Firefox Mobile OS, la nueva bestia de Mozilla, competirá contra iOS y Android

Este tipo de noticias son de las que me gusta escribir. Llega un nuevo sistema operativo, de la mano esta vez de Mozilla, y que ya cuenta con el beneplácito de las principales empresas de telecomunicaciones, como lo son Telefónica, Telekom, Deutsche y Sprint.

El nuevo Sistema Operativo, que saldrá en 2013, vendrá instalado en terminales Alcatel y ZTE (por ahora) con procesadores Snapdragon de Qualcomm, y lo que es más importante, se basa en un código abierto de estándares HTML5 con algunos elementos básicos de la tecnología Linux.

La noticia nos llega directamente del blog de la compañía, donde además nos adelantan que buena parte de las aplicaciones ya están creadas, y que todo desarrollador tendrá acceso a su código fuente para generar nuevo contenido.

El software, creado con la participación de Telefónica, se ha podido observar en la feria Mobile World Congress en Barcelona, y por ahora las noticias solo son buenas.

La gran ventaja de Firefox Mobile OS será sin duda su apuesta por HTML5, que carga en el navegador (y no en el disco duro, como el resto de sistemas operativos), y que permite trabajar más rápido y en la nube, dejando el espacio de los terminales para los datos que se quiera, y no para los archivos del sistema. Además, la sincronización con el resto de plataformas está asegurada, por el mismo motivo.

Todo esto permite tener las mismas prestaciones en terminales mucho menos potentes, y por tanto mucho más baratos (lo que agradece sin duda a nuestro bolsillo). Según Telefónica, el precio de los nuevos móviles con este sistema operativo podría rondar los 50 euros, en comparación con los 300-400 de los terminales android de gama media y los 500-600 de iOS.

Habrá que esperar nueva información más detallada, y sobre todo, poder probar en persona estos terminales, ya que si bien existen actualmente varios SO para móviles, casi el 60% está ocupado por Android, y cerca del 40% por iOS, dejando una miseria para el resto, RIM, Microsoft y Bada.

Esperemos que no le pase como al operador LiMo, o a WebOS de Palm o a Symbian de Nokia, y que esta propuesta cuente con el beneplácito de la comunidad de desarrolladores, y acabe robando buena parte del sector a los dos gigantes actuales.