La industria trasladándose del hardware al software

Las palabras con las que encabezo esta entrada no vienen de mí (que bien pudiera), sino de Lee Sang-hoon, presidente de Samsung, aprovechando el Analyst Day de esta semana con accionistas y demás interesados.

software

Y me parece una noticia trascendente por el simple hecho de salir de la coreana, buque insignia del hardware actual, con una cuota de mercado en dispositivos móviles del 60% (EN) (que se dice pronto).

Por eso leo en The Verge (EN) que la compañía va a destinar la mitad de su presupuesto de I+D única y exclusivamente a este apartado (y hablamos de un presupuesto total de 3000 millones sólo en el primer trimestre del año), y me doy cuenta que los tiempos están cambiando… para bien.

Un tema que no es nuevo por estos lares, que he defendido a ultranza durante todo este tiempo, y es que por muy puntero que acabe siendo el dispositivo, lo que de verdad aporta valor al producto es el software. Claro está que para que éste haga su cometido, depende directamente del buen quehacer del hardware, pero a la larga, quien gana la batalla es el primero.

Una evolución esperable, que poco a poco transforma a empresas puramente “makerteras” en empresas multinivel, por la simple fricción de la competencia. Así es como vemos a una Apple, Amazon, Microsoft o la casi difunta BB como estandartes de este giro empresarial, y cómo Google, Xiaomi, Samsung, Intel, y compañía se suben al carro.

Un movimiento que puede llegar a tener sus desventajas (pivotaje de una empresa con gran expertise en una rama hacia otra en la que es newbie, cerrado de fronteras y exclusividad de productos con software de la compañía, e incluso esa tendencia a considerar evolución a un cambio disruptivo de diseño), pero que a fin de cuentas ofrece un discurso semejante al que busca el consumidor (reducción de los plazos de actualizaciones/ciclo de vida del producto, cambios visibles y pragmáticos para aquellos no técnicos que actualmente representan el grueso del público objetivo, más diversidad).

 

P.D.: Dejo ya que estamos el repaso que Xataka (ES) hacía sobre el evento, y evito así mojarme los dedos con esa especulación de Samsung sobre el futuro de las pantallas flexibles (flexibles reales, no lo que hemos visto (ES) últimamente) para dentro de 2 años, entendiendo que hablamos de un evento dirigido a inversores, con la venta de humo esperable, y teniendo en cuenta que en este apartado, LG les pisa los zapatos.