Amazon no vende tablets, vende herramientas comerciales

Creo que el título de esta entrada es más que suficiente para comprender el motivo de que los nuevos productos de Amazon presentados en su conferencia vengan con publicidad en sus pantallas de bloqueo, pero como estamos en un blog y no en twitter, me explico:

Hace unos días Amazon presentó sus nuevos productos y servicios, algo de lo que ya hablamos en su momento, y como era de esperar, el mayor revuelo viene con los nuevos Kindle Fire, las “tabletas” que Amazon ya nos ha acostumbrado a bajo precio.

Del fervor y entusiasmo inicial, algunos usuarios han pasado a la crítica y el ataque al saber que las nuevas tabletas contarán con publicidad personalizada de los productos que te pueden interesar en la pantalla de bloqueo. Un modelo de publicidad bastante intrusivo (aunque hasta cierto punto aceptable), que agitó los vientos, hasta tal punto de que la compañía ha visto oportuno ofrecer a sus consumidores la posibilidad de eliminar esta publicidad a cambio de pagar 15 euros más a la hora de la compra.

Esta oferta, lejos de calmar los aires, ha enfurecido a muchos, y es algo que sinceramente no llego a comprender.

Pongámonos en antecedentes:

  • Estamos hablando de Amazon, una empresa de servicios y productos online. Es decir, Amazon gana dinero a costa de ofrecer servicios, algunos gratuitos (con publicidad) y otros de pago (ya sea único o periódico).
  • En este aspecto, está ofreciendo dos alternativas. O tener publicidad intrusiva a un precio más competente, o pagar por quitarla.

Dicho esto, quería dejar claro que los Kindle Fire (y en general todos los productos de hardware que venden), son vistos por la compañía como una herramienta para lanzar sus productos, no como un producto en sí mismo.

Amazon es una empresa de software y servicios, no de hardware. Es por ello que los precios de sus tablets son tan bajos. Ofrecen una “herramienta” con unas prestaciones altas a un precio muy bajo, a cambio de capar el SO y obligar a sus usuarios a usar los servicios de Amazon (siendo buena parte de ellos de pago).

Con esto quiero decir que el que ponga publicidad en la página de bloqueo de los dispositivos es exactamente igual que la publicidad que te persigue en todos y cada uno de los servicios del gigante. Publicidad condicionada por tus gustos y acciones anteriores, y que es una de las razones del éxito de la compañía.

Por lo tanto reitero que la postura de Amazon, lejos de ser ilegítima, va en favor totalmente del cliente (y en contra del modelo propio de publicidad por todos los lados). Quien no quiera publicidad, paga 15 euros y listo. Y quien quiera una tableta para hacer y deshacer, que no recurra a Amazon (el Nexus 7 tiene muy buena pinta y no viene capada).