Guía de Google Penguin: La valoración de enlaces (I)

En esta serie de entradas intentaré acercar los problemas y soluciones más comunes desde que el 24 de abril se implementara la nueva herramienta de búsqueda de Google, el pinguino, que venía para despedir a nuestro querido (y a veces odiado) panda.

El caso es que si Google Panda fue conocido como el feroz combatiente del contenido duplicado, Google Penguin lo es esta vez de los enlaces artificiales. Es por ello que para comenzar, además de un breve resumen del porqué del cambio y lo que nos podemos encontrar gracias a él, quería dedicar este primer artículo a la valoración de enlaces, el punto fuerte del nuevo gestor de búsquedas.

¿Qué es Google Penguin?

Google Penguin es la última actualización del gestor de búsqueda de contenido del gigante de las búsquedas en internet, que goza con el control de casi 90% de tráfico en la red. Con esto quiero decir que lo que diga el pinguino, va a misa, y no nos queda otra que adaptarnos o perecer.

Recientemente, os había traído un vídeo de Maile Ohye, informática que está al frente del desarrollo en materia de posicionamiento de Google, y que nos desvelaba los 5 errores más clásicos que toda web debe solucionar para no ser penalizada por el pinguino.

 

¿Por qué Google Penguin?

Aunque muchas empresas se han puesto catastrofistas con la nueva implementación, lo cierto es que cada actualización, lo que busca es dar más importancia (en factor a la posición relativa en las consultas de internet) a aquellas páginas cuyo contenido sea dirigido cada vez más a lo social y humano. Por lo tanto, el pinguino busca la penalización de todas aquellas webs que hagan uso de “vacíos legales” y “conductas negras“, algo lamentablemente bastante común en los tops de búsquedas. De ahí que de la noche a la mañana, varias webs que ostentaban el primer puesto en las búsquedas se han visto superadas por otras no tan conocidas que sí cumplían con el principal objetivo de Google: Servir contenido humano dirigido hacia los humanos.

 

¿Qué opina Google Penguin de los enlaces?

El paradigma de la web ha ido evolucionando en estos escasos treinta años de su existencia, pero por ahora, hay algo que ha permanecido relativamente inmutable: la forma de acceder a ellas.

Los enlaces son y siguen siendo el pilar clave de las búsquedas, ya que son la puerta de acceso al contenido. Dependiendo de la importancia que el buscador dote a cada enlace, la web es más o menos accesible y será más o menos visitada.

No sorprende entonces la proliferación de conductas poco éticas referentes a los enlaces, y que en mayor o menor medida, han gozado de libre circulación hasta ahora. Algunos de los elementos más buscados por el pinguino son los siguientes:

  • Falsa Identidad: La compra de varios dominios con nombres parecidos a productos o palabras clave de productos que quiero vender, o nombres parecidos a personas o contenido de prestigio en la web para enlazar con mi web. Google Penguin localizará ahora esta táctica fraudulenta, y penalizará a aquellas páginas sobre-optimizadas de esta forma, así como los enlaces que apuntan a ella.
  • SPAM de enlaces: enlaces masivos en directorios, redes sociales, etc… Google premia considerablemente aquellos enlaces externos que apunten a tu web, ya que entiende que esos enlaces son un ejemplo de confianza entre webmasters. Por tanto, la aparición de enlaces en webs que no tienen nada que ver, las link farm o granjas de enlaces, los directorios masivos y la repetición de enlaces con el mismo Anchor son algunos de los ejemplos que el buscador por excelencia ha ido penalizando, y que en esta versión se han optimizado hasta el punto de no pasársele uno.

 

¿Cómo obtener enlaces de calidad?

La respuesta lejos de ser complicada, es bien sencilla. Usar el sentido común:

  • Nuestra estrategia en Link Building debe ser escasa, primando otros elementos. El motivo es que el Link Building buscado (aquel que ocurre cuando se fuerza a enlazar webs entre ellas), no es bien visto por el pinguino, a diferencia de aquel que nace desde el respecto, y que para colmo, tiende a ser aleatorio (alguien entra en tu web, le gusta, y la enlaza en la suya propia).
  • Los enlaces sí, pero en webs con la misma temática: Que un blog sobre Harry Potter me enlace no me aporta nada, ya que nuestro target es muy diferente (las vistas que reciba esa web rara vez estarán interesadas en mi contenido, y viceversa). Por ello vuelvo a repetir que no forcéis el intercambio de enlaces. Éstos, si tu contenido es bueno, irán apareciendo poco a poco. Una buena ayuda es el Networking (postea en otras webs de temática semejante aportando información relevante, conoce a gente del gremio,…).
  • Antes de enlazar a una web, asegúrate que esta web ésta está bien vista por Google: Puede ocurrirte que lo que en un principio era una “afiliación” (cuánto hacia que no usaba esta palabra en internet) productiva, que buscaba compartir usuarios, haga lo contrario, y te repercuta en el posicionamiento. Esto puede deberse a que desde ahora, el pinguino ve con buenos ojos aquellas webs que cumplen con las máximas de contenido humano, y con malos las que no, hasta el punto de ser perjudiciales para el resto que las indexen. No cuesta nada echar un vistazo al PageRank de la página (aunque no sea de vital importancia, es un buen medido de la calidad), la antiguedad, el contenido que ofrece,…
  • Como corolario, prima el sentido común, y ten paciencia. Nadie está en el puesto nº1 sino lleva tiempo en el sector y ofrece contenido interesante, y como he intentado dejaros claro, intentar forzar la subida solo hará que bajéis más puestos.

En el siguiente capítulo, hablaremos sobre el contenido más a fondo.