Apuntes sobre la propuesta de Apple TV+ tras unas semanas de uso

tv plus

Desde el 1 de noviembre tenemos un nuevo servicio de streaming disponible en buena parte del mundo occidental: TV+ (ES).

La propuesta de la manzana mordida por hacerse sitio en el ya demasiado dilatado pastel del streaming de contenido audiovisual, y cuyo éxito o fracaso marcará buena parte de la estrategia de la compañía en años venideros.

Y tengo que decir que por ahora la propuesta es pobre. Muy pobre. Tanto en catálogo (es normal, que acaba de llegar) como en usabilidad (esto, viniendo de Apple sinceramente no me lo esperaba).

Vamos a hablar de todo ello en profundidad.

Los inicios de TV+ son muy pero que muy mediocres en cuanto a interfaz y funcionalidades

De Apple te esperas que cuando mete la patita en algo lo haga para enseñar al resto cómo se tienen que hacer las cosas.

Es la empresa que ha demostrado que se puede vivir del buen diseño, del buen hacer, pese a que ello suponga por regla general engordar los precios considerablemente.

Y es, teniendo en cuenta esto, lo que de verdad me ha sorprendido para mal de TV+.

Paso a enumerar todas las cosas que me he ido encontrando en estas semanas de consumo de contenido en su plataforma:

  • Las descargas no están comprimidas: Antes de hacer un viaje en avión tengo la sana costumbre de descargarme algo (documentales normalmente) para poder verlos sin conectividad. Y por supuesto en el último viaje a Mónaco lo primero que se me ocurrió fue hacer lo propio con una serie de TV+. Vi que tardaba bastante en descargar, pero oye, el servicio se había estrenado hacía apenas unas horas y supuse que era cuestión de que los servidores se estabilizasen, así que dejé mi iPad descargando el primer capítulo de «See» y me fui a hacer otra cosa. Cual es mi sorpresa cuando al volver el iPad me dice que tiene el almacenamiento completo. Miro a ver cuánto ocupaba el primer capítulo (que solo se había descargado una tercera parte) y veo que eran 3GBs. ¡En pleno 2019! Netflix, HBO, Amazon Prime Video y cualquier otro servicio de streaming COMPRIME el contenido para que ocupe unos pocos megas. Pero Apple juega en otra liga. Una en la que la compresión de archivos no está considerada, no vaya a ser que en una pantalla de un iPad perdamos aunque sea indistinguiblemente el 4K HDR ultra power 2000 que es seña del servicio. Los conspiranoicos del lugar quizás quieran ver en esto una argucia para forzarnos a comprar dispositivos con mayor almacenamiento…
  • Solo se pueden ver en dispositivos de la manzanita: Esto de nuevo es seña de la casa. Y aquí no hay sorpresa que valga. Ya lo sabíamos. Pero en un entorno dominado por los competidores, en una industria asociada ineludiblemente a la multicanalidad, no tengo claro que sea lo mejor. Al menos un servidor se niega a comprar un Apple TV simplemente para consumir el escasísimo catálogo con el que cuenta TV+. ¿Que no lo puedo ver en la televisión ya que Apple es la única no compatible con el estándar de mirroring de la industria? Pues lo veré en el propio dispositivo, o no lo veré.
  • La app en el iPad consume muchísima batería: Esto quizás sea una impresión mía, pero me ha sorprendido que tras ver cuatro capítulos seguidos de una de sus series el iPad, que precisamente autonomía no le falta, haya bajado del 100% al 21%. En alrededor de 3 horas y media de consumo. Supongo también que el peso que tiene cada capítulo por eso de no comprimirlos tiene parte de culpa.
  • No puedes pasar los créditos ni el opening/en anteriores capítulos: Empezamos con lo fuerte. A los chicos de Apple no les ha ocurrido pensar que quizás (solo quizás) cuando estás viendo una serie te interese pasar los créditos iniciales y/o el resumen del capítulo anterior… ¡que acabas de ver! Ya no pido que lo haga como Netflix, que tiene en cuenta el histórico para mostrarte por ejemplo el resumen inicial si llevas tiempo sin ver la serie, pero al menos que te de un botón para saltarlo… Sencilla y llanamente lo único que puedes hacer es darle al scroll hacia delante hasta que más o menos creas que va a empezar el capítulo.
  • Tampoco te cambia automáticamente a otro capitulo: Pues sí, señores. La reproducción automática de capítulos tampoco es algo que TV+ vea importante añadir. Así que cada vez que acaba un capítulo toca coger el dispositivo o el mando, darle atrás, seleccionar el siguiente capítulo y apretar en reproducir. Todo muy usable, como puedes ver.
  • Te meten publicidad de otras series al principio de algún capítulo… En el propio capítulo: ¡El acabose! Apple haciendo publicidad de su servicio dentro del propio servicio. Pensé que jamás lo vería, pero es tan cierto como que me llamo Pablo. Y por supuesto para pasar esa publicidad tienes nuevamente que darle al scroll temporal hacia delante (tampoco hay botón para salvarlo automáticamente). ¿Que has descargado el capítulo? Pues que sepas que la publicidad estará también disponible en él, ya que forma parte del mismo archivo (no lo meten ni de forma externa…). Ergo, más peso… y sin comprimir.

