Conversatorio tecnologia educacion

Soraya R. Oronoz, doctoranda y profesora en la URJC, me invitó ya hace unas semanas a participar en un conversatorio internacional de cuatro días sobre diversos aspectos referentes a la ética y la educación.

Por supuesto a mi me tocó estar en una mesa redonda hablando sobre las sinergias entre educación, tecnología y sociedad, que fue al final moderada por Ivett Vilchis Torres, Profesora investigadora del CIME de México, y en el que estuve acompañado por varios docentes y profesionales:

  • Karina Delgado. Investigadora del Centro de Investigación en Ciencias Humanas y de la Educación en la Universidad Tecnológica Indoamérica de Ecuador.
  • Juan Carlos Velázquez, profesor de colegio mexiquense universitario de México.
  • Nohemí Morado Sánchez, profesora de posgrado del colegio mexiquense universitario de México.
  • Teresa Pérez, del Instituto de Formación Docente Continua de Argentina.
  • Jorgelina Plaza, del Instituto de Formación Docente Continua de Argentina.
  • Roberto Molina, también del Instituto de Formación Docente Continua de Argentina.
  • Lorena Casacuberta, jefa Unidad Técnico Pedagógica DAEM Recoleta de Chile.
  • Álvaro Posada, Director Fundación Colombo Canadiense del Municipio de la Estrella en Colombia.
  • Gabriela Rodríguez, del Colegio Secundario Jean Piaget de Neuquén y Escuela del Valle de Gra. Roca, en Río Negro, Argentina.
  • Manuel Jerónimo Becerra, también de Argentina.
  • Y un servidor.

Por supuesto la razón de que un servidor estuviera por ahí era para dar el contrapunto corporativo entre tanto investigador y docente.

El conversatorio en el que participé tenía como título la sinergia entre la educación, tecnología y sociedad en el medio, y con una duración de una hora larga estuvimos debatiendo sobre bastantes más cosas.

Por supuesto había un guión previo que nos saltamos a la torera, y que paso a detallar por aquí con las respuestas que más o menos defendí o hubiera defendido:

¿Cuál es el papel que juega el docente para crear oportunidades de aprendizaje en medios electrónicos?

Realmente el mismo que en medios no electrónicos. Es decir, el trabajo sigue siendo exactamente el mismo (acompañar al alumno en su aprendizaje), solo que utilizando un canal digital, y en algunos casos también telemático.

Lo que de facto requiere también un trabajo extra por parte del docente para entender la tecnología que utiliza y exprimir al máximo su funcionalidad.

¿Los programas de estudio, responden a las necesidades educativas para el aprendizaje en línea?

Hay que tener en cuenta que las TIC son una herramienta, no un fin en si mismo. Es un acercamiento desde la óptica digital a los programas de estudio analógicos.

¿Un libro responde a las necesidades educativas del alumno? Pues depende. El formato en sí es válido, pero habrá que ver qué contenido tiene y qué aporta realmente a los objetivos buscados por el alumno.

¿Cómo ha respondido su institución al trabajo conjunto con la sociedad, para educar a través de la tecnología?

En mi caso, que me da se aleja un poco al de la mayoría de ponentes, ya estábamos acostumbrados a trabajar de forma telemática, así que realmente no hemos experimentado grandes cambios.

Hemos viajado menos, hemos tenido menos reuniones presenciales, y todo se ha trasladado al entorno digital, con una carga extra debida a la necesidad de ayudar a los clientes con esa transición.

Desde su perspectiva, ¿Cuáles son las acciones que las instituciones deben implementar para mejorar los procesos de aprendizaje por medios tecnológicos?

Creo que la principal es la formación del equipo docente en el buen uso de estas herramientas. Sigue habiendo bastante reticencia, al menos por lo que yo veo, en el mundo académico por dar este paso hacia la digitalización del aula, y es algo totalmente necesario.

Ya no solo por el tema del coronavirus, sino que igual que con industrias como el retail, una vez que el usuario, cliente, alumno se ha acostumbrado, como mínimo el día de mañana demandará sistemas híbridos, presencialistas y telemáticos, que cohabiten y expandan las posibilidades y flexibilidad de la educación más tradicional

Después por supuesto esto conlleva una actualización de las propias herramientas empezando por la arquitectura de red y el ecosistema de apps y dispositivos. Pero recalco que el principal esfuerzo tiene que venir dado por el lado humano, con formación sobre dichas herramientas.

¿Cuál considera que sea el fin último de la educación?

Qué pregunta más filosófica, jeje. Diría que es el de formar las mentes del mañana. A las personas que el día de mañana van a dirigir el mundo.

