proteccion rastreo duckduckgo

Ya lo he comentado en más de una ocasión: Llevo desde 2019 sin usar Google como buscador por defecto en mis dispositivos.

Y, de hecho, he seguido con mi vida profesional y personal sin problema.

Es más, prácticamente desde entonces también cambié mi navegador por defecto, que pasó de ser Chrome (también de Google) a Brave. Y como buscador, DuckDuckGo, al que me he acostumbrado ya tanto que, como decía, apenas consulto Google buscador si no es para gestionar temas de clientes (las SERPs las tengo que mirar en Google porque ser Google el principal buscador usado en Occidente).

Comento todo esto porque creo que DuckDuckGo ha conseguido un equilibrio bastante sano entre privacidad y usabilidad. Los resultados que me arroja DuckDuckGo son prácticamente tan buenos como los de Google, pero es que además, si no tengo suficiente con ellos, puedo utilizar las etiquetas “!g” para buscar en Google, o la “!gi” para buscar en Google Images. Es decir, que si para una búsqueda en particular DuckDuckGo no me arroja los resultados que querría, solo con meter dos o tres caracteres más, obtengo los de Google.

Y a todo esto hay que sumar los servicios que poco a poco la empresa del pato va añadiendo.

Empezaron con los correos Duck.com, de los cuales ya hablé por estos lares, y que me ofrecen de forma totalmente gratuita una suerte de alias de correos ilimitados con los que evitar el dichoso spam, pudiendo crear cuentas no identificativas en el momento de registrarme en cualquier servicio, evitando que me rastreen si abro el correo de turno, y para colmo, pudiendo simplemente borrar ese alias para desuscribirme sí o sí del mismo.

La última de DuckDuckGo ha sido ofrecer para Android una suerte de protección de rastreo de apps como la que ya existe de forma nativa en iOS.

Por supuesto, nada más salió de beta cerrada a beta abierta, corrí raudo y veloz a probarla, y desde entonces (hará un par de semanas) la llevo activa en mi móvil.

Cómo funciona la protección de rastreo en aplicaciones de DuckDuckGo

Básicamente, es un servicio gratuito, por ahora disponible en modo de beta abierta, y que debemos activar desde los ajustes de la aplicación de DuckDuckGo (que no deja de ser un navegador web).

En cuatro clics (la imagen superior) lo tienes activo, y desde entonces DuckDuckGo bloqueará todas las peticiones de rastreo que hagan las apps que llevas instaladas en tu dispositivo.

Basta tenerlo un solo día activo para darse cuenta de la enorme cantidad de peticiones de rastreo que hace nuestro terminal cada día.

En mi caso, y como puedes ver por la imagen inferior, nada menos de 14.000 peticiones en menos de 24 horas.

Repito: 14.000 peticiones.

¡De locos!

ejemplo proteccion rastreo

Fíjate que lo que ofrece este servicio es una protección anti-rastreo en apps de terceros, no cuando navegas (que si lo haces desde DuckDuckGo, o como mi caso desde Brave, también cuenta con su propio bloqueador de rastreo activo por defecto).

Para ello, a nivel técnico lo que hace DuckDuckGo es crear una suerte de VPN en el Android… que no funciona como una VPN, sino que simplemente utiliza este sistema para poder ponerse en medio de todas las conexiones que haga el terminal, y decidir cuáles son legítimas y cuáles simplemente se utilizan con fines que podemos consderar poco recomendables para la privacidad de cada uno de nosotros.

Por supuesto, el sistema puede fallar, y es por eso que lo recomendable es en los días siguientes revisemos si, en efecto, hay alguna app que te ha dejado de funcionar correctamente. Si es así, el sistema permite discriminar esas conexiones, para que todo vuelva a la normalidad.

Este tipo de servicio, como decía, es algo que desde 2021 ya está presente en todos los iPhones actualizados bajo el nombre de App Tracking Transparency, y que fue, de hecho, el motivo de la bajada drástica del negocio de Facebook (Meta), al pasar de la noche a la mañana de poder rastrear sin pedir permiso a cualquier usuario, a que expresamente los usuarios de iPhone tuvieran que concederle ese privilegio. Obviamente, se calcula que más de 90% decidió no hacerlo, y de los que lo hicieran, muy probablemente la mayoría lo hizo por no entender qué era lo que hacía.

Pues ahora DuckDuckGo lo ofrece también en Android, pero con una herramienta que arroja mucha más información y es más atomizable (la de iOS simplemente viene activa, no puedes configurar a tu antojo, y no da mucha más información al respecto).

Te recomendaría encarecidamente que, como mínimo, la pruebes.

En mi caso, y a no ser en los momentos en que sí o sí voy a necesitar hacer uso de una VPN real, tengo claro que lo llevaré siempre activa.

________

Puedes ver más artículos de esta serie en #MundoHacker, donde tratamos en varios tutoriales las medidas para atacar y/o defenderse en el mundo digital.

Y si el contenido que realizo te sirve para estar actualizado en tu día a día, piensa si merece la pena invitarme a lo que vale un café, aunque sea digitalmente.