El ogro ha muerto, larga vida a la nueva edad dorada del Peer-to-Peer

Aquellos que llevamos ya unos años en esto de la tecnología a veces pecamos de ser demasiado críticos con los movimientos del sector. Y es que al final te acabas dando cuenta que las tendencias son cíclicas, que cada disrupción debe pasar por unos puntos hasta dejar de ser el futuro y volverse el presente, y que la caída de un gigante solo aviva la llama para el nacimiento de otros.

TPBDown

Tal es el caso de The Pirate Bay, el buque insignia de la compartición de archivos entre pares, y que recibía hace apenas unos días un golpe aparentemente mortal en Suecia, con la redada policial que tumbaba su servicio (EN).

Lees eso el día que ocurre, y te viene a la mente lo de siempre. TPB siempre ha estado ahí, y lo han tumbado una y otra vez, para volver a aparecer en otro dominio, en otros servidores y con una arquitectura cada vez más líquida.

Es precisamente este hecho el que, pasados unos días, me hizo pararme a pensar. Si ya hace dos años los responsables de la web decidieron apostar por la nube, trabajando en varias capas y con copias precargadas en diferentes servidores alojados en distintos puntos del mundo, ¿por qué esta vez iba a ser diferente a todas?

¿De qué sirve realizar una redada a uno de sus múltiples servidores, si la plataforma podría seguir funcionando con el resto? Es más, en caso de que dieran con el balanceador de carga, tan solo sería necesario replicarlo en otro país y volver a apuntar a las direcciones oportunas. Si hay un servicio de internet preparado para sufrir las inclemencias de una persecución gubernamental, posiblemente ese sea TPB.

Y la razón tiene mucho más peso del esperado:

“Hemos tomado esta oportunidad para darnos un descanso, para analizar hasta cuándo debemos seguir en esto, ¿cuál es nuestro propósito? Queríamos ver cómo reaccionaría el público a nuestro cierre, aunque en realidad no nos sorprendió la redada, es parte de este juego.”

Son palabras de Mr 10100100000, uno de los administradores anónimos del sitio, y que apuntan a que quizás la conclusión más acertada para que el sino de The Pirate Bay siga vivo es, sencillamente, dejar morir el proyecto.

Dejarlo morir para permitir que donde antes había una gran página, ahora haya decenas de ellas (ES). Dejarlo morir para que la absurda persecución a los cabecillas/proveedores de dominio/proveedores de servicio detrás de un proyecto que recordemos NO tiene nada que ver con la piratería, se vuelva sencillamente inabarcable.

Ha sido caer TPB, y surgir al menos un par de docenas de webs semejantes. Webs más pequeñas, qué duda cabe, y algunas con fines directamente ilegales y peligrosos, que en todo caso acabarán cayendo. Pero ya no son The Pirate Bay (al menos no con ese nombre), son otras.

Con este supuesto descanso de TPB, se consigue borrar un nombre que causa miedo y recelo por igual en la industria del contenido. Ganan ellos (supuestamente), y todos felices.

El ogro ha muerto, ahora ya no habrá piratería. Podemos seguir viviendo en nuestro corroído estado de bienestar.

Y mientras, los que estamos al otro lado, los que comprendemos el inmenso potencial que tienen las redes P2P ya no solo para compartir archivos, sino como herramienta anticontrol, como arquitectura más sostenible, pese a los continuos ataques y a la desinformación mediática, tendremos una nueva época dorada.

Un nuevo alumbramiento, que vendrá asociado a nuevas innovaciones, y previsiblemente, a una mejora sustancial de la experiencia peer to peer.

Todos felices, ¿Qué más se puede pedir?

 

P.D.: Por cierto, que levante la mano quien esta situación no le recuerde al caos inicial después del cierre de Google Reader, y al batacazo que se van a meter los medios españoles después de perder ese 10-15% de tráfico (EN) y tener que recurrir a pagar AdWords para minimizar las pérdidas (querían que Google pagara por enlazarlos, y al final le van a pagarle a él por seguir trayéndole usuarios…).

Edit a día 31 de Enero del 2015: TPB vuelve (EN), pero el daño ya está hecho. Donde antes había una sola web, ahora tenemos dos grandes (TPB, OldPirateBay). Y entre medias, el aviso de un futuro clon desarrollado por parte de los hasta entonces moderadores de TPB.