Con todo lo que esto supone, por cierto.

En el mejor de los casos, ¿la tecnología sustituye al docente?

No, para nada. Recalco que la tecnología es un medio, no un fin en si mismo.

Ojalá fuera así y el día de mañana podamos estar en una isla tomando unas caipiriñas, sin más preocupación que en qué perderemos el día. Pero por mucha IA y mucho machine learning que tengamos, os seguiremos necesitando. Tanto o más que antes, ya que si algo tiene de bueno la tecnología es que superada la barrera tecnológica, democratiza el acceso a la información indistintamente de criterios a veces exclusivos como son los económicos, culturales e incluso religiosos.

Si consideramos al aprendizaje como un camino de doble vía, la distribución de contenidos es una opción en el proceso de enseñanza aprendizaje?

Es que debería ser la base de todo proceso de aprendizaje.

Sigo viendo absurdo, y perdonar que lo diga, el énfasis que se hace en la educación reglada por las pruebas de conocimiento basadas en exámenes.

Por poneros un ejemplo, yo he sido relativamente bueno aprendiendo conceptos para luego soltarlos en el papel y a la semana borrarlos de mi cabeza. Que muchos alumnos hemos aprendido a hackear el sistema educativo, y no aprender per sé, sino aprender cómo aparentar que tenemos esos conocimientos en el momento en el que deben ser plasmados.

En cambio, estrategias como la de la distrubucción de contenidos bilateral favorece el que ese aprendizaje llegue al alumno en base al trabajo que necesita para realizar la tarea, no por el simple hecho de aprenderlo.

Y precisamente con las nuevas tecnologías esto cada vez es más accesible. Podemos por ejemplo animar al alumno a que se cree un blog en el que vaya explicando su proceso académico, a que debata en los foros que hayamos creado para cada asignatura, a que tenga que investigar por su cuenta para presentar un proyecto al resto de la clase…

La escuela tiene que reinventarse debido a la pandemia, ¿cómo concibe esta transformación?

No es que tenga que hacerlo debido a la pandemia, es que por la propia ideosincrasia de la educación, debería reinventarse continuamente, adaptándose a la realidad de cada era, y no durmiéndose en aquello que funcionaba hace ya cerca de un siglo.

Las condiciones actuales han generado una brecha entre los alumnos que tienen acceso a la tecnología y los que carecen de ella. ¿Cómo tiene que ser el proceso de evaluación?

Si esto ocurre, quizás el problema venga dado por la mala elección de las tecnologías a usar. Quien más quien menos tiene acceso, ya sea directo (porque él mismo o alguien de la familia lo tiene) ya sea indirectamente (una biblioteca, la propia academia, colegio, instituto o universidad) a un ordenador/smartphone y una conexión de red.

Y solo con esto ya debería ser suficiente para seguir un proceso educativo continuo.

Ahora bien, es trabajo del equipo de IT de cada organización establecer los controles y garantías suficientes para que, como NO ocurrió recientemente en EEUU, los alumnos puedan subir una imagen indistintamente del formato en el que su smartphone guarda dicha información. Errores como estos no deberían pasar jamás, y en todo caso son problemas debidos al mal uso de las herramientas, no a que per sé la tecnología no sea accesible.

Considera que los Gobiernos tienen un papel preponderante para alcanzar los objetivos educativos previstos en la agenda 2030.

Pues como en el resto de facetas sociales, lamentablemente sí. El gobierno tiene el deber de ser administrador económico de las arcas de todos los contribuyentes, y con ese dinero decidir las acciones y campañas oportunas para que el país prospere.

También es cierto que en última instancia esa mala gestión debe ser respondida por el pueblo, exigiendo a los representantes políticos que inviertan por ejemplo en sectores críticos como es el de la educación y el sanitario, y reduciendo el gasto en otros quizás menos críticos, como puede o debería ser el militar.

Para terminar, dejo por aquí el vídeo del conversatorio, que se emitió en directo en el Facebook de la Secretaría de Educación y Cultura de La Estrella (ES), en Colombia, por si alguien tiene hoy un rato para profundizar en el tema:

Ver el vídeo completo del conservatorio (ES)

________

¿Quieres conocer cuáles son mis dispositivos de trabajo y juego preferidos?

Revisa mi setup de trabajo, viaje y juego (ES).

Y si te gustaría ver más de estos análisis por aquí. Si el contenido que realizo te sirve en tu día a día, piénsate si merece la pena invitarme a lo que vale un café, aunque sea digitalmente.