iOS6 se divorcia de Google: Salen perdiendo los dos

Esta mañana, buena parte de los dispositivos de Apple despertaban con un aviso de esos que nos encantan recibir. Hay disponible una nueva actualización. Para los de sobremesa, era una actualización menor del SO X Mountain Lion, que entre algunas mejoras, incluía de una vez por todas sincronización con facebook.

Pero sin duda el plato fuerte estaba por llegar en sus dispositivos móviles, que recibían la nueva versión iOS6, de la que ya tenéis un análisis de hace unos meses (cuando se presentó), y que en breves volveré a hacer una reseña, si en verdad veo algún cambio significativo (después de testearlo personalmente).

Lo cierto es que iOS6 viene cargadito, sobre todo con Passbook (aunque hablar de esta genial herramienta sin tener conectividad NFC me parece un gran fallo para los de la manzana), integración con Facebook (con Twitter ya la tenía) y actualizaciones diversas de todas sus aplicaciones.

Pero quería detenerme en particular con aquello que NO trae, y que precisamente es algo que al menos yo uso bastante.

Google Maps ya no vendrá por defecto en iOS6, y además no será posible descargarlo (al menos en unas semanas). Mapas hará ahora las veces de Google Maps, pero como ya comentamos en la comparativa de hace unos meses, no se acerca ni de lejos a la herramienta de Google y ni siquiera a la de Nokia.

El avance es importante, ya que le hace depender menos precisamente de la competencia, pero a Mapas le falta muchísima información con la que sí cuenta Google Maps, y en aspectos tan fundamentales como el transporte público y el tráfico.

Otra de las herramientas con las que ya no cuenta iOS es la de Youtube (de nuevo herramienta de Google), aunque esta vez sí estará disponible mediante la App Store, y al no existir competencia directa, será seguramente una de las primeras aplicaciones que se descargen en todos los terminales iOS6.

Y de aquí viene el título de la entrada. Apple cierra así su círculo, al no depender directamente de Google. Mapas no es bueno, pero irá mejorando (Google Maps tampoco era bueno cuando se creó), y Youtube por ahora está solo con el pastel, por lo que poco se puede hacer.

Pensando en la lógica de negocio, el movimiento a Apple le es más bien contraproducente a una escala de tiempo baja, aunque con las expectativas de los productos de Apple, y el ejército de  fanboys de la compañía, dudo mucho que sea un aspecto a tener en cuenta de cara a decantarte por un iPhone, un iPad o los respectivos smartphones y tablets de la competencia para buena parte de sus consumidores (actualmente para mi es lo suficientemente importante para ver con peores ojos a iOS).

Para Google sin duda es un duro golpe, sobre todo por la imposibilidad de que los usuarios de Apple, que tiene un trozo del pastel relativamente alto (segundo SO más usado a nivel mundial), puedan hacer uso de su herramienta. A la larga son muchos millones perdidos (tango del impuesto por uso a Apple como de la publicidad no vista por los usuarios de iOS6).

En resumen: un cambio de estrategia entendible por Apple, que aprecio, aunque veo precipitado (Mapas debería salir como una alternativa, no como una imposición). Para alguien como un servidor acostumbrado a moverse por el centro gracias a estas herramientas, pasa a ser un elemento de gran importancia, que obligará a buscarse la vida con aplicaciones de terceros (por ejemplo, aplicaciones de metro, bus y cercanías, o mapas propios de ciudades), resintiéndose sobremanera la experiencia de usuario, algo que, por otra parte, rara vez ocurre en iOS.