Hablemos del catálogo y la estrategia de contenido

Porque oye, al menos si el servicio contara con un gran catálogo, todavía. Pero es que por ahora el catálogo es muy pero que muy básico.

En el momento de escribir estas palabras TV+ tiene 7 series y un documental. Es decir, OCHO obras. Punto.

Para colmo utiliza la misma aplicación de Apple TV, por lo que cuesta encontrar qué está dentro de TV+ y qué es propiamente de TV (y por tanto, de pago). Eso sí, han rellenado el catálogo con el catálogo de películas de Netflix y Amazon (que yo haya visto), redirigiéndote a la aplicación correspondiente para consumirlo cuando le das a reproducir (por supuesto necesitas tener suscripción a estos servicios para hacerlo).

Creo que lo suyo, más sabiendo que el catálogo de TV es relativamente decente, hubiera sido incluir todo o buena parte de ese catálogo dentro de la suscripción a TV+.

Para que al menos el pagar los 5 euros al mes que cuesta el servicio tenga sentido más allá de pagarlos un mes, ver la serie o como mucho el par de series que te interesan, y darte de baja.

De esta manera TV+ hubiera salido al mercado con 8 series exclusivas y unas cuantas centenares de películas. Un servicio mucho más apetecible.

Pero volvamos a la realidad. Y aquí tengo sentimientos encontrados:

  • El catálogo es muy pobre: Esto queda claro. Pagar por 8 series 5 euros al mes es un despropósito. Entiendo, no obstante, que la cosa dentro un año será bastante diferente (dudo igualmente que sea suficiente, la verdad), y me queda por ver si van a seguir apostando por únicamente tener series propias o como hace el resto de competidores comprarán licencias de series ya establecidas para engordar el catálogo lo suficiente.
  • La estrategia de exclusividad y la decisión de liberar un capítulo por semana: Aquí si tengo que aplaudir a Apple, y es que hay que reconocer que esas 8 series con las que han empezado tienen unos valores de producción muy pero que muy decentes. Por supuesto, el catálogo es tan pobre que lo más probable es que como mucho te interese una o dos series, pero todas y cada una, enfocadas a diferentes perfiles, son muy buenas, y la decisión del formato de consumo se me antoja lo suficientemente interesante como para dedicarle una reflexión extra.

El éxito de Juego de Tronos no estaba solo en un producto bien ejecutado que llegó en el momento adecuado, sino a que por la propia ideosincrasia de la obra y por cómo se consumía este tipo de contenido en su día, cada capítulo daba para que durante una semana la gente hablase con los suyos (en casa, en la oficina, en la calle) elucubrando qué tramas podían llegar o cómo terminaría tal situación.

El hecho de que HBO haya seguido apostando por ofrecer un solo capítulo cada semana y no seguir la estela de Netflix, que libera toda la temporada de golpe (al menos hasta ahora, que parece que se está pensando si hacerlo así con todas o no), juega a favor de crear esa magia que tuvo en su día Lost o Game of Thrones.

Y Apple parece interesada en conseguir lo mismo, jugando además con un formato híbrido que se me antoja muy adecuado:

  • Cuando se estrena una temporada, se liberan de golpe los tres primeros capítulos.
  • A partir de entonces cada capítulo vendrá a razón de uno por semana.

