El móvil es el nuevo estándar de Internet

internet movil

Para bien o para mal, quien escribe lleva ya varios años peleándose con temas de desarrollo y posicionamiento en la red. Y en todo este bagaje profesional he defendido a ultranza ante clientes un mismo mantra:

Es muy pero que muy recomendable que su página tenga versión para smartphones y tablets.

Que se vea bien en dispositivos móviles, vaya. A sabiendas que éstos han ido paulatinamente ganándole terreno a sus homólogos de escritorio, pese a lo limitados que siguen estando.

Pero curiosamente el otro día, hablando con un nuevo cliente, me encontré a mi mismo defendiendo por primera vez otro punto de vista diametralmente opuesto:

Es recomendable, pero no necesario, que su página tenga versión para escritorio.

Podría parecer que el cambio es banal, pero tras esta afirmación, habida cuenta de dónde venimos (y hacia dónde vamos :P), hay muchísimo más de lo que a priori un neófito podría pensar.

La cuestión es que en el primer caso, mi recomendación era la de que la web debía contar con una versión (fuera responsiva, o fuera una versión distinta) adaptada a la experiencia mobile. Pero el estándar, de donde hemos partido históricamente, era una versión de escritorio.

Las tornas han cambiado hasta tal punto que a día de hoy me es imposible decirle a un cliente que debe tener una versión móvil, sino justo lo contrario: Que la versión móvil la tiene que tener sí o sí, y que si quiere, esa página o servicio puede tener una versión enfocada al consumo desde grandes pantallas.

Que la versión móvil es a efectos prácticos el punto de partida de cualquier negocio (repito, de CUALQUIER NEGOCIO). Y que a partir de ella, si se quiere, podemos empezar a diseñar una versión de escritorio para los cada vez menos usuarios que utilizamos el ordenador con asiduidad.

Y sobra decir, por supuesto, que esto no es algo que me haya sacado de la manga…

La hegemonía del mobile first más allá del reducido mundo de los desarrolladores

Era algo que tarde o temprano tenía que ocurrir.

Las visitas desde dispositivos móviles a nivel mundial ya superan el 50% de las visitas totales que se realizan a Internet.

No lo digo yo, ojo, sino StatCounter (EN/enlace genérico a su página de prensa donde está el informe, que curiosamente no cuenta con enlace propio), que recientemente liberaba su último estudio.

Un 51,3% del uso de Internet se hace mediante dispositivos móviles, frente al 48,7% del escritorio. Hay matizaciones demográficas, por supuesto. En UK el uso móvil representa el 44,4%, en USA el 42%. En España, al parecer, el 44,4%. Por aquí puede buscar el país que desee (EN).

También me parece importante señalar que existen limitaciones que deberíamos considerar. StatCounter basa su reporte en los datos que obtiene de su servicio. Servicio, por otro lado, que opera en 2,5 millones de páginas, pero que como cabría esperar, no está presente en todas las páginas del mundo.

Es más, si tuviéramos la capacidad de realizar un estudio semejante con absolutamente todo el universo de páginas de la red (ya le adelanto que es físicamente imposible), el resultado sería aún más exagerado, considerando que la mayoría de las webs que se escapan en este informe estarán formadas por páginas web sin publicidad (como la de un humilde servidor, y la de prácticamente cualquier pymes) y por páginas enfocadas a mercados menos maduros, como puede ser el africano, donde el avance tecnológico se ha saltado los dispositivos de escritorio, y donde la mayoría de la sociedad realiza su contacto con Internet desde el móvil.

Junto a este informe, el otro punto que me llevó a decirle esto al cliente pasa por el último artículo de Doantam Phan (EN), Product Manager de Google, en el blog de Webmasters de la compañía.

A partir de ahora, Google considerará su algoritmo de posicionamiento dirigido a dispositivos móviles como el por defecto de cara a futuras actualizaciones, delegando así a un segundo plano el que rige las búsquedas desde dispositivos de escritorio.

Esto quiere decir que Google, con cerca de un 80% del mercado mundial de búsquedas en la red, y con alrededor del 97% en la mayoría de los mercados de los que estamos por aquí (EEUU, España y Latinoamérica), va a dar prioridad a las páginas móvil frente a las del escritorio.

Que los futuros cambios que vayan a llegar de camino a esa ansiada “búsqueda de conocimiento inteligente” aparecerán primero en su algoritmo móvil, y ya, con el tiempo, “si eso“, lo implementarán en el de escritorio.

Hasta este punto hemos llegado

En el caso de esta página, y fiándome de los datos recopilados por Analytics, este último año las visitas marcadas como móvil ascienden al 36,5%. El año pasado fueron de un 31,1%, el anterior un 27,6% y el anterior un 24,8%. Claramente hay una escala incremental ascendente que dibuja una pendiente cada vez más inclinada.

Lejos en todo caso de los datos que, como le decía, manejamos de la media de Internet, habida cuenta de que el target de mis lectores no representa el usuario medio (estáis por encima, pillines :)), que por nuestro trabajo, tendemos a utilizar bastante más que el resto los dispositivos móviles, y que para colmo el formato de mi contenido (artículos de larga extensión cargados de enlaces y con temáticas analizadas profundamente) no se presta tanto al consumo que se hace desde dispositivos móviles (mayoritariamente audiovisual, ligero en cuanto a profundidad e inmediato).

Pero no puedo decir lo mismo de la mayoría de clientes con los que trabajo, inclusive algunos que podemos considerar fuera del mercado occidental (como Marruecos y China). Un negocio digital, sea un ecommerce, un portal de venta indirecta y por supuesto, una página digital de un negocio físico (como es una tienda) a día de hoy ya debe priorizar el desarrollo móvil frente al de escritorio.

Máxime considerando que los países de habla hispana lideran las listas de países con mayor penetración de smartphones del mundo, y que España (por ser el país de donde me viene casi el 60% de propuestas de negocio) es un caso de estudio mundial (ES) de penetración de aplicaciones de mensajería instantánea y redes sociales. Máxime considerando que la tendencia no tiene pinta de que vaya a invertirse, ni tan siquiera de que vaya a desacelerarse. Y máxime considerando que el que todavía sigue siendo la puerta de acceso a Internet (Google) ya da más prioridad al apartado móvil que al de escritorio.

Cosa que además empezamos a observar en industrias y sectores a priori históricamente alejados del mundo de la web, como recientemente analizaba por estos lares.

Así que ya sabe. Si su negocio tiene visibilidad en la red, debe estar adapatado como mínimo a dispositivos móviles. Y si no la tiene, que sepa que ya está llegando tarde.