Esto que ves aquí es el detalle de una partida a The Descent 1ª Edición (ES) que estoy en el momento de escribir esta pieza siguiendo vía streaming.

Unos compañeros del club de rol de mi pueblo, en vista de que por supuesto en estas fechas no pueden juntarse para jugar físicamente, han visto oportuno hacer lo propio mediante un simulador de mesas.

Y ojo, que no son los únicos.

Estoy hablando de Tabletop Simulator (EN), un «juego» disponible en Steam que incluye, en la versión base (lo que por defecto trae el «juego») viene con 15 juegos clásicos como el ajedrez, el poker, los puzles de jigsaw, el dominó o el Mahjong.

Un simulador cuya «única» funcionalidad es:

  • Ofrecer un entorno de físicas realistas en un tablero.
  • Y que permite que hasta 12 jugadores simultáneos interaccionen en él.

Punto.

La cuestión es que la gente de la comunidad se ha puesto a desarrollar DLCs y mods como si no hubiera un mañana.

Lo que significa que, en efecto, el juego base incluye la virtualización de 15 juegos clásicos y alrededor de 20 DLCs (cada DLC digitaliza un juego de los más populares)… pero gracias al milagro de la Steam Workshop (la plataforma colaborativa en la que cualquiera puede aportar desarrollos para los juegos subidos a Steam), podemos descargarnos algo más de 15.000 juegos de mesa, juegos de cartas y juegos clásicos GRATIS (ES).

tabletop simulator descent
Aquí puedes ver un turno de combate a distancia contra un boss en The Descent

Más de 15.000 juegos por menos de 20 euros

Lo repito por si no se ha entendido.

A día de hoy hay más de 15.000 proyectos que han digitalizado las mecánicas, fichas, figuras, escenarios, cartas, manuales y en definitiva cualquier elemento de cualquier cosa que se haga físicamente encima de un tablero.

Juegos clásicos como las damas, por supuesto, pero también juegos de estrategia como el Risk (ES), juegos de mesa como el ¿Quién Soy? (ES), juegos de rol como Mansiones de la Locura (ES) o el mítico Hero Quest (ES), juegos de cartas como cualquier edición de Magic The Gathering (ES) o Pokemon (ES), e incluso juegos que requieren modelismo como Warhammer 40k (ES).

Todo, absolutamente cualquier cosa que requiera una superficie para ser disfrutada, se puede virtualizar en este ecosistema de físicas (porque llamar a Tabletop Simulator un juego me parece hasta menospreciarlo).

Tabletop Simulator está permitiendo a mis amigos, a los que estoy ahora escuchando por el chat de Steam y visionando desde la vista del game master mientras escribo este artículo, llevar a cabo una campaña de The Descent 1ª Edición, que sin lugar a dudas no podemos considerar que sea un juego con mecánicas sencillas, como si estuvieran todos delante de la misma mesa.

No solo una dungeon (que ya me parecería increíble), sino la campaña completa, que les llevará varias semanas y que tendrá varias dungeon en su interior.

En todo el tablero deben tener alrededor de 500 elementos distintos entre fichas, dados, figuras, escenarios de dungeon y escenario de campaña, marcadores y en definitiva todo, absolutamente todo con lo que cuenta el juego para ofrecer la posibilidad a los jugadores de disfrutar de campañas de rol completas.

Este es el vistazo completo de todo el escenario, que le acabo de pedir al que me lo está streameando que aleje la pantalla para mostrar una vista de pájaro:

tabletop simulator escenario descent
Vista de pájaro de todo lo que han montado estos para jugar de forma digital un The Descent
  • En la parte superior puedes ver los espacios de cada jugador (son cuatro ahora mismo), con sus fichas, sus marcadores y demás.
  • En el margen inferior, la línea del máster, que cuenta con una parte visible y otra oculta al resto de jugadores (la que está metida dentro de una especie de repisa translúcida).
  • En el margen izquierdo han colocado todos los enemigos que pueden aparecer en esta campaña con sus respectivas fichas, seguidos por los elementos de zona (escenarios y escenografía para dungeons).
  • En el margen derecho está el mapa de la campaña, con las fichas oportunas.
  • Y, por supuesto, en el centro de la mesa está el dungeon en el que están ahora mismo los héroes (una torre dividida en tres pisos) con notas, fichas, cartas, dados y todos los elementos que necesitan para realizar las acciones de turno.
hero quest tabletop simulator
Un ejemplo de cómo se ve la recreación del Hero Quest en Tabletop Simulator

Un simulador con posibilidades literalmente infinitas

Todo todito todo lo que ves puede ser editado, movido, eliminado o lanzado. Los mazos de cartas se barajan apretando el botón derecho sobre ellos y eligiendo esta acción. Los dados se seleccionan para tener los que necesitemos tirar, y apretando un botón se lanzan hacia donde queramos, que recuerdo que las físicas son REALES. El escenario del dungeon, por ejemplo, lo fija el GM al tablero, de forma que se puede tirar dados encima, o colocar fichas y personajes donde corresponda, sin miedo a que se desplace una zona de las que lo forman (algo que como es normal pasa a veces cuando jugamos de forma presencial). Además, cada elemento del escenario, al pasar el mouse por encima, muestra un resumen de su función (por ejemplo el daño que hace una ficha de fuego o la tirada que hay que hacer para abrir una puerta).

Cada jugador ve el ratón del otro en un color específico (las manos que se veían en la imagen destacada de este artículo), y además de por supuesto mover, o coger fichas, o interaccionar en tiempo real con cualquier elemento del tablero que tengan permiso (no esté bloqueado y sea visible para ese jugador específico), pueden crear líneas rectas (muy útil para saber, por ejemplo, si hay ángulo de visión contra un enemigo) o medir partes del escenario.

La simulación es tan jodidamente profunda que llega al punto de que es incluso posible poner una tablet en la mesa para consultar cualquier página web, PabloYglesias.com incluida, como puedes ver por aquí:

tabletop simulator tablet
Esto que ves aquí es una virtualización de un tablero donde hay una virtualización de una tablet que está mostrando en tiempo real el contenido de esta misma página

A mi sinceramente me explota la cabeza de solo pensar la de locuras que se pueden llegar a montar por aquí.

Y de paso me parece probablemente la propuesta más completa de lejos que existe para acercar a los tuyos y pasar una tarde/noche entretenida aunque cada uno estemos en nuestra casa.

Que bien sabes que a quien escribe esto le encanta juntarse con unos cuantos compañeros en el mismo salón y pasar horas disfrutando de un juego de mesa. Pero cuando la cercanía es materialmente imposible, como está ocurriendo estas semanas por el confinamiento, es cuando proyectos como este, o servicios como Zoom en el caso de las videollamadas, muestran el por qué la tecnología, bien usada, es simplemente maravillosa.


________

¿Quieres saber dónde conseguir juegos gratis periódicamente? Por aquí tienes un listado de servicios y eventos a marcar en tu calendario para no perderte ninguna de estas ofertas.

¿Quieres conocer cuáles son mis dispositivos de trabajo y juego preferidos? Revisa mi setup de escritorio (ES).

Y si te gustaría ver más de estos análisis por aquí. Si el contenido que realizo te sirve en tu día a día, piénsate si merece la pena invitarme a lo que vale un café, aunque sea digitalmente.

hazme patrono pabloyglesias