galardon pabloyglesias

Lo conté a los mecenas de la Comunidad tan pronto colgué la llamada, pero faltaba contarlo por aquí públicamente.

Al parecer, este proyecto ha sido seleccionado como uno de los mejores desarrollos de producto del año por una marca asociada a un gran medio de comunicación de este santo país.

Sí, probablemente ese que piensas. A fin de cuentas, estamos ante tres o cuatro grandes grupos mediáticos, que son los que se reparten la mayor parte del pastel publicitario español.

Pues bien.

Eran las 17:30 del lunes, y un servidor acababa de salir justo de una reunión con un cliente del mundo crypto al que estamos ayudando (Presencia y Reputación, ya sabes), y me llama la chica, que vamos a suponer que se llama Margarita, para contarme la gran noticia.

A partir de ahí, cerca de 10 minutos en el que ella me cuenta todo lo que va a ocurrir de aquí a dos semanas, y un servidor solo asiente de vez en cuando, esperando encontrarme con la trampa.

Premio PabloYglesias

Como decía, PabloYglesias ha sido seleccionado como mejor desarrollo de producto de año. Algo que me sorprende (de hecho pensé que me llamarían por CyberBrainers, por EliminamosContenido o por Ediciones PY, que sí tendría más sentido), por eso de que este proyecto lleva ya 10 años dando guerra, y es la primera vez que me entero de esto.

Eso sí, tenía que confirmar mi candidatura antes del viernes a las 11am (sentimiento de urgencia, un clásico), que era el momento en el que el jurado se reúne para decidir quién es el ganador final en cada una de las categorías.

¿Qué pasaría más tarde?

Pues que si gano, estoy invitado tanto un servidor como a un acompañante a un viaje a Madrid (me pilla un poco cerca, pero bueno :)) y una velada con la florinata del mundo de la prensa y otros galadonados en un histórico hotel de la capital.

Por supuesto, allí me darían mi merecido certificado, expondrían en el proyecto de la sala a todo gas un vídeo previamente grabado de mi proyecto, y me harían una entrevista, que saldría publicada en streaming en su canal de Youtube y viralizada por “expertos” de las redes sociales.

¿Solo eso? ¡Para nada!

A la semana siguiente, publicarían en este periódico (recordemos, uno de los más grandes de España) el nombre de mi empresa, con el galardón, y una breve descripción del proyecto. Tanto en la versión en papel como en la digital. Y por duplicado, ya que harían además un semanal de veinte páginas dándonos a conocer.

Todo esto, como decía, en una llamada de 10 minutos. Parándose en detalle en todo lo que incluía.

Eso sí, todo esto tiene un pequeño pero:

  • Si no gano, no pasa nada. Me avisarían y listo.
  • Pero si gano, además de recibir todo esto… voy a tener que pagar los gastos de la campaña de marketing. Es decir, 6.700€ más IVA.

Eso sí, hay opción de hacerlo en tres cómodos plazos.

Un chollazo, vamos.

El negocio de los premios pagados por los premiados

¡Tócate los huevos, Mari Puri!

Me invitan a un evento en el que si gano, soy yo quien paga el evento…

Fíjate que en CyberBrainers hace unos meses me invitaron a otro evento, esta vez internacional, en el que al parecer también habíamos resultado finalistas, pero en el que para seguir el proceso teníamos que pagar como 250 dólares en supuestos “gastos de gestión”.

Pero lo de estos, sinceramente, ya no sé cómo llamarlo…

Aunque claro, visto de otra manera, me parece una estrategia perfecta.

¿No consigues clientes que te compren campañas publicitarias en tu medio? Pues oye, llamas masivamente a empresas que potencialmente pueden estar interesadas en ello (está claro que quien me llamó es una mera comercial, porque si hubiera aunque fuera mirado a qué se dedica esta página lo mismo eso de pagar a un tercero por hacer campañas que nosotros hacemos a los clientes no tiene mucho sentido…), y colarles una campaña pagada que, a ojos de terceros, puede parecer que ha sido un premio.

¿De cara a los que piquen? Pues oye, habrá algunos que les parezca el negocio del siglo. Pagan una campaña de comunicación considerablemente cara, pero les vale para encuadrar una hoja de un periódico con un supuesto premio a su empresa, y sacar pecho de él a los ilusos que vengan a su despacho.

Eso cuando no pueda servir, con suerte, para cazar a algún despistado que lea el periódico y se crea la farsa.

Miras su página web, y está repleta de supuestos “entrepeneurs” vestidos de pingüino posando en la alfombra roja y sonriendo mientras sujetan la estatuilla de ganadores.

¿La realidad? Pues que han pagado casi 10ks para estar ahí.

La prueba de que los premios solo son una mera tapadera: El galardón intercambiable

Por hacer una prueba, se me ocurrió preguntarles si era posible que en vez de salir como finalista con PabloYglesias, que es la marca que uso en esta página, podría salir como CyberBrainers, por eso de que esa es la SL y es donde a priori me interesaría hacer más publicidad.

Me puse a escribir esta pieza, y antes de terminarla, ya me estaban llamando.

¿La respuesta? Pues que no habría problema.

Da igual, por cierto, que la categoría fuera “mejor desarrollo de producto del año”, y que por tanto (llámame loco…) lo mismo debería ser intransferible.

Es más, si quería podía elegir yo el galardón:

  • Mejor desarrollo de producto del año.
  • Mejor consultoría tecnológica.

Si necesitas más pruebas para darte cuenta de lo que de verdad mueve a este tipo de premios…

premio cyberbrainers

E iría aún más lejos, porque me gustaría ver realmente qué campaña de marketing en sus canales van a hacer a los premiados clientes, porque con 500 seguidores en Youtube, 1.000 en Twitter y 1.300 en Facebook… como que mucha viralidad no parece que vayan a tener.

Es más, casi si quieren les puedo hacer yo un poco de publi, jajajaj.

Como te habrás imaginado, sobra decir que el “CEO de PabloYglesias-CyberBrainers”, muy amablemente, declinó la candidatura.

Una verdadera pena, seguramente, ya que de haberla aceptado, ¡estoy 100% seguro que hubiera ganado!

A fin de cuentas, seguro que si no es por “mejor desarrollo de producto del año” o “mejor consultora tecnológica”, será con otro galardón. Total, imprimir un papel cuesta algo menos que esos 6.700€ + IVA que piden.

¡El negocio del siglo, oiga!

Edit: Casualmente, el día anterior de publicar esta pieza HE RESULTADO FINALISTA PARA OTRO EMBLEMÁTICO CERTAMEN. En este caso se celebra en el mismo sitio (supongo que por parte de los mismos que montan esto, aunque con otra marca, lo que me hace pensar que tienen varias marcas con las que van sacando cada mes nuevos supuestos galardones), pero con distinto nombre. Y, en efecto, también incluye una campaña en prensa que por supuesto tengo que pagar si resulto ganador. Vamos, otra manera de llevarte premios que es la que nos llega en esos especiales que vienen con los periódicos y recogen en las televisiones… Credibilidad cero.

Newsletter nuevas tecnologias seguridad

Imagínate recibir en tu correo semanalmente historias como esta

Suscríbete ahora a “Las 7 de la Semana”, la newsletter sobre Nuevas Tecnologías y Seguridad de la Información. Cada lunes a las 7AM horario español un resumen con todo lo importante de estos últimos días.