ejemplo stagecraft the mandalorian

Por casa hemos empezado a ver la segunda temporada de The Mandalorian.

Es, de hecho, casi la única excusa que hay para renovar la suscripción de Disney+. A fin de cuentas en casa no tenemos ningún niño, y ya me dirás, quitando las de Star Wars y las de Marvel, que hemos visto hasta la saciedad, qué puede ofrecernos el servicio de Disney…

Pero no estoy para quejarme de esto, sino justo lo contrario.

Aprovechando el estreno de la segunda temporada me ha parecido interesante dedicar un artículo a explicar cómo se ha grabado la serie casi por completo en interiores.

¿En interiores, Pablo? ¡Si la serie transcurre casi al completo en exteriores!

Pues sí. Quitando algunas escenas que se rodaron en el Parque Nacional del Valle de la Muerte, situado al sudeste de California, casi todo lo demás se ha rodado en estudio gracias a una tecnología: el Stagecraft.

Vamos a profundizar en ello. Pero para ello primero tenemos que hablar de la retroproyección.

La retroproyección en el cine

La base tecnológica del Stagecraft se centra en un sistema de grabado que lleva siendo utilizado en cine desde los años 30 del pasado siglo.

¿Sabes la típica escena en la que alguien va conduciendo un coche?

Pues en la mayor parte de casos estamos ante algún tipo de retroproyección. El coche en sí está parado en el plató, pero le han colocado en las ventanillas, o en el exterior, unas pantallas en las que se proyecta el movimiento, y este se acompaña, si procede, con algún que otro movimiento de cámara para simular las imperfecciones de la carretera.

En 1930 Fox extrenó Liliom y Just Imagen, dos largometrajes en los que por primera vez se utilizó está técnica. Anteriormente de hecho no era posible utilizarla ya que no existía tecnología adecuada para sincronizar el obturador de la cámara con la salida de vídeo de esa pantalla trasera, y por tanto el resultado se sentía claramente falseado (quedaba mejor utilizar maquetas en movimiento).

stagecraft the mandalorian
Un ejemplo del plató de rodaje de The Mandalorian

De los años treinta hasta ahora ya ha llovido, y la tecnología se ha ido puliendo hasta el punto que hemos podido observar en la primera temporada de The Mandalorian, donde, de hecho, la falta de nitidez que aún tiene la pantalla 4K que se está utilizando hace un efecto de profundidad de campo que nos recuerda más si cabe a esas escenas lentas de los western americanos, un género del que The Mandalorian bebe por completo.

¿Cómo funciona entonces Stagecraft?

Pues básicamente en el plató donde se rodó The Mandalorian lo que tenían era un escenario multifacético que han denominado The Volume.

The Volume está formado por un suelo real (por ejemplo, ese desierto rocoso del planeta Mandalore) y tres paneles LED curvos con resolución 4K, que reciben el nombre de Render Nodes, situados a izquierda, derecha y techo (el cielo), y que forman por tanto un semi-cubo alrededor del escenario.

En los dos laterales abiertos del cubo se coloca el equipo de grabación, y los actores actúan mientras que en tiempo real por detrás se está reproduciendo la escena: una retroproyección CGI en 3D del escenario donde ocurre la secuencia, que por cierto se genera mediante el mismo motor gráfico que muchos videojuegos: Unreal Engine 4.

Lo chulo de esta tecnología, que por algo se aleja de la retroproyección tradicional, es que los ejes X, Y y Z están sincronizados en tiempo real con la toma de la cámara que rueda la secuencia, de forma que a ojos del espectador el escenario no se mueve (a diferencia de la retroproyección) pero sí da la impresión de acompañar a la cámara.

Además, por supuesto, tiene otros beneficios claros:

  • Abarata costes: A fin de cuentas los rodajes en exteriores son siempre mucho más caros que los que se realizan en el propio estudio.
  • Los actores trabajan en un entorno real: En The Mandalorian apenas han tenido que utilizar los típicos paneles verdes de los efectos especiales. Los actores están viendo en tiempo real lo que ocurre a su alrededor, y por tanto pueden interactuar con ello de forma más realista que si tuvieran que imaginárselo.
  • La luz viene dada en su mayor parte por los propios Render Nodes: Y esto es importantísimo, ya que no solo libera del trabajo de iluminación al equipo (se le carga a la escena los presets definidos por el director de arte y listo), sino que en el mismo momento se puede modificar cualquier elemento de la luz para, por ejemplo, pasar de rodar de día a rodar de noche, o incluirle el filtro que el director estime oportuno que debe tener esa escena en particular para dramatizarla de una manera más efectista en pantalla, o mantener durante más tiempo una hora específica del día con una secuencia que por lo que sea está costando más rodar (un verdadero dolor de muelas en cualquier producción al aire libre).
  • Todo lo que se ve puede ser editable en tiempo real: Y lo mismo que pasa con la luz pasa, en definitiva, con cualquier objeto visible. ¿Que esa roca de ahí no me gusta? Pues oye, la pongo en este otro lado, o la giro mínimamente y sigo rodando. El director tiene incluso la capacidad de colocarse unas gafas de realidad virtual y experimentar el escenario que previamente ha diseñado como si estuviera en los ojos de los protagonistas, para adaptarlo en el momento e incluirle las modificaciones que vea oportunas.

Newsletter nuevas tecnologias seguridad

Imagínate recibir en tu correo semanalmente historias como esta

Suscríbete ahora a «Las 7 de la Semana», la newsletter sobre Nuevas Tecnologías y Seguridad de la Información. Cada lunes a las 7AM horario español un resumen con todo lo importante de estos últimos días.

Todo esto ha hecho que en efecto cada capítulo de aquella primera temporada le haya costado a Disney 15 millones de dólares rodarlo. Pero es que claro, con esta segunda temporada, y sobre todo con el resto de producciones que se avecinan, prácticamente todo el trabajo gordo ya está hecho, así que será interesante conocer cuánto ha costado rodar esta segunda temporada…

Algo que solo es posible hoy en día gracias a que la tecnología en materia de animación 3D, como vimos con el caso de Cyberpunk 2077 la semana pasada, es ahora una realidad. Que gracias a la industria de los videojuegos, toda la industria del entretenimiento está sufriendo un cambio radical en la manera que había de generar cultura.

Te dejo para terminar un mini-documental (4 minutos largos) donde explican todo esto, y si no has visto aún la serie, de verdad no sabes lo que te estás perdiendo (aunque no te guste Star Wars, piensa que vas a ver una serie del oeste donde hay armas láser):

________

¿Quieres saber en todo momento qué estrenos de series y películas están por llegar?

He creado este calendario (ES), actualizado mensualmente, al que puedes suscribirte sin coste.

Y si el contenido que realizo te sirve en tu día a día, piensa si te merece la pena invitarme a lo que vale un café, aunque sea digitalmente.