Cuando el diseño es sinónimo de evolución

Bajo este singular enunciado, quería reunir una tendencia que es sinónimo de la evolución que está sufriendo el sector tecnológico en éstos últimos años, y más concretamente en lo que va de 2013.

PabloYglesias-iOS7

Hace apenas unas semanas se celebró el Google I/O, la feria de desarrolladores de Google más importante del año. También hace unas semanas se presentaba la propuesta de Microsoft para el futuro de la cuarta generación de videoconsolas, la XBox One (ES). Hace dos días, jornada intensa, con la E3 (y por tanto presentación de la nueva PS4 ES) y no muy lejos, la WWDC de Apple (EN), con la llegada de iOS 7.

Y ahora diréis ¿Qué tienen todas en común? Muy sencillo.

Las cuatro presentaciones más importantes del año giran en torno al diseño

Que no, que no estoy loco. Veamos cada una por separado, ateniéndonos exclusivamente a los aspectos técnicos (hardware y servicios) nuevos que ofrecen:

  • Google I/O: La presentación de Hangouts y un par de aplicaciones más (relacionadas con la música y un centro de juego). La promesa de una futura nueva versión 4.3 de Android. El Samsung Galaxy S4 Google Edition (vamos, lo mismo pero sin la capa de Samsung) abre mercado a nueva oleada de terminales tops Google Edition. Y algunas nuevas APIs y un IDE lavado de cara para desarrolladores. El resto (incluso buena parte de lo anteriormente mencionado), han sido nuevas interfaces, esto es, diseño.
  • XBox One: Una nueva consola, actualizada a los tiempos que corren. Dicho esto, y descontando el absurdo DRM que le han metido para juegos de segunda mano, así como la necesidad de conectarse cada 24 horas, nos encontramos con una versión capada de Windows 8 para crear entorno a la consola un centro de ocio (vamos, lo mismo que teníamos pero con nuevo diseño más efectista).
  • E3: Entre las muchas presentaciones, destacamos por importancia la PlayStation 4. Actualización de hardware, y de nuevo un lavado de cara al sistema operativo para acercarlo más a lo que ya hace cualquier ordenador e incluso smartphone (conectividad, mensajería, muro de publicaciones, market, perfil y logros,… y por supuesto juegos).
  • WWDC: Ateniéndonos únicamente a lo novedoso, nueva versión de Mac Pro (que por si aún no os habéis dado cuenta, tiene casi más de diseño industrial, y por tanto rendimiento, que de novedad), Macbooks e iOS 7, que reduciéndolo al absurdo es un nuevo tema para iOS. Nada irruptivo para una empresa que vive básicamente de la reinvención.

¿Qué me dice esto?

Pues que tenemos lo que queremos, y es totalmente normal.

Cada día que pasa la tecnología se está volviendo una parte básica del modo de vida de las personas. Personas que por lo general no tienen ni idea de tecnología, y por tanto, es absurdo competir en aspectos técnicos que hay que explicar hasta la saciedad (¿recordáis el caso de los ultrapixeles de HTC?), cuando lo que mejor se vende es la interfaz y el diseño.

Entra también en juego otra razón, a mi punto de vista interesante, y es que a cada paso que damos, desarrollando hardware más sofisticado y reduciendo sus dimensiones, nos encontramos más problemas. Problemas que no se planteaban hace unos años, y que empiezan a ser un impedimiento para seguir al ritmo que llevamos.

Por otra parte, bien es cierto que descontando software que por la razón que sea precisa de un renderizado elevado (véase videojuegos o herramientas de animación), las prestaciones (técnicas) de un smartphone actual (ojo, ya ni hablo de ordenadores de casa) empiezan a ser más que suficientes, unido a la propia evolución de los lenguajes de desarrollo, que se han condensado y optimizado para requerir menos por más.

¿Qué consecuencias tendrá este cambio?

Pues varias. La primera y más importante es que de seguir por el cauce que vamos, se va a hacer cada vez más palpable el fallo del sistema educativo, que enseña a saber pero no a aprender. Un ingeniero debería ser una persona capaz de crear, algo que en la carrera se olvida por completo.

De ahí que cada vez se necesiten otras disciplinas más artísticas en la cadena de desarrollo de productos (sean tecnológicos o no), lo cual puede ser bueno si acabamos por volver al sino de la paideia, el termino que usaban los griegos para referirse al “auténtico ciudadano“, aquel que tenía esjolé (“tiempo libre“, que por cierto ha ido evolucionando hasta “escuela“), y por tanto ajenos a los “saberes mecánicos“.

Para los griegos, las Humanidades eran sinónimo del estudio de la natureleza, lo que hacía que entre las asignaturas que se impartían estuvieran las matemáticas. En nuestros días, se ha deformado el término, pasando de ser la disciplina más valorada y pragmática a lo contrario (paradójicamente, las humanidades siguen siendo signo de conocimiento, aunque poco útiles para el día a día).

Todo ello me lleva a pensar que el cambio es necesario, y cultivar la creatividad debería ser una de las asignaturas más importantes en todas las disciplinas técnicas. Tecnología será a partir de ahora sinónimo de diseño, y no se puede concebir un buen diseño sin un buen desarrollo del lado derecho de nuestro cerebro.

Volviendo al tema que nos compete, a la falta de un sistema educativo realista se acabará por unir la identidad y creación de un lenguaje gráfico cada vez más abstracto, lo que en definitiva solo puede conllevar un aumento conceptual de los estímulos que recibimos del entorno.

El mejor ejemplo lo estamos viendo en Apple, compañía fuertemente ligada al diseño que ha pasado de reproducir la realidad a trasladar las sinergias de la realidad en iconografía (skeumorfismo), y nuevamente hasta la vuelta de tuerca del minimalismo, abstraer la identidad de un objeto con reminiscencias al icono que representa la realidad.

Entrar en debates sobre la posible calidad y unicidad del nuevo SO de la manzana en esta etapa tan temprana es complicado. iOS 7 ofrece el discurso que ya hemos visto con los productos de Google, y a grandes rasgos con los principales movimientos del mercado hacia la simplificación (véase la interfaz de Windows 8 o Ubuntu for Phones).

iOS 7 hereda conceptos de Android Holo (el centro de notificaciones es un claro ejemplo), de WebOS (la multifunción) y añade muchos otros nuevos (distribución espacial del calendario, ventanas en forma de archivo en Safari,…).

Opta por la purificación de transparencias y el inmenso poder de la tipografía, lo cual va acorde si quieren mantener el concepto de “Tecnología como innovación” que tanto ha funcionado en el sector. De no hacerlo, estaban abocados al olvido.

Queda por ver cuál será el futuro frente que conquistar, ya que si en lo técnico iremos perdiendo fuelle, en lo creativo nos vamos a encontrar con el ya clásico ciclo de tendencias del que difícilmente se puede escapar.

 

Edit a día 3 de Abril del 2015: Acabo de darme cuenta de que el vídeo ha sido borrado.