blog mejor inversion

Tenía guardado desde hace meses un artículo en LearnDash (EN) sobre la importancia de tener un blog en las web de e-learning, y el formato me pareció interesante para trasladarlo a mi propia experiencia, y la que veo con algunos de los clientes que tenemos en la consultora.

La premisa fundamental con la que quiero empezar esta pieza es que un blog, o un canal de Youtube, o una cuenta de Instagram, o lo que sea que quieras usar de base para producir contenido, no debería ser un fin en sí mismo, sino una herramienta para conseguir uno o varios objetivos.

Ya he explicado en más de una ocasión (la última, en esta retrospectiva editorial) que tras casi 10 años de blogging diario, ni de lejos podría vivir únicamente de ello.

Hubo una época (2019) en la que incluso llegué a planteármelo. Entre los mecenas, la publicidad, y los artículos patrocinados, me sacaba un sueldo bastante decente. Por aquel entonces facturaba alrededor de una tercera parte de forma directa por esta santa casa.

Hoy en día (mediados de 2021), y tras los estragos de la pandemia, los ingresos directos de esta página se han reducido a menos de la mitad, y puesto que he crecido a nivel de negocio, ya representa, como contaba, entre el 5 y el 15% de facturación.

Insuficiente, de hecho, para sacar una «nómina» mensual.

Pero que esto no te quite las ganas. Hay siete razones para que merezca la pena dedicarle el tiempo que le tenemos que dedicar al blogging… los que nos dedicamos a esto. Y sí, hablaré aquí de blogging, y no de youtubing o instagraming o lo que diablos sea, ya que, como he comentado en más de una ocasión, al menos con un blog en tu propio hosting sabes que ese contenido es tuyo, y que será accesible mientras los buscadores existan.

Algo que con un contenido subido a una plataforma de terceros, como que no puedes asegurar.

Echas las presentaciones, vamos al lío.

1.- Un blog sirve para hacer marca

La primera parada obvia.

Tanto si tienes un negocio, como si eres un profesional que quiere trabajar por cuenta ajena, te puedo asegurar que no hay mejor manera de enseñar lo que sabes (o las ganas que tienes de aprender) que tener una bitácora online.

Que no hay mejor currículum que el llegar a una entrevista de trabajo, y que el entrevistador te diga que ha estado mirando tu página y que le ha gustado mucho.

A un servidor le pasó hace unos cuantos años, tanto a nivel profesional… ¡como incluso a la hora de conseguir el alquiler de un piso!

Que no es coña. Dio la casualidad que el dueño del piso trabajaba en una consultora tecnológica, y tras buscarme en Internet y ver quién era, ya había ganado puntos frente al resto de parejas solicitantes. Tanto que fue mi casa durante 3 añitos :).

Sin hablar, por supuesto, del posicionamiento puro y duro. A día de hoy ni las imágenes, ni los vídeos, posicionan igual que lo hace el texto. Y aunque esto va cambiando con el tiempo, difícilmente llegará un momento en el que el contenido gráfico posicione mejor en Internet que lo que hace el contenido textual.

2.- Un blog sirve para poner a prueba nuestras ideas

De nuevo, otro elemento fundamental del crecimiento personal y profesional.

Por esta página he probado mil y un locuras que al final, si veo que funcionan, acabo por trasladar a mis clientes. Desde sistemas de monetización alternativos, pasando por funcionalidades que he desarrollado a pelo, marketing, SEO…

Al final, tener una página, es como tener un escaparate en una calle. Solo por tenerlo no vamos a conseguir que la gente entre… a no ser que hagamos pruebas para ver qué seduce más a la audiencia.

Lo que, de facto, te va a hacer mejor profesional que todos aquellos que hablan solo en base a la teoría que han estudiado.

3.- Un blog te fuerza a estar bien informado

Crear contenido periódicamente no es fácil. Sobre todo, al principio.

Es más, te diría que la falta de esta metodología, o el no saber cómo interiorizarla, es el principal obstáculo que encuentro en mis clientes de consultoría.

