Shumway, o cómo facilitar el paso de flash a HTML5

Flash, la tecnología que durante la década pasada permitió ofrecer unas webs y aplicaciones interactivas con gran calidad gráfica, ha quedado relegada a segundo plano con los nuevos estándares. Entre las causas, está el hecho de ser una herramienta propietaria (de Adobe), y que buena parte de los fallos de seguridad actuales vienen por parte de ésta.

Pero de ahí a que desaparezca de la noche a la mañana, es decir mucho. Hay un porcentaje realmente alto de webs y juegos que aún tiran con esta tecnología, y que aunque va disminuyendo con el tiempo, sigue siendo un número considerable. La decisión de Apple de prescindir de Flash Player en sus dispositivos (y Android no hace tanto) fue una de las razones de este paulatino abandono de la plataforma, pero resulta en algunos casos muy costoso convertir toda una herramienta a HTML5.

Ahí es donde entra nuevamente Mozilla, empresa que hay detrás de proyectos tan importantes como el navegador Firefox, el SO móvil Firefox Mobile OS, el Do Not Track de los navegadores para evitar que se vulnere nuestra privacidad, o incluso la herramienta Popcorn Maker, que propone un nuevo modelo de mostrar contenido en internet.

Mozilla Shumway (su nombre no es más que un juego de palabras que proviene de Flash –> Flash Gordon –> Gordon Shumway (más conocido en la ficción como el alienígena ALF) –> Shumway) ofrece una tecnología Flash (los archivos siguen siendo SWF) pero adaptada a los estándares web, por lo que será visible desde cualquier terminal con navegador como si de HTML5 se tratase, y sin depender del formato propietario de Adobe. Es decir, usar Flash open source y sin precisar de los controles instalados por el cliente.

De esta manera todas esas webs que dependen de esta herramienta no tienen excusa para ofrecer sus servicios a cualquier dispositivo usando el mismo lenguaje.

Como no podía ser de otra manera, ya se está probando en Firefox, accesible para cualquiera desde el siguiente enlace  y la extensión correspondiente.