Amazon como plataforma de preventa y reserva de productos

preventa amazon

Desde principios de semana soy un orgulloso poseedor de la Nintendo Switch. Esa pequeña obra de ingeniería videojueguil que ya antes de salir al mercado reconocía como uno de los productos tecnológicos más innovadores del momento (da igual que no te interese el mundo de los videojuegos, como producto de tecnología es profundamente disruptor), y que al menos estos últimos días con ella en las manos no me han hecho más que reafirmarme en este parecer.

Pero ya hablaremos de este tema en unas semanas, cuando pueda sentarme con calma y preparar la review que se merece. De lo que quería hablarle hoy es de toda la odisea que he vivido para hacerme con ella. Y de la sorpresa que me he llevado con el funcionamiento de dos de las características que hasta ahora se me habían pasado desapercibidas en Amazon.

A saber, preventa y reserva.

Los errores de Nintendo son una oportunidad especulativa para el resto de stakeholders

La nipona sigue en sus trece de hacer la guerra a su manera. Y lo peor de todo es que, como en el caso de Apple, le funciona.

La Switch salió al mercado a principios de año con un stock tan bajo que en apenas un par de semanas ya no había suficientes consolas en el mercado para cubrir las esperables ventas iniciales.

¿Estrategia de Nintendo para aumentar el hype? ¿Miedo de la nipona a que les pasase lo mismo que con la Wii U?

El caso es que para los que en ese primer momento todavía estábamos en duda de si hacernos o no con una (básicamente el único juego que merecía la pena era el Zelda, y desde la Play 2 no había sentido la necesidad de comprar una nueva consola teniendo en el PC y el ecosistema Steam todo y mucho más de lo que podría querer para el escaso tiempo del que dispongo), hemos estado esperando más o menos, conforme Nintendo iba sacando nuevas series.

Por Junio, tras confirmarse en el E3 el Super Mario y el Mario and Rabbids (soy un apasionado del XCOM, y la idea de tener una pieza de estrategia por turnos con la esperable jugabilidad a la que nos tiene acostumbrados Nintendo ha sido el detonante final que necesitaba), empecé a buscar por Internet dónde comprarla, dándome cuenta de que en efecto estaba agotada en todos los sitios, y que si la quería ya tendría que pagar un sobrecoste que en algunos casos llegaba a triplicar el precio de la consola.

Que ojo, puedo llegar a aceptar que un tercero intente revenderla a más precio del original (hay demanda, y si el proveedor no le da salida, es de esperar que exista especulación). Pero lo que no sabía es que vendedores oficiales como es el caso de Game o Fnac pueden permitirse subir el precio de productos de primera mano. 30 euros en el primero (en tienda), y hasta 120 euros en el segundo caso (su market online).

Alguno picará. De eso no cabe duda…

La reserva en Amazon

Pero bueno, que después de darle unas vueltas, decidí hace cosa de algo más de un mes hacer reserva directamente a Nintendo desde Amazon. La promesa era que conforme fueran sacando nuevas series a los que teníamos la reserva nos llegaría antes. Sin embargo, la semana pasada recibí un par de alertas de producto disponible en la versión que hay con el Splatoon 2 (ES/por supuesto fue meterme y ya ver que el producto volvía estar agotado), lo que me hace pensar que la producción, por tema de packaging, ha sido distinta, dando prioridad al pack que a la versión original.

Nunca había utilizado la reserva de Amazon, y su funcionamiento es el esperable:

  • Haces la “compra” como un producto más.
  • No lo pagas hasta que te lo envíen.
  • Periódicamente te van avisando mediante correo de la situación (básicamente para que te acuerdes de que tienes la reserva hecha).

Elegí la versión de los mandos en Azul y Rojo (ES), que está a 329,95 por parte de Nintendo, y que al menos en el momento de escribir estas palabras llega a estar por encima de los 400 euros por parte de revendedores.

Hace como una semana me avisaron de que seguían trabajando en ello, y el viernes a casi las 12 de la noche me notificaron que me llegaría al día siguiente (un sábado, sí).

Al ser fin de semana y estar yo fuera de Madrid, hablé con los chicos de Amazon para que me la reenviaran el lunes, y aproveché la ocasión para comprar en ese momento un protector de pantalla de cristal templado para la Switch (ES/no es el primero al que se le ha rallado al colocarla en el dock) y el The Legend Of Zelda: Breath Of The Wild (ES), considerado ya el mejor juego del año, que he estado devorando estos últimos días. Curiosamente el mismo repartidor me trajo tanto la consola como estos dos productos, y eso que el primero no venía de Amazon, sino de un tercero. Otra nueva victoria para los de Seattle.

La preventa en Amazon

En el mismo pedido, por cierto, he incluido en preventa el Mario + Rabbids (ES) y el Super Mario Odyssey (ES). El primero sale al mercado el 29 de agosto, y el segundo el 27 de octubre. Y este es el segundo tema del que quería hablarle.

Haciendo la preventa me ahorraré (se paga solo cuando lo envíen) algo más de 12 euros (12% en el primero, 8% en el segundo). Nada nuevo bajo el sol (ya que has reservado el producto antes de que salga al mercado, lo suyo es que salgas ganando), y además el de los Rabbids vendrá con un DLC exclusivo.

Pero lo verdaderamente interesante es que junto con el precio reducido de la preventa, también me reducen 2 euros extra por producto al ser Amazon Prime. Y eso sin olvidar que ya no solo es que te aseguras tener el juego el día de su estreno (no es que te lo envíen el día del estreno, sino que dependiendo del tiempo que tarde en llegarte a casa, te lo enviarán horas o días antes para que te llegue sí o sí el día pactado), sino que llega a ser habitual que el paquete llegue la noche anterior. Antes incluso de que cualquier otro (y por otro ya no solo estoy hablando de usuarios finales sino también de bloggers, influencers y youtubers) hayan podido probarlo. Antes de que las tiendas físicas abran.

La cuestión, por tanto, y es aquí a donde quería llegar, es que quizás de pura casualidad a día de hoy, y para sectores como el de los videojuegos en formato físico, Amazon se ha vuelto plataforma de venta más óptima del mercado.

  • Precio mínimo asegurado.
  • Más descuento propio por ser Amazon Prime en preventa (ergo, menos precio que el resto de alternativas).
  • Un sistema de distribución y logística que llega incluso a ser más eficiente que el resto de canales de venta tradicionales.
  • Todo esto junto con las ventajas ya habituales de Amazon (servicio al cliente impecable, devoluciones sin preguntas, entregas en un día, facturación automatizada…) y las asociadas a Prime (entregas, al menos en grandes ciudades, en una o dos horas de productos perecederos, servicio en streaming de contenido incluido, almacenamiento en la nube…).

Son todo pequeñas cosas, pero es que sumadas hacen que esos escasos 20 euros que cuesta al año ser Amazon Prime (ES) sean los 20 euros mejor invertidos que he hecho.

Qué difícil lo empieza a tener la competencia… Qué complicado me resulta ya no recomendarlos…