  • Quienes me hacen caso e interiorizan la metodología, tienen éxito en sus negocios.
  • Quienes no lo hacen, suelen fracasar.

Tanto porque, directamente, esa falta de metodología les hace, de facto, menos competitivos en sus mercados, como porque indirectamente, al no tener esa metodología, tampoco se sienten impelidos a seguir formándose… y esto, de nuevo, les hace menos competitivos en sus respectivos mercados.

4.- Un blog le permite a tu audiencia conocer la parte de ti que quieres mostrar públicamente

Ya expliqué en su día cuál es mi estrategia para tener una presencia digital básica, así que no me voy a repetir.

Simplemente señalar que un blog es la mejor herramienta que tenemos para aprender a vendernos. Para empoderar aquellas partes de nosotros que personal o profesionalmente hablando nos interesa empoderar, y mejorar aquellas otras que somos conscientes (o lo seremos con el paso del tiempo gracias, precisamente, a tener que enfrentarnos a ello públicamente) que debemos mejorar.

5.- Un blog es un canal de venta indirecto de tu creatividad

Tanto de cara al cliente/contratista, como también indirectamente para posicionarte en la industria.

Los negocios que sabemos que triunfan hoy, y tendrán trabajo el día de mañana, son aquellos en los que aptitudes como la creatividad y el pensamiento lateral se vuelven indispensables.

¿Y a que no sabes qué herramienta te va a obligar a pensar «out of the box», rebanándote los sesos a la hora de decidir sobre qué hablar o cómo tratar este tema públicamente?

Pues eso :).

6.- Un blog también sirve para mostrar nuestro trabajo

Algo obvio, y que creo que debería estar implícito en los puntos anteriores, pero que merece su propio espacio.

Da igual a lo que te dediques. Si lo que haces tiene un impacto físico o visual, o si por el contrario es más abstracto.

La palabra escrita lleva con nosotros desde que el hombre vive en sociedad, y seguirá con nosotros hasta el fin de nuestros días, ya que ha demostrado ser el método de aprendizaje y compartición de conocimiento más eficiente (mucho mejor que los vídeos, sí, aunque ahora estén de moda).

Así que siéntate y habla de lo que sepas. O de lo que quieres aprender. Porque quizás, aquello que para ti parece obvio, para mí no lo sea. Y porque aunque no seas un experto en X tema, puedes aportar también ese grado de conocimiento paulatino que solo puede ofrecer alguien que está aprendiendo.

7.- (Y esta viene de mi sello) Un blog nos obliga a simplificar nuestras ideas

Un servidor es la persona que es hoy en día gracias, en parte, a PabloYglesias.

Sin este proyecto, estoy seguro que me iría bastante peor en los negocios, pero es que además tampoco tendría una capacidad crítica como la que tengo. Ni habría aprendido tantísimo sobre nuevas tecnologías y seguridad de la información.

Escribir a diario en una página que van a leer miles de usuarios es probablemente el trabajo más conceptual al que me he enfrentado. Y te recuerdo que quien escribe estas palabras le ha dado mucho tanto al código como al diseño.

Poner en papel (o en el procesador de textos) una idea requiere que, previamente, en tu cabeza, le des forma lo suficiente como para que sea concisa y se entienda por parte de terceros.

Y eso requiere unas dotes lingüísticas y conceptuales que hay que entrenar con el tiempo (quiero pensar que ahora escribo mucho mejor que hace años), que no sobran, y que para colmo nunca tienen fin.

Así que, ya ves, 7 razones de por qué tener un blog es una inversión que siempre aporta. Pese a que no vivamos de ello.

¿Me he dejado algo?

Newsletter nuevas tecnologias seguridad

Imagínate recibir en tu correo semanalmente historias como esta

Suscríbete ahora a «Las 7 de la Semana», la newsletter sobre Nuevas Tecnologías y Seguridad de la Información. Cada lunes a las 7AM horario español un resumen con todo lo importante de estos últimos días.