liga de la justicia zack snyder

La última vez que escribí sobre Warner-DC fue hace un par de meses, y para ponerlos a caldo.

Salía entonces de ver Wonder Woman 1984, probablemente la peor película de superhéroes que ha salido a la luz en la última década.

Un insulto para la inteligencia humana, que solo se explica si su único objetivo es atraer por los memes a adolescentes y niños que en su vida han visto un tebeo.

Y el problema de todo esto es que Wonder Woman 1984 no parecía más que la constatación del rumbo absurdo que ha tenido el universo extendido de DC en el cine.

Esta década, que recuerde, han salido y por este orden:

  • El hombre de acero: Que puede gustarte más o menos, pero no es mala película.
  • Batman vs Superman: Una película hecha puramente para el fan, y que además adelantaba la necesaria crisis existencial de Superman para dar sentido al surgimiento de La Liga de la Justicia. Siempre y cuando fueras con esta idea en mente a verla, se puede disfrutar perfectamente.
  • Escuadrón Suicida: Una película con altos y bajos, sobre todo muy enfocada al canallismo cómico y con los ojos puestos en los jóvenes. Pasable, de nuevo, si aceptas entrar en el juego.
  • Wonder Woman: Creo sinceramente que salió mejor de lo que muchos nos esperábamos. Y eso que la historia en sí no es para tirar cohetes (tampoco lo eran los cómics, para qué nos vamos a engañar…).

Y aquí entramos en la decadencia:

  • La Liga de la Justicia: De la que me detendré con más profundidad a continuación.
  • Aquaman: Una maldita obra maestra de la cual en su día también hablé. De pronto DC lleva la delantera en eso de perderle el miedo a enseñar un superhéroe en leotardos de colorines, con el siempre magistral humor socarrón de Momoa. La única que se salva de la quema.
  • ¡Shazam!: Una comedia infantil, muy enfocada al público infantil. Llega a ser aburrida para el resto.
  • Aves de presa: Da casi vergüenza ajena cómo destruyen la figura de su protagonista. Un par de momentos célebres y el resto transiciones hasta llegar a los créditos.
  • Wonder Woman 1984: La peor película de superhéroes de la década. Casi hasta insultante. Deberían pagarnos a los cuatro tontos que la hemos visto.

Y entonces llega La Liga de la Justicia de Jack Snyder, que se ha estrenado antesdeayer en HBO.

Y un servidor vuelve a tener esperanza en DC.

Vamos por partes.

superman liga justicia
En la nueva versión no han tenido que quitarle por CGI el bigote a Henry Cavill 😀

La historia detrás del rodaje de La Liga de la Justicia

A algún profano no se le habrá pasado que en el listado anterior hay dos películas que se llaman igual: La Liga de la Justicia.

Una fue estrenada en 2017. Otra esta semana.

Y ojo, para más inri cuentan la misma historia.

Eso sí, aquí acaba su parecido.

La crisis que lleva sufriendo todo este tiempo Warner ha pasado factura a sus estudios. Frente a ese MCU de Disney que está claramente varios niveles por encima (pese a tener un producto a mi modo de ver bastante inferior, dicho sea de paso), el Universo extendido de DC en la gran pantalla ha dado traspiés continuos hasta llegar, como decía, a ese trágico 2017 en el que la película de la Liga de la Justicia, que a fin de cuentas son Los Vengadores pero de DC, llega a la luz tras haber perdido a su director y heredar a marchas forzadas el guión un tercero.

Zack Snyder, quien liderara este Universo Extendido, tiene que dejar la dirección tras el suicidio de su hija, heredándolo entonces Joss Whedon que, seamos sinceros, hizo lo que pudo… y acabó saliendo rana.

La Liga de la Justicia de 2017 es un batiburrillo de historias inconexas, probablemente muy limitadas tanto por la visión apurada de Whedon como por la mano negra (presión inversionista) de Warner. Un quiero y no puedo, en el que a modo casi de sketches, nos presentan todos los acontecimientos que necesitamos conocer para unir al grupo de superhéroes y matar al malo malísimo.

Y claro, salió como salió. Al estar encorsetado en el formato de película de superhéroes, no queda para nada claro qué demonios está pasando.

De pronto vemos a un Batman intentando juntar a la chupipandi, a un Aquaman que prefiere seguir nadando con los peces, para acto y seguido que todos sean super amigos y combatan juntos hasta la muerte. Los malos llegan no se sabe por qué, se pelean y ganan los buenos. Fundido a negro y créditos.

Un guión que, dicho sea de paso, se olvidó hasta darle voz a dos de sus protagonistas. Tanto Flash como Cyborg son aquí secundarios absolutos. Unos extras que en un momento dado ya están dentro del dream team y que de vez en cuando tienen alguna frase que decir. Punto.

Es normal, por tanto, que la comunidad enfureciese como lo hizo, y demandara públicamente, y hasta con concentraciones frente a las oficinas de Warner, que se hiciera justicia (nunca mejor dicho), y DC tuviera unos «vengadores» como Dios manda.

Que el fandom exigía recuperar la visión de La Liga de la Justicia como Snyder la había planteado de inicio.

A esto, por supuesto, el bueno de Zack se sumó como el que más, y la campaña #ReleaseTheSynderCut fue creciendo hasta volverse una bola de nieve lo suficientemente grande como para que Warner claudicara, sacara su talonario, y diera rienda suelta a un ya recuperado Zack Snyder para que hiciera lo que le diera la real gana.

Y vaya si lo ha hecho.

Jojojojo.

liga de la justicia 1:33:1
Ese formato 1:33:1 es maravilloso para sacar pantallazos

La Liga de la Justicia de Zack Snyder

Empecemos por lo obvio.

La película dura 4 horas.

Cuatro horas y dos minutos en la versión estadounidense, tres horas cincuenta y dos minutos en la versión europea para ser exactos, y por eso de que por aquí tenemos una tasa de fotogramas por segundo basado en el sistema PAL y por allí tienen el basado en el sistema ATSC (25 fotografamas por segundo en Europa, 24 fotogramas por segundo en América).

Gracias a esto, Snyder ha tenido tiempo suficiente como para tratar todos los temas que La Liga de la Justicia necesitaba tratar. Y hacerlo, ya de paso, con sus ya habituales planos secuencia épicos con el tiempo ralentizado.

¿Otro ejemplo de que el bueno de Snyder ha hecho lo que le ha dado la gana?

Pues que ha mantenido PESE A QUE SE IBA A ESTRENAR EN HBO (es decir, un servicio de streaming), el formato de vídeo de 1:33:1, muy parecido al 4:3 que teníamos en su día en las pantallas de tubo, y que choca diametralmente con el formato panorámico que tienen todos los televisores actuales.

En su día (recordemos que esta película se iba a estrenar originalmente en 2017) se grabaron todas las secuencias íntegras para cines IMAX. Whedon decidió tras heredar el proyecto acortar la altura de la imagen y expandir los bordes, algo muy habitual hoy en día, y que permite que no haya apenas franjas negras en las películas actuales.

Sin embargo, y ojo que creo que ha sido todo un acierto, al recuperar la batuta Snyder ha matenido y forzado este formato, al haber grabado todos los planos pensando en él y no en panorámico.

El resultado por tanto es una película de cuatro horas con franjas anchas a la izquierda y la derecha, y a cambio, mucho más contenido en escena (no hace falta escalar y cortar márgenes), manteniendo entonces las decisiones creativas originales del director. Algo que puede sorprender los primeros minutos, pero que al poco te acostumbras y obvias completamente.

Pero hablemos de lo importante, que es como no podía ser de otra manera la obra en sí.

Y aquí tengo que decir sin lugar a dudas que han sido 4 horas de disfrute continuado.

La Liga de la Justicia de Zack Snyder corrige absolutamente todos los despropósitos de su anterior versión, dándole tiempo de sobra (dos horas para ser exactos) para presentar adecuadamente a los personajes (a todos, no solo a Batman, Wonder Woman y Aquaman), entender las motivaciones del malo, y ya de paso, comprender qué demonios está pasando en pantalla.

Una historia cargada, como no podría ser de otra manera, de CGIs bien diseñados y de mucha acción. Sin perder, de paso, el halo de oscuridad y lenguaje adulto que identifica a DC.

Es por tanto lo que todo fan de DC estaba esperando. Lo que superhéroes de la talla de Superman o Batman requerían (manda huevos que un papanatas como Iron Man o Spiderman hayan triunfado en la gran pantalla, y no lo haya hecho a la altura el superhéroe por antonomasia).

Y deja el listón muy alto con lo que puede pasar a partir de ahora en el UEDC.

Una película seguramente diseñada para estar dividida en dos partes, pero que ha acabado saliendo en formato digital por la propia presión de la Comunidad.

Por una vez, y esperemos que sirva precedente, se ha hecho JUSTICIA.

Así con mayúsculas y todo.

No me cansaré de recomendarla.

Así sí, Warner-DC.

Así sí.

Puedes verla en HBO (ES)

________

¿Quieres saber en todo momento qué estrenos de series y películas están por llegar?

De lunes a viernes en mi cuenta de Twitter (ES) y en mi página de Facebook (ES), entre las 20:00 y las 21:00 hago una recomendación de película, serie o documental que ver ese día.

Y si el contenido que realizo te sirve en tu día a día, piensa si te merece la pena invitarme a lo que vale un café, aunque sea digitalmente.