no pueden afrontar el coste de una estrategia reputacional, y que realmente lo están pasando fatal.

  • Hablo de profesionales que, de la noche a la mañana, ven destruida su carrera por difamaciones que un tercero con suficientes recursos hace sobre su persona.
  • Hablo de personas que se han llegado a plantear incluso suicidarse tras ver cómo unas fotos o vídeos comprometedoras acaban en las manos de todos sus amigos y conocidos.
  • Hablo de padres con hijos menores que temen por la vida de sus pequeños debido a un error de estos que ha expuesto información muy sensible.
  • Hablo de familiares que tienen que luchar día tras día ya no solo con el luto de un ser querido fallecido, sino con el continuo bombardeo informativo sobre dicha persona.

Es decir, casos que lamentablemente no encajaban en CyberBrainers, pero que por ética no puedo dejar pasar.

Con esto en mente, hablé con varios expertos, y, al final, junto con Marina Brocca (ES) y Sonia Polvorosa, nos hemos animado a sacar EliminamosContenido, un spinoff de CyberBrainers que ofrece servicios de desindexación de contenido a precios de derribo.

Qué NO es Eliminamos Contenido

Aquí es donde primero me quería detener, y es que Eliminamos Contenido NO es una agencia de Black SEO.

Los tres servicios principales de Eliminamos Contenido, de hecho, no utilizan el SEO para nada, sino las leyes y normativas vigentes en este lado del charco para conseguir que, en efecto, ese contenido reputacional desaparezca de la plataforma, y/o de las búsquedas.

Y que además lo haga de forma permanente.

Luego ofrecemos dos servicios extra:

  • Uno de escucha activa: Para monitorizar periódicamente perfiles que quieren saber en todo momento qué se está diciendo de ellos.
  • Otro premium: Donde junto con el trabajo puramente legal, sí aplicamos estrategia reputacional (es decir, marketing, SEO, SEM…) para controla la identidad digital de esa persona u organización.

Qué es Eliminamos Contenido

Pues, precisamente, un servicio de desindexado de contenido, lo que quiere decir que:

  • Eliminaremos o borraremos ese contenido de la plataforma donde aparezca: siempre y cuando haya razones jurídicas para exigirlo.
  • Y/O desindexaremos ese contenido de las búsquedas relacionadas: siempre y cuando haya razones jurídicas para exigirlo.

Esto es lo que nos diferencia, como decía, de la mayor parte de agencias de borrado de huella digital. Nosotros contamos con abogados expertos en tramitar estas peticiones ante los organismos y plataformas adecuadas, para que sean ellos mismos quienes eliminen ese contenido de sus bases de datos.

De cara al cliente, esa huella digital dañina desaparece, por lo que ve limpiado su nombre (o el de su empresa, o el de su familiar…) de forma permanente.

Eso sí (y aquí está la razón de por qué sale más rentable desde el lado de la empresa hacer este trabajo mediante BlackSEO), esto supone tener que decir que no a algunos clientes que esperan hacer desaparecer contenido que realmente debe estar ahí.

Que en nuestro servicio hay una fase de premoderación, que no puede automatizarse, en la que un abogado experto analiza el caso y decide si debemos o no seguir con el proceso.

Lo que significa, en efecto, que el beneficio final por petición es muy pero que muy bajo. Negativo si tenemos en cuenta ya no solo el pago de los profesionales que lo hacen posible, sino también la inversión que hay que hacer en la plataforma y en darla a conocer.

Afortunadamente, tenemos detrás a CyberBrainers, que sí produce suficientes beneficios como para lanzarnos a este proyecto con la tranquilidad de que seguiremos teniendo un plato del que comer cada día.

En fin, que simplemente quería publicar esto por aquí.

Eliminamos Contenido, un nuevo proyecto, que lanzamos con mucha ilusión, y que esperamos que al menos acabe sirviendo para ayudar a toda esa gente que hoy en día lo está pasando tan mal.

¿Sabías que es posible eliminar tu huella digital de Internet?

Datos personales expuestos sin consentimiento, comentarios difamatorios sobre tí o tu empresa, fotos o vídeos subidos por terceros donde apareces… En Eliminamos Contenido te ayudamos a borrar esa información dañina que hay en Internet de forma rápida y sencilla.