Europa de mis amores, qué difícil eres (sobre la neutralidad de la red)

Dos anuncios en el día de ayer, tan antagónicos como explicativos de una Europa que le da a cualquier frente: Por un lado, el Parlamento Europeo aprueba la idea de separar los servicios de búsqueda del negocio (ES). Por otro, Italia, que es actual presidencia europea, anda en negociaciones con operadoras para ofrecer internet a dos velocidades (ES).

europa

Todo muy en la misma línea, como puede ver (ironía off). Luego me preguntarán que por qué me gusta este continente… En fin, ¡al lío!

El Parlamento Europeo propone las búsquedas como una commodity

Lo comentábamos a principios de semana como algo que estaba en la mesa, y parece que va para adelante.

Primero de todo decir que esto es un paso más. El órgano regulador es la Comisión Europea, que si bien suele apoyar las medidas del Parlamento, es externo y tiene voz propia. Lo que está bastante claro es que ello conllevará la apertura de un nuevo expediente, en el que figurará Google, claro está, pero también Bing (Microsoft), Yahoo y compañía.

¿Cuál es el objetivo de tal decisión? Favorecer, una vez más, la neutralidad de la red, tanto a nivel físico (acceso a la misma, cobertura, ruptura de barreras) como a nivel digital (neutralidad del enlace, mismas oportunidades para todos). Un fin muy loable, y difícilmente discutible. O intentar lucrarse a costa de estos gigantes de internet, que esa es otra…

El discurso gira entonces sobre la forma de llegar al mismo, y el efecto de mariposa que puede vivir todo el sector.

Google empresa ofrece un servicio llamado Google, que no es más que un buscador que (supuestamente) ofrece los enlaces más oportunos basándose en un algoritmo (supuestamente) objetivo. Y meto los paréntesis porque aquí están las matizaciones.

Google lo que ofrece a día de hoy es un servicio llamado Google, que no es más que un buscador que ofrece los enlaces que a Google como empresa le parecen más oportunos, basándose en un algoritmo creado por ellos. Esto, extrapólelo al resto de buscadores, que salvando las distancias, funcionan prácticamente igual.

¿Qué es lo que Europa pide? Que Google buscador sea externo a Google empresa. Es decir, Google buscador pasaría a ser una commodity de internet. Un producto creado por el bien común, sin fines económicos, que velaría por la neutralidad de la red y por tanto, sería agnóstico a posibles favoritismos que se saltan su algoritmo (como pasa con el resto de servicios de Google, casualmente siempre en primeras posiciones).

Ahora bien, es en el cómo llevarlo a cabo donde no acabo de encontrarle su aquel. Primero partiendo de que el propio algoritmo fue creado por Google empresa según sus propios intereses. Esto no es necesariamente malo, ojo, sino que si queremos llevar la neutralidad de la red hasta el límite, lo que hemos vivido con los buscadores no es más que una mercantilización de las webs, que ahora tienen que cumplir mil y una normativas para aparecer bien posicionadas (orgánicamente se entiende) entre sus páginas. Descontando el hecho de que una penalización te la puedes comer por cualquier cosa, y difícilmente te salvas de la quema, puesto que como es de esperar, el proceso no es para nada democrático (yo tengo un servicio y hago con él lo que me da la gana).

Internet no hubiera sido lo que es si no fuera por la aparición y evolución de los buscadores. Y estos no hubieran evolucionado si no hubiera un negocio muy lucrativo detrás de ellos.

¿Cómo sustentamos un Google (o un Bing o un Yahoo) buscador sin una Google (o Microsoft o Yahoo) empresa? Es más ¿Qué hay del resto de buscadores temáticos, como el de Wolfram Alpha? ¿Y de los markets de aplicaciones? O incluso poniéndonos tiquismiquis ¿En qué vacío legal queda el buscador de Amazon, que a fin de cuentas es un buscador de productos en diferentes tiendas? ¿O el Graph Search de Facebook? Porque sí, al menos en estos casos hablamos de un buscador interno (las búsquedas se realizan en su propia plataforma), pero si la neutralidad de la red debe anteponerse a cualquier interés mercantil ¿No debería proteger la identidad personal y social del usuario, y por tanto, considerar commodity el perfil en redes sociales o los negocios del cliente en cualquier plataforma?

Y todo esto bajo el paraguas de una Italia que parece estar negociando a espaldas europeas (aunque sea presidente, que manda…) el romper la neutralidad de la red con las operadoras del país, y ese esperpento del derecho al olvido, que está siendo utilizado para lo que era de esperar (políticos y criminales ocultando sus fechorías de internet (ES)).

Todo muy Europeo, oiga. Quien te ha visto, y quién te ve

 

P.D.: Sí, me he saltado como quien no quiere la cosa el post de Seguridad en 2 Minutos que tenía programado para hoy, pero creo que la situación así lo exige :).