reserva juegos switch

Te voy a poner en contexto:

Imagínate que hoy la compañía de turno presenta ese nuevo juego que llevas tanto tiempo esperando con uno de esos trailers con CGI flipantes, y estás [email protected] a pagar los por encima de 50 euros que seguramente tendrá el juego de precio de salida en la eShop, la Xbox Store, Steam/Epic Games Store o la PS Store.

Pues como es normal, te animas hacer la reserva o precompra, que en estas plataformas, básicamente, es pagar por adelantado (quizás con un pequeño descuento y/o algún añadido extra ingame) por algo que podrás jugar el día de lanzamiento.

Incluso además esa reserva te permite hacer la pre-descarga, que no es más que unos días antes tu consola se encargará de descargar el título para que en el momento del lanzamiento oficial tú ya lo tengas y puedas jugarlo directamente, sin esperar entonces a que se descargue, y sin comerte, de paso, las posibles ralentizaciones que sufran los servidores del marketplace.

Ojito con las reservas online de juegos (y de contenido digital en general)

Hasta aquí todo correcto, ¿verdad?

Estamos en febrero, y has pagado ya por un juego que saldrá a la venta oficialmente en abril… a no ser que se retrase. Cosa que no es para nada raro en la industria, por cierto.

Sin ir más lejos, estos días sabíamos que el Cyberpunk 2077 (ES) y el Final Fantasy VII Remake (ES) ya vienen con retraso… y crunch de varios meses para los sufridos desarrolladores del primero. Pero bueno, que esto da para otro artículo, así que vamos a seguir con el tema.

O ni siquiera eso. En estas semanas que faltan hasta que llegue al mercado ese título que tanto esperas, empiezan a mostrarse gameplays, o algún que otro analista (como un servidor) puede probar el título en la feria de turno y saca a relucir que lo mismo no es «tan pepino» como esperas. Lo que le ha pasado, por cierto, al Dragon Ball Z: Kakarot (ES).

Sin olvidarnos que el dinero no cae del cielo. Y que lo mismo si ya de por sí el presupuesto que tienes para el ocio es reducido, tener «bloqueado» tanto dinero en un contenido que no vas a poder disfrutar hasta dentro de varios meses ya no parece tan buen idea.

La cuestión es que tú has hecho una reserva de un juego online, y como afortunadamente vives en territorio europeo (lo lamento, pero en estos temas los que me leéis desde latinoamérica ya sabéis que estáis en desventaja), tienes todo el derecho del mundo a exigir la devolución. Perderás en efecto ese pequeño descuento y/o esa pre-descarga y/o ese contenido exclusivo, pero es que quizás ya ni querías el juego, o te puedes esperar a que lo rebajen, disfrutando mientras de algún otro.

Esto es así para todos (luego matizaré esto) menos para la eShop de Nintendo, que estos días ganaba un juicio en Alemania que dejaba claro que su decisión de no devolver el dinero tras cualquier compra (ya no solo una reserva, sino cualquier compra en la plataforma de la nipona) cumple la ley de consumo europea.

Tócate los malditos cojones.

¿Cómo es que Nintendo cumple con la ley europea si no permite la devolución de sus productos?

Pues porque como en tantas otras ocasiones, el diablo está en los detalles.

Según la nipona (EN), cuando reservas un juego en su eShop, obtienes al momento una especie de Pre-Juego, que es en sí mismo por lo que has pagado.

Un contenido que ya es tuyo, que ya lo tienes en tu consolita, aunque no puedas disfrutarlo hasta el día que salga el juego como tal.

Es decir, y cito palabras textuales (lo que va entre corchetes viene de mi sello) de Nintendo:

Al poder precargar el juego instantáneamente después de pre-ordenar, el «performance [por el que has pagado] ya ha comenzado» (que es lo que dice la ley [europea]) y el contrato de venta se cumple.

Como la ley está escrita como está escrita, realmente no hay ningún apartado donde diga que ese «performance» no se cumple hasta que el consumidor pueda disfrutar del bien adquirido. Simplemente tienes que haber podido cargarlo en el dispositivo para que se entienda, al menos si aplicamos textualmente la ley, que el contrato se ha concluido.

Tanto para Nintendo por hackear la ley. Un insulto al sentido común (y los derechos, qué diablos) de los usuarios.

Un ejemplo más de que comprar bienes digitales no es lo mismo que comprar bienes físicos

Soy muy pesado con esto, pero quiero volver a remarcarlo ya que nos afecta a TODOS.

Hoy en día cuando compramos un bien digital realmente estamos pagando por acceder a ese contenido, pero no por todo lo que históricamente hemos asociado con la idea de compra.

Un bien digital no tiene por qué poderse compartir con amigos ni familiares, ni tampoco poder revenderse. Y estará disponible mientras la plataforma que lo oferta nos lo permita, pudiendo en cualquier momento eliminarlo y que ya no solo no esté disponible para nuevos interesados, sino que incluso deje de estarlo para aquellos que ya hemos pagado por él.

Fíjate que ya no me meto en el tema de si contamina más el formato físico o el digital, aunque el tema es profundamente interesante y revelador.

Que ojo, puedo estar de acuerdo con ello siempre y cuando el precio de los bienes digitales sea claramente inferior al de los físicos. Pero es que en industrias como es la de los videojuegos de consola esto no siempre ocurre. Y Nintendo, de hecho, es un ejemplo de guión de cómo nos cobra exactamente lo mismo en físico y en digital pese a que en digital, y como se ve en este caso, ni de lejos tenemos los mismos derechos como consumidores.

Que esto vaya poco a poco cambiando depende, en buena medida, de la presión que hagamos los consumidores al respecto.

Soy de los que prefiere, como ya he dicho, un mundo digital con muchos más derechos que uno físico. Lo digital no ocupa sitio en casa, y para un servidor mientras menos cosas tenga por ahí criando polvo casi que mejor.

Ahora bien, tampoco estoy dispuesto a pagar lo mismo por esa conveniencia de acceso desde cualquier parte, máxime cuando soy consciente de que a cambio estoy perdiendo muchísimos de los derechos del consumidor tan instaurados en la economía tradicional: reventa, cancelación de reserva, compartición…

¿Cómo están el resto de plataformas de videojuegos en cuanto a reembolso de reservas?

En general ya te adelanto que bastante mejor.

PlayStation

En el market de Sony puedes cancelar una reserva previa desde este formulario (ES), aunque eso sí, bajo algunas condiciones:

  • El reembolso se podrá solicitar para contenidos reservados en PlayStation Store cuando la solicitud se realice antes de la fecha de lanzamiento o en un plazo de 14 días a partir del momento de la compra, siempre que no se haya empezado a descargar o reproducir el contenido.
  • En caso de haber pagado el contenido más de 14 días antes de la fecha de lanzamiento del producto principal: podrás cancelar en cualquier momento hasta la fecha de lanzamiento si no has comenzado a descargarte la parte principal del contenido de la reserva (incluida la precarga antes del lanzamiento).
  • En caso de haber pagado 14 días (o menos) antes de la fecha de lanzamiento del producto principal: podrás cancelar hasta 14 días después de realizar la reserva si no has comenzado a descargar la parte principal del contenido de la reserva (incluida la precarga antes del lanzamiento).
  • Nota: si todavía no has empezado a descargar el producto principal y la reserva incluía contenido adicional que ya estaba disponible antes del lanzamiento del producto principal, dejarás de tener acceso al contenido adicional si cancelas la reserva.
  • Importante: si has usado Bancontact (MisterCash), Giropay, Ideal, Paysafecard, Postepay, Sofort, Yandex, facturación por teléfono móvil ni cupones de fondos, el reembolso no será posible; se realizará un reembolso al monedero de tu cuenta de PlayStation.

Xbox

Microsoft ofrece básicamente lo mismo que Sony, aunque con menos trabas.

Puedes hacerlo desde account.microsoft.com/billing/orders (ES) hasta 10 días antes del lanzamiento del juego. Después de ese momento, se te facturará el importe correspondiente y para cancelar la reserva tendrás que solicitar un reembolso (ES).

Google Stadia

En este caso, todo se hace mediante la app del móvil.

Tendremos que ir a nuestro perfil, acceder a nuestro historial de transacciones y solicitar un reembolso. De nuevo, sujeto a condiciones, las cuáles son:

  • Si has jugado 2 horas o menos al juego.
  • El reembolso tiene que haberse solicitado en un plazo de 14 días naturales desde la adquisición del juego.
  • Google estudiará el caso y en un plazo de 24 horas se aprobará o denegará el reembolso.

Apple Store

La californiana también permite la devolución de los juegos comprados, cuyos pasos varían si estamos en iOS o MacOS (ES).

  •  En iPad, iPod e iPhone:
    • Abre la app Configuración. Toca tu nombre y, luego, toca iTunes y App Store.
    • Toca tu Apple ID y, luego, toca Ver Apple ID. Es posible que se te solicite iniciar sesión con tu Apple ID.
    • Toca Pedidos. Si no ves la opción Pedidos, no tienes pedidos anticipados.
    • En la pantalla Pedidos, puedes ver información sobre tus pedidos anticipados, incluidas las fechas de lanzamiento previstas. Para cancelar un pedido anticipado, toca el artículo y, luego, Cancelar. Cuando se te pregunte si estás seguro de que deseas cancelar, haz clic en Sí.
  •  En Mac
    • Abre la app que usaste para pedir el artículo por anticipado.
    • En la barra de menús ubicada en la parte superior de la pantalla de la computadora, selecciona Cuenta > Ver mi cuenta o selecciona Tienda > Ver mi cuenta.
    • En la página Información de la cuenta, desplázate hacia Configuración y haz clic en Administrar pedidos anticipados. Si no ves la opción Administrar pedidos anticipados, no tienes pedidos anticipados.
    • En la pantalla Administrar pedidos anticipados, puedes ver información sobre tus pedidos anticipados, incluidas las fechas de lanzamiento previstas. Para cancelar un pedido anticipado, haz clic en el botón Cancelar del artículo. Cuando se te pregunte si estás seguro de que deseas cancelar, haz clic en Sí.
    • En una PC, puedes ver o cancelar pedidos anticipados en iTunes para Windows. Desde la barra de menús en la parte superior de la ventana de iTunes, elige Cuenta > Ver mi cuenta.

Steam y Epic Games Store

Meto en el mismo grupo estas dos plataformas de PC porque la segunda ha copiado directamente a Valve con su política de devoluciones.

Valve (y también Epic) ofrece la devolución completa del juego siempre y cuando este no haya salido aún.

Y si ya está en el mercado, puedes pedirlo siempre y cuando no hayan pasado 14 días y tengas menos de dos horas jugadas a través de su página de ayuda (ES).


________

¿Quieres saber dónde conseguir juegos gratis periódicamente? Por aquí tienes un listado de servicios y eventos a marcar en tu calendario para no perderte ninguna de estas ofertas.

¿Quieres conocer cuáles son mis dispositivos de trabajo y juego preferidos? Revisa mi setup de escritorio (ES).

Y si te gustaría ver más de estos análisis por aquí. Si el contenido que realizo te sirve en tu día a día, piénsate si merece la pena invitarme a lo que vale un café, aunque sea digitalmente.

hazme patrono pabloyglesias