Este es una de las newsletters antiguas que se enviaron de forma exclusiva a los miembros del Club Negocios Seguros.

Si quieres recibir las actuales cada martes y jueves en tu bandeja de correo, hazte miembro ahora.

*******

Negocios Seguros

respirador medico

Poco a poco parece que el sentido común va haciendo acto de presencia.

Tras el escándalo de esos fabricantes de respiradores que se quejaban de que unos italianos habían clonado su producto y liberado su modelo 3D (IT) para que cualquiera pudiera crear cientos o miles de ellos para paliar la alta demanda de este tipo de instrumental médico en la crisis sanitaria que estamos viviendo, Europa se pronuncia al respecto (EN) de forma tajante:

Se suspende el copyright de mascarillas, ropa protectora, guantes protectores, y en definitiva varios productos que ahora son de primera necesidad para afrontar la crisis del coronavirus. 11 estándares protegidos hasta el momento por la dichosa política de protección de propiedad intelectual, y que pasan de esta manera a estar de forma obligatoria y desde este fin de semana abiertos a que cualquiera (empresas y/o particulares, los que sea) los pueda producir sin pedir permiso y sin rendir cuentas a nadie.

Gracias a este acceso gratuito, las empresas que así lo quieran, sean miembros de la UE o de otros países, podrán reconvertir sus líneas de producción de forma más rápida para fabricar y comercializar estos productos. También se podrán descargar gratuitamente todos estos estándares en los sitios web (EN) de los miembros nacionales del CEN.

Sobra decir que el tema me ha parecido lo suficientemente interesante como para pasar la pieza que tenía exclusiva para vosotros para hoy para la semana que viene (o cuando sea, que el tema seguirá siendo interesante la semana o el mes que viene).

Y es un ejemplo de guión de cómo en el mundo que nos ha tocado vivir la propiedad intelectual en productos de primera necesidad, y si me apuras los ciclos de vida de los derechos de autor, se han quedado totalmente obsoletos.

Que a ver si empezamos a aprender eso de que una IDEA no vale nada. Que lo que da valor a una idea es ser capaz de llevarla a cabo de forma óptima.

Seguir pretendiendo que varias décadas después para producir un LO QUE SEA tenga que pedirle permiso al primero que tuvo la brillante idea de pensar en ello (que seguro que hubo antes unos cuantos) sino de patentarlo y hacer por tanto negocio restringiendo el acceso a la idea para beneficio económico de su empresa, es de necios.

Ya expliqué en su día cuál fue la razón de la creación del sistema de patentes y copyright. Y siento decirte que hoy en día esta industria está tan enturbiada por la picaresca y el despotismo, que resta más que suma.

Máxime si como es el caso incluso en una crisis humanitaria como la actual hay corporaciones que quieren imponer su interés económico frente a la más pura necesidad de salvar vidas.

Y sí, lo dice alguien al que en teoría debería importarle «que no le copien», pero que precisamente incita a lo contrario liberando prácticamente todo lo que hago bajo licencias permisivas.

Llámame loco, pero creo que ya va siendo hora de que todo aquello que tenga fines médicos, informativos o académicos, sea de libre acceso, sin copyright.

¿Que luego se hace negocio con su producción? Así es como funciona el mercado. Y por esa misma razón, quien saque el mayor trozo del pastel será aquel con la capacidad y recursos para producir a mayor escala/menor tiempo/con menor gastos.

Justo lo que ahora mismo necesitamos, por cierto.

________

Si quieres recibir contenido exclusivo como éste el día uno y directamente en tu bandeja de correo cada martes y jueves, hazte miembro del Club «NEGOCIOS SEGUROS».

Banner negocios seguros