Algo que también le permite alargar el tiempo de suscripción del usuario (con tan poco catálogo falta le hace…), y reducir la presión social si es que en algún momento alguna serie de las que saca llega a volverse mainstream (lo dudo, y no por la calidad de su servicio sino por su exclusividad).

¿Pagamos por cantidad o calidad? Y peor aún ¿tiene esto importancia?

He aquí el quid de la cuestión.

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, sobre todo Netflix y en menor medida Amazon Prime Video han apostado desde el principio por cantidad sobre calidad. HBO por calidad.

¿Significa esto que en Netflix solo hay mierda? Claro que no. Entre toda la paja que sacan cada semana hay obras muy buenas. ¿Significa que HBO solo saca buenos productos? Pues no, pero para lo poco que saca al año el porcentaje de buenas obras es considerable.

Y Apple parece empeñada en seguir esa estela.

La duda que tengo, no obstante, es si hoy por hoy es la estrategia ganadora.

Apple tiene una ventaja que ni HBO, ni el gigante de Disney+, ni siquiera la todopoderosa Netflix, tiene: un parque de millones de dispositivos (iPhones, iPads y en menor medida Macbooks y Macs) que vendrán por defecto con TV instalado, con una tipología de usuario que ya está acostumbrado a pagar por todo (y que tiene la tarjeta de crédito ya asociada a la cuenta de Apple).

Bajo este prisma la capacidad que tiene la manzanita para, como ha hecho esta vez, ofrecer durante un año gratuito el servicio de TV+ a todos los que hemos comprado un nuevo dispositivo no tiene parangón en la industria.

De pronto millones de usuarios (muchos de nosotros quiero pensar que no estaríamos por la labor de pagar 5 euros al mes por el actual servicio) somos clientes de él por ser clientes de los nuevos dispositivos que Apple ha sacado al mercado.

Y esto unido a unas obras que si bien son muy limitadas cuentan con unos valores de producción altos, y con un servicio que si bien como vimos deja aún muchísimo que desear «me viene incluido por defecto en el dispositivo», puede marcar la diferencia.

Sin olvidarnos que hay ya por ahí rumores de una oferta convergente (EN= que aglutinaría TV+, Apple Music y Apple News+ bajo el mismo contrato.

No sé tanto para que en efecto TV+ sea una competencia per sé de Netflix (sé que en Netflix tengo entretenimiento cuando quiera, mientras que en TV+ a lo sumo iré los viernes a ver el nuevo capítulo de turno y listo), pero sí para aumentar un poco más ese jardín vallado que es el Santo Grial de la industria tecnológica.

Que un orgulloso poseedor de un iPhone o un iPad el día de mañana quizás tenga más reticencia a pasarse a Android si con ello ya no solo pierde todas las apps que ha PAGADO en la App Store, sino también acceso a todos esos servicios, de pago o no, que tiene incluidos en su cuenta con Apple.

Así que en esa estamos.

Por lo pronto yo este año tengo incluida la suscripción, y puedo decir que SEE, con el siempre afamado Jason Momoa, es una pedazo de serie que recomiendo encarecidamente que si puedes la veas.

Ver el trailer de See (EN)

Y en cuestión de semanas se estrena Servant, que a mi ya me ha ganado por la sencilla razón de que a los mandos tenemos al Shyamalan, uno de mis directores de cine favoritos (trilogía Unbreakable/Multiple/Glass, El Sexto Sentido, La Visita…), lo que asegura que vayamos a ver un espectáculo de intriga, terror y locura.

Ver el trailer de Servant (EN)

[email protected] quedas.

¿Recomiendo pagar 5 euros al mes por TV+?

No. Pero… ¿y pagar 5 euros por ver en un mes un par de series que te llaman la atención? ¿Y si ya lo tienes incluido al haber comprado recientemente un dispositivo de la manzana?

¿Pese a que TV+ como aplicación esté sin lugar a dudas a la cola de todas las que tenemos hoy en día (tiene delito que la app de HBO, que es mala de cojones, brille frente a la de Apple)?

Ya tienes tu respuesta :).

________

¿Quieres saber en todo momento qué estrenos de series y películas están por llegar?

He creado este calendario (ES), actualizado mensualmente, al que puedes suscribirte sin coste.

Y si el contenido que realizo te sirve en tu día a día, piensa si te merece la pena invitarme a lo que vale un café, aunque sea digitalmente.