botnets trecetv

Rosalía, una de las coordinadoras de los Informativos de TRECE TV, me llamó la semana pasada para ver si les podía ayudar con la creación de un guión sobre el uso de bots en campañas de tergiversación del discurso, y ya de paso, grabara un vídeo cortito (unos 30-40 segundos) hablando sobre cómo se contratan estas botnets y cuánto cuestan.

Le comenté que había que diferenciar lo que es un bot de una botnet:

  • Los bots no son más que un diminutivo de robot, y definen algún tipo de automatización que opera sin necesidad de acción por parte del usuario.
  • Las botnets son servicios que aglutinan centenares o millares de cuentas bots (automatizadas), y es al final lo que se contrata.

También que las botnets se utilizan para muchísimos otros propósitos:

  • Hay botnets, por supuesto, encargas de apoyar o criticar acciones políticas o sociales, con el fin de viralizar una campaña específica.
  • Hay otras que realizan ataques DDoS, que básicamente se trata de tumbar un servicio web para que los usuarios reales no puedan acceder a él (censura, hacer daño a una organización…).
  • Incluso hay botnets que previamente han comprometido cuentas y/o dispositivos de otras víctimas, y se utilizan, por ejemplo, para hacer llegar campañas de phishing en nombre de usuarios legítimos.

Además, grabé el vídeo contando el cómo funcionan estos servicios, que se pueden contratar desde páginas visibles en la web abierta, y que ofertan, por ejemplo, la opción de subirte los seguidores de tus cuentas, o cómo comentábamos antes, también para hacerse pasar por ciudadanos reales hablando en redes sociales sobre temáticas que apoyen el discurso de quien las contrata.

En la esfera política, sin ir más lejos, prácticamente todos los partidos, sea directa o indirectamente (ellos mismos o allegados), hacen uso de botnets para aparentar que lo dicho cuenta con mucho apoyo ciudadano, o que lo que ha dicho la oposición ha sido muy criticado.

Los precios varían según el volumen e impacto que se busque, como ya comenté en su día en aquella otra pieza en la que explicaba cuánto cuesta manipular la intención de voto o criminalizar a alguien. Desde unos 5 o 10 dólares puedes aparentar, por ejemplo, que una cuenta tiene muchos más seguidores. Por unos cuantos cientos de euros se puede viralizar uno o varios contenidos, aprovechándose de las limitaciones algorítmicas de estas redes sociales.

Con unos cuantos miles de euros puedes llegar incluso a instaurar movimientos ciudadanos de gran calado social, como se ha demostrado que ha ocurrido con el Brexit.

Y que también me parece importante señalar que muchas de estas botnets son fácilmente identificables. A saber:

  • Basta mirar cómo han evolucionado los followers/likes/rts de una cuenta o contenido para darse cuenta de que esa viralización no es orgánica.
  • Basta mirar esos perfiles para darse cuenta de que no son de personas reales (comparten exclusivamente contenidos de campañas con temáticas diametralmente distintas, suelen ser cuentas de reciente creación, tienen una relación seguidos/seguidores muy desbalanceada…).

Todos temas ya tratados por estos lares en alguna que otra ocasión.

Sin más, te dejo con la pequeña intervención que publicaron en el programa:

Ver mi entrevista en Trece TV hablando sobre botnets